Confusión con la farmacia popular: de seis locales se vuelve a uno

Por: Edgar Brizuela Fotografía: AGENCIA UNO 09:35 PM 2016-03-15

Mientras otras comunas del país comienzan a abrir las farmacias municipales, populares o el nombre que cada una elija, en el caso regional el de San Pedro de la Paz, en Chillán, que comenzó a la par con varias comunas, no existe claridad respecto de cuando puede abrir sus puertas un centro de ese tipo.


Exceso de celo, apego excesivo a la legalidad o a las cambiantes normas de la Contraloría han llevado a que el proyecto, que ya debía ser una realidad, se encuentre trabado en el trabajo de los expertos en las leyes, mientras la población potencialmente beneficiada ve como a lo lejos otras comunas ya acceden a medicamentos costosos a bajo precio.


El tema fue analizado el lunes pasado en sesión de Concejo Municipal, cuando el edil comunista Víctor Sepúlveda Barra consultó sobre el estado de la iniciativa, “que tarda más de lo esperado en prosperar”, comentó.


El alcalde Sergio Zarzar manifestó a modo de respuesta que la semana pasada el contralor municipal, Wenceslao Vásquez, y la jefa de Salud, Ximena Meyer, fueron a Santiago con el fin de analizar nuevos pronunciamientos de Contraloría y normas que rigen a las farmacias.


Tras ello queda en duda la posibilidad que en la ciudad sean creadas seis farmacias populares, como había asegurado el municipio chillanejo luego de que los abogados hubieran interpretado en ese sentido un dictamen de Contraloría.


No obstante nuevos antecedentes del municipio recabados en Santiago son los que estarían por echar tierra la existencia de las seis farmacias populares en igual cantidad de Cesfam, hecho que pudo ser inédito en el país.


El alcalde Sergio Zarzar no quiso pronunciarse respecto del tema hasta no tener un informe completo sobre lo conversado por sus funcionarios en Santiago con personal del Ministerio de Salud, pero la impresión que dejaron sus palabras es que se vuelve el plan original y habría una farmacia en la ciudad.


No obstante la reacción de los ediles no fue la mejor, por cuanto se dilata un tema que ya había sido ampliamente debatido y que incluso cuenta con recursos por más de 50 millones de pesos asegurados en el presupuesto de este año.


“Se enredó en cuestiones legales”
El concejal radical Juan López Cruz manifestó que “si la municipalidad hubiera seguido el camino que definimos a fines del año pasado ya tendríamos una farmacia popular y los vecinos tendrían alivio a sus dolencias”.


Pero manifestó que la municipalidad chillaneja “se enredó en cuestiones legales, en dictámenes de Contraloría y otras situaciones que pasaron por alto otras comunas más proactivas”.


Jorge Vaccaro, de RN, agregó que efectivamente Contraloría “aparentemente no tiene claridad respecto del funcionamiento de las farmacias, pero a pesar de ello la municipalidad asumió un compromiso con la gente y debió haber abierto la farmacia”.


El empresario agregó que a pesar de los recovecos legales que han detenido el proyecto a nivel local, aseguró que “es cosa de días para que el tema sea superado y el municipio dé a conocer la apertura de su farmacia popular”.


Por su parte el concejal comunista Víctor Sepúlveda agregó que la corporación edilicia debería haber seguido el camino inicial y abrir la farmacia en las condiciones aprobadas el año pasado, y si posteriormente surgían divergencias normativas haber realizado modificaciones correspondientes.


Lo que es claro, precisó, es que la Contraloría ya aprobó las farmacias populares y respecto de ello no hay cambio alguno. “Esa es la única certeza que requiere el municipio, las platas están y el resto es capacidad de gestión” agregó.


Cambios en el camino
El proyecto original planteaba la habilitación de un espacio, ubicado en la Dirección de Desarrollo Comunitario o arrendando un céntrico local comercial, y la contratación de un químico farmacéutico. Tras ello surgió la idea de instalar seis farmacias, en igual número de centros de salud familiar de la ciudad, las que iban a ser abiertas a toda la comunidad.


Lo único que al parecer está claro es lo que dice relación con las exigencias a los usuarios que deberá tener el nuevo espacio.


La idea que defiende el gobierno comunal es que el acceso a las farmacias populares sea de manera universal y sin exclusión de algún tipo.


El único requisito que está dispuesto a exigir la casa consistorial es que las personas que busquen medicamentos a bajo costo acrediten domicilio en la comuna.

 

Comentarios