A cuidarlo

Por: Rodrigo Oses 2016-11-14
Rodrigo Oses

La familia del fútbol amateur de Chillán vivió el sábado un momento histórico.

El hito más relevante en su historia de 108 años marcados por la pobreza franciscana en materia de infraestructura deportiva.

La inauguración del empastado sintético de ANFA Chillán del Complejo Río Viejo, que además cuenta con tribunas dotadas de butacas, cierre perimetral, camarines e iluminación, constituye un tremendo avance que le dará dignidad a los futbolistas aficionados.

Por años tuvieron que jugar en barrosas y polvorientas canchas y vestirse detrás de un árbol o un auto, aunque la lluvia se dejará sentir.

El anuncio del alcalde Sergio Zarzar, gran gestor de esta inversión millonaria que superó los 400 millones de pesos, propone la instalación de una techumbre en las tribunas y de iluminación LED para iluminar todo el commplejo deportivo.

Sin embago, el mayor desafío de la familia del fútbol amateur es cuidar y mantener el primer estadio con empastado sintético en la historia del fútbol local.

Fuentes del municipio aseguran que si en pleno verano la carpeta de pasto sintético no se riega todos los días, “simplemente se muere”.

Por eso el directorio de ANFA que preside Hugo Figueroa tiene por delante un tremendo desafío que no es otro que mantener el estadio histórico del fútbol amateur planificando y programando su sistema de uso y cuiadados.

Históricamente, los recintos que se construyeron para el amateur terminaron destrozados: Ejemplos hay varios: Los complejos de la Población Los Volcanes, Vicente Pérez y Rosita O’Higgins carecieron de una certera administración y terminó en mano de vándalos.

Y si bien los dos últimos fueron escogidos para recuperarlos y serán refaccionados con la instalación de pasto sintético, la ANFA no ha dado buenas señales a la hora de mantener recintos deportivos.

Esperemos que ante tamaña inversión del municipio, que proyecta iluminar el complejo y arbolizarlo, la ANFA ahora tome la posta con seriedad y compromiso y sepa mantener la casa tal como se la entregaron.

Comentarios