“Es preocupante que la artesanía de Quinchamalí se esté perdiendo”

Por: La Discusión Fotografía: Erwin Brevis 11:00 PM 2016-11-12

“Estoy muy contenta. Cuando supe gritaba de la alegría, porque uno los reconocimientos los quiere en vida. Mi madre fue una gran artesana y nunca fue reconocida y después que murió vinieron los reconocimientos, entonces yo siempre decía, los reconocimientos se hacen en vida para que uno los pueda disfrutar”, expresó Victorina Gallegos.

Su felicidad se debe a que Victorina recibió esta semana el Premio Maestra Artesana 2016, reconocimiento a su trayectoria y a la destreza con que realiza el proceso de producción de sus creaciones en greda negra.

El reconocimiento es otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) a través de su área de Artesanía, y busca poner en valor el trabajo de los artesanos y artesanas en su dimensión cultural y patrimonial, con la finalidad de proyectarlo a las nuevas generaciones.

Victorina Gallegos, quien también es usuaria Indap, proviene de una familia de mujeres artesanas y aprendió el oficio de su bisabuela, de su abuela y de su madre, quien “fue la mejor profesora que pude tener”, sostuvo.  A muy temprana edad perdió a su padre y debió ayudar a su mamá en la crianza de sus seis hermanos y también comenzó a ganarse la vida como alfarera. A los 12 años vendió su primera creación y con ese dinero se compró un par de zapatos. Eso la motivó a continuar en el oficio.

Con 67 años, esta artesana lucha para que su arte no desaparezca y se mantenga para las nuevas generaciones. “Es preocupante que la artesanía de Quinchamalí se esté perdiendo, yo quiero que esto continúe, que cuando yo me vaya quede un legado, porque estamos quedando muy pocos artesanos y estoy sumamente preocupada por este asunto. No tenemos ya a quien enseñarle en Quinchamalí, porque la gente se ha ido, entonces hay que ver cómo motivar a niños y jóvenes de los alrededores y enseñarles este oficio, que también sirve para vivir.”, reflexionó Victorina.

En tanto Josefina Berliner, directora ejecutiva de Fundación Artesanías de Chile, entidad que tiene dentro de su catálogo de productos las artesanías de Victorina Gallegos, destacó el valor del premio,  que contribuye a preservar y mantener estos oficios tradicionales que forman parte de la cultura del país.

Premiación

El premio fue entregado en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca, en el marco de la celebración del Día del Artesano 2016. La ceremonia fue encabezada por la subdirectora nacional del CNCA, Ana Tironi, y el intendente del Maule, Pablo Meza.

Tironi comentó: “nos encontramos hoy reconociendo no solo obras de excelencia, sino a personas; artesanas que por su trabajo han logrado una gran trayectoria, y que merecen este premio, sobre todo por su increíble generosidad en la transferencia de sus conocimientos a las nuevas generaciones. Necesitamos a estos artesanos en nuestra educación”.

El galardón reconoce, registra y transmite el trabajo de maestros artesanos de excelencia, que por su vida, valor cultural y trayectoria, constituyen parte fundamental de la identidad y patrimonio cultural del país.

La directora regional del Consejo de la Cultura, Marcia Orellana, destacó el nuevo reconocimiento que recibe la representante de la Provincia del Ñuble. “Cuando se reconoce el trabajo de la señora Victorina, está marcando un precedente muy importante para el desarrollo de la artesanía del país. Se trata de poner en  valor la calidad  del trabajo que realiza, el diseño, la técnica y la belleza de su obra fue lo primero que reconocimos por medio del Sello de Excelencia el 2011.  Pero no solo es eso,  el  trabajo  de esta alfarera se funde con la centenaria tradición de Quinchamalí. Está presente en museos de todo el mundo. Neruda, Violeta Parra y Nicanor las han elegido para mostrar lo más propio  de nuestro Chile.  El valor y aporte de de esta tradición fue reconocido por medio del Tesoro Humano Vivo el  año 2014, otorgada a las socias de la Unión de Artesanas de Quinchamalí”, precisó.

 

Comentarios