Comunas se preparan para mitigar impacto ambiental del turismo estival

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 03:35 PM 2016-11-13

Una de las mejores épocas del año para algunas comunas de Ñuble, en cuanto a ingresos económicos, es la época estival.

El alto flujo de turistas de la provincia que suele salir en busca de escenarios poco convencionales para pasar sus días libres, mayormente elige espacios naturales reconocidos por su riqueza en flora y fauna.

A nivel local, Cobquecura, San Fabián de Alico y Pinto son algunas de las comunas que más visitantes reciben entre fines de diciembre y marzo, situación que les genera importantes beneficios monetarios gracias a la alta ocupación de los locales de estadía y hospedaje, así como por el consumo de diversos productos y servicios propios de esas zonas.

Si bien la presencia masiva de turistas provoca un virtuoso dinamismo económico que ayuda al desarrollo de estas comunas, la poca conciencia ambiental de algunos visitantes constantemente pone en riesgo la conservación de los bellos parajes ñublensinos.

Bolsas plásticas, desechos orgánicos que tienen como origen largas jornadas de almuerzo en familia, botellas de vidrio y latas de bebidas regadas por diferentes sectores de interés público, es el triste y patético espectáculo que suelen ocasionar algunos mal llamados “amantes de la naturaleza”.

Uno de los casos más conocidos del gran impacto negativo es lo ocurrido a la laguna La Plata, en la comuna de San Fabián de Alico.

A consecuencia de la grave contaminación sufrida, el dueño de la propiedad en donde está enclavada la fuente de agua decidió restringir su acceso el año 2014.

El hecho más reciente se produjo con la laguna Huemul, en Pinto, a inicios del 2015, y pese que se ejecutó una gran campaña de limpieza y se establecieron prohibiciones para acampar o hacer fuego, la gente que la visita hace caso omiso a esas medidas, según denunciaron a LA DISCUSIÓN a mediados de esta semana la corporación de ayuda Socorro Andino de Las Trancas e integrantes del Club Andino Nevados de Chillán, quienes constantemente tienen miembros recorriendo diferentes ecosistemas ñublensinos.

Con el objetivo de evitar que se reproduzcan estas escenas en el próximo verano, los alcaldes electos de Cobquecura, San Fabián de Alico y Pinto, comentaron a LA DISCUSIÓN cómo harán frente a la numerosa llegada de foráneos sin que esto signifique un daño ecológico a sus comunas.

Convenio e infraestructura en Cobquecura
“Vamos a retomar un convenio que teníamos con Codeff (Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora) para educar a la gente y proteger a través de unos proyectos, la condición de Santuario de la Naturaleza que es La Lobería”, es lo primero que se anima a prometer el electo jefe comunal de Cobquecura, Julio Fuentes.

Pese a admitir que la administración que heredará tendrá un déficit económico que le impedirá ejecutar algunas iniciativas, como la de ampliar el número de papeleros o puntos de recolección de residuos en zonas turísticas clave, Julio Fuentes planea conseguir financiamiento externo para mejorar la infraestructura de aseo.

“Lamentablemente, el municipio que voy a recibir tiene deudas, lo que no permitirá aumentar el actual mobiliario; sin embargo, trataremos de postular proyectos a la Subdere (Subsecretaría de Desarrollo Regional) para dotar de material en algunos puntos más complicados como en la caleta Rinconada, en donde queremos instalar contenedores compactos para poder garantizar espacios adecuados para la acumulación de la basura que generan los visitantes”, afirma el futuro alcalde y añade que también se evaluará el cambio de horario diurno por nocturno de recolección de la basura, con el objetivo de presentar una cara más amable de la ciudad.

Restricciones con norma local en San Fabián
El compromiso del que a partir de diciembre será la máxima autoridad de San Fabián de Alico, Claudio Almuna, es restringir las actividades de las personas que llegan a los lugares turísticos de su comuna.

Mediante la aplicación de un documento ambiental, el futuro jefe municipal pretende limitar la pezca, caza y ascenso a la cordillera en determinadas épocas y áreas geográficas, con la finalidad de tener mejor posibilidad de fiscalización.

“Sabiendo el impacto negativo que también genera la presencia masiva de visitantes, vamos a generar una ordenanza que nos permita trabajar a nivel turístico con ciertas restricciones; la idea es proteger el medio ambiente evitando que los que llegan a San Fabián hagan mal uso de los recursos o se establezcan en zonas silvestres donde no deberían hacerlo”, señala.

Claudio Almuna aclara que una de sus principales tareas al asumir la alcaldía será poner en vigencia la normativa ambiental de su comuna y estimó que el verano próximo ya deberá estar cumpliéndose.

Educación
Con la organización de mesas de diálogo ciudadano en la que participen turistas, vecinos y actores medioambientales, el vigente y próximo alcalde de Pinto, Manuel Guzmán, apuesta por crear conciencia.

La autoridad pinteña comenta que los espacios de interés de la comuna cuentan con el mobiliario de aseo adecuado y apunta que la basura y residuos que se generan en ellos solo responden a una falta de educación ambiental.

“Con la infraestructura que tenemos creo que estamos bien; acá el problema es más bien que el turista está mal acostumbrado y no respeta los espacios naturales. Es por eso que estamos preparando material didáctico como dípticos informativos y propagandas radiales. También se organizarán talleres de conversación en donde se convocará a visitantes y pinteños, con la finalidad de que se entienda que se debe proteger el medio ambiente de la comuna; será difícil lograr que se cambien estos hábitos, pero lo intentaremos”, sostuvo Manuel Guzmán.

Comentarios