Proyectan pasarelas peatonales junto a puentes del centro de Chillán

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2016-11-14

Poco inclusivos y riesgosos para los transeúntes que a diario los usan son los accesos peatonales de tres céntricos puentes de Chillán que cruzan el estero Las Toscas.
Entre 45 y 80 centímetros de ancho tienen las veredas de los viaductos habilitados de las calles 5 de Abril, Arauco y 18 de Septiembre, lejos de los estándares modernos y de otras estructuras dentro de las cuatro avenidas.

Las dos vías peatonales correspondientes al viaducto de la calle Purén (inaugurado en junio del año 2014) tiene 1,50 metros cada una, mientras que la de Isabel Riquelme (puesto a servicio en junio pasado) exhibe generosos 2,50 metros de ancho. 

Si bien el de Sargento Aldea es una infraestructura igualmente antigua, los 1,20 metros son suficientes para que las personas caminen cómodamente por ella.
riesgos

“Es súper peligroso caminar por acá, porque solo tiene espacio para una persona; siempre te tienes que enfrentar con la personas que vienen de frente y alguien debe bajar a la pista y exponerse a los riesgos de la calle por los vehículos que transitan”, comenta Luis Lizama, quien frecuentemente transita por el puente de 5 de Abril, que solo cuenta con escasos 45 centímetros de ancho como espacio exclusivo para peatones.

La estructura urbana, que es una de las más transitadas de las que existen dentro de las cuatro avenidas, no solamente obliga a las personas a tomar la calzada como parte de la vereda, sino que se dan casos en que gente con capacidades diferentes que usan silla de ruedas opten por la calle.

“Hace muchos años deberían haber arreglado estas veredas. No sé si ha pasado algún accidente o no, pero lo importantes es que hagan algo para evitar desgracias”, sostuvo Miguel Ángel Astudillo.

Fernanda Mardones, quien siempre usa la vereda de 80 centímetros de la calle Arauco y 18 de Septiembre como trayecto hacia el centro de Chillán, lamenta lo poco segura que son y advierte sobre la necesidad de mejorarlas.

“Cuando uno va caminando por la pista, los vehículos pasan a toda velocidad, así que sería una buena alternativa arreglarlas”, comentó la joven.

Propuesta
El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, admitió la deficiencia que existe en los viaductos de los tres puentes,  por lo que aseguró que se está estudiando la habilitación de pasarelas peatonales especiales junto a los tres viaductos conflictivos.

“Es una situación bien compleja la de estos puentes, que lamentablemente no tienen el paso para peatones adecuado; entonces estamos viendo la factibilidad de hacer pasos de estructura metálica”, indicó.

El jefe comunal aclaró que cuando se construyeron estas tres estructuras, no solo se cometió el error de no considerar el espacio suficiente para el flujo de personas, sino que se diseñó la antigua obra con otros detalles singulares.

“Si tú analizas los puentes, estos se angostan y la veredas ocupan parte de la calzada de lo que debe ser el ancho total de la calle; el espacio para los vehículos es el correcto, lo que hay que agregar es el acceso para las personas. Particularmente el de 5 de Abril es brutal y extremadamente peligroso”, explicó Zarzar.

Aunque no entregó plazos, la máxima autoridad chillaneja aseguró que su administración deberá trabajar el próximo año para mejorar los estructuras de 5 de Abril, Arauco y 18 de Septiembre.

Comentarios