Chillán, Yungay y Coelemu, los mayores ingresos per cápita de Ñuble

Por: Roberto Fernández Fotografía: Víctor Orellana 10:50 PM 2016-11-12

Las comunas de Chillán, Yungay, Coelemu, Chillán Viejo y Quillón son las que exhiben los ingresos per cápita del hogar promedio más altos de la Provincia de Ñuble, según reveló el estudio “Elecciones, gestión municipal e ingreso per cápita”, desarrollado por el centro de estudios Cerregional, a partir de los resultados de la Encuesta Casen 2015.

“El ingreso per cápita es una de las dimensiones para medir el nivel de pobreza de los hogares (la línea de pobreza es $109.084). Las zonas como Ñuble, con ingresos más cercanos a la línea de pobreza, presentan mayor nivel de riesgo frente a eventos desfavorables de la economía, pero por lo mismo, también están mejor preparados para ‘sobrevivir’ frente a escenarios con mayor restricción”, explicó Renato Segura, director del Cerregional.

Según la Casen 2015, la Provincia de Ñuble registró un ingreso per cápita del hogar promedio de $217.946 (en pesos de noviembre de 2015), una cifra menor al promedio de la Región del Bío Bío ($245.429), y bastante alejada del promedio nacional ($358.158).

El ingreso del hogar tiene dos componentes: el autónomo, que generan los integrantes del hogar a través del trabajo; y el que reciben vía transferencias por la política social del gobierno. En ese sentido, Segura manifestó que “mientras más bajo sea el ingreso del hogar, las transferencias del Estado generan un mayor nivel de distorsión y dependencia social de la intervención del Gobierno”. 

Es por ello que, en opinión del profesional, “la inversión y el mercado laboral apuntan a mejorar el ingreso autónomo, es decir, a contribuir a entregar las herramientas para que sean los integrantes del hogar los que generen la mayor proporción del ingreso y, como consecuencia, se logre el aumento sostenido de éste”.

Análisis por comuna

En el análisis por comuna, destaca lo que ocurrió con Chillán, cuyo ingreso per cápita en 2015, que ascendió a $317.593 (el más alto de Ñuble), creció un 33,7% en comparación con 2013.

En tanto, Yungay, con un ingreso per cápita de $282.283 en 2015, se ubicó en el segundo lugar y mostró un crecimiento de 10,6% respecto de 2013.

Llama la atención el crecimiento de 27% que mostró el ingreso per cápita en Coelemu, al alcanzar los $280.608, con lo que avanzó desde el séptimo al tercer puesto.

Chillán Viejo, en tanto, retrocedió un puesto pese a que el ingreso aumentó 9,9% en dos años, alcanzando $278.297.

Y Quillón dio un salto importante desde el puesto 15 al quinto, gracias al crecimiento de 52,1% del ingreso per cápita, que llegó a los $270.414.

En resumen, sólo 8 de las 21 comunas registraron un ingreso per cápita superior al promedio provincial, apenas seis superaron el promedio regional y ninguna se ubicó sobre el promedio nacional.

Entre las comunas con menores ingresos se encuentran: San Carlos ($194.496), Ninhue ($191.792), Ñiquén ($182.684), San Ignacio ($181.872) y Portezuelo ($169.796). De éstas, solo San Carlos y San Ignacio mostraron una disminución en el ingreso en comparación con 2013, de 12% y 6,8%, respectivamente, lo que a San Carlos le significó caer desde el sexto puesto al número 17, mientras que San Ignacio descendió desde el 11 al 20.

En cuanto a la magnitud del crecimiento de los ingresos, solo cuatro comunas registraron un aumento mayor al 30% en comparación con 2013: Chillán (33,7%), Quillón (52,1%), San Nicolás (31,3%) y Trehuaco (30,9%).

En el otro extremo, cinco comunas anotaron una disminución en el ingreso per cápita: San Fabián (-4,8%), Quirihue (-5,6%), Coihueco (-1,5%), San Carlos (-12%) y San Ignacio (-6,8%).

“Las comunas que han mostrado el mayor crecimiento de los ingresos son aquellas cuyas actividades económicas principales están relacionadas con la agroindustria, la ganadería, el turismo y los servicios. Mientras que las de menor crecimiento están relacionadas con la actividad forestal”, comentó Segura.

Aunque se debe hacer la salvedad que en los casos de Trehuaco y otras comunas con un aumento importante, el rol del Estado también ha sido clave, a través de las transferencias, que son gestionadas por los respectivos muncipios.

Asimismo, el investigador concluyó que “las comunas más pequeñas, coherente con los sistemas económicos emergentes, muestran un mayor nivel de crecimiento en los ingresos per cápita del hogar” y planteó que “profundizar esta evidencia podría dar paso a una política regional de fortalecimiento en las capacidades de las comunas más pequeñas, bajando la presión sobre el fenómeno migratorio a las capitales regionales”.

Gestión municipal

Al cruzar estos datos con la evaluación que los ciudadanos hacen de sus autoridades municipales, el estudio concluye que “no se observa un patrón de comportamiento en la evaluación que realiza la comunidad de la gestión comunal con el cambio favorable en el ingreso de los hogares”. En efecto, mientras en Chillán, Quillón y Trehuaco los electores optaron por la continuidad de sus alcaldes, en Coelemu y Bulnes los jefes comunales perdieron la elección.

En el estudio también se cruzaron los datos con la calidad de la gestión municipal, para lo cual se usó el resultado de los indicadores que se utilizan como criterio para distribuir el Fondo de Incentivo al Mejoramiento de la Gestión Municipal.

De esta forma, el estudio concluyó que “los municipios mejor evaluados en gestión muestran una mayor estabilidad de sus autoridades. Sin embargo, en materia del ingreso, los municipios con menor evaluación en su gestión, muestran un mayor nivel de crecimiento de los ingresos. Esto es una señal de que el esfuerzo para mejorar la gestión municipal no siempre reditúa en un mayor desarrollo de la comunidad”.

Al respecto, Renato Segura sostuvo que “éste es uno de los puntos de mayor relevancia que muestran las cifras: el divorcio entre la gestión municipal y la actividad económica local. Esto es fruto de la cultura centralista de las sociedades locales en las que la actividad económica se resuelve esperando las directrices y apoyos del gobierno central (tipo lista de espera)”. 

Según el investigador, “existen muchas expectativas de que el tener gobernadores regionales elegidos les permita a dichas autoridades empoderar de mejor forma a los alcaldes con el desarrollo económico social y económico del territorio. Mientras ello no ocurra, seguiremos evaluando al jefe comunal como un buen o mal vecino y no como el primer eslabón de la generación de actividad económica en la comuna”.

Mayor empleo

Frente a las cifras que evidencian una posición de rezago de las comunas de Ñuble respecto del resto del país, el investigador planteó que “en la medida que vayamos creando una sociedad de oportunidades y una menor dependencia de los hogares de las transferencias asociadas a la política social, los ingresos de los hogares de Ñuble tenderán a superar el promedio nacional”.

Para ello, Segura sostuvo que “es necesario disminuir la dependencia del ingreso del jefe del hogar. Si existe un mayor involucramiento de los integrantes del hogar en generar ingresos, existe un aumento del nivel de ingresos y un mejor nivel de preparación cuando el jefe del hogar pierde su empleo por razones coyunturales. En este sentido, el Gobierno debiera entregar las herramientas necesarias para incentivar a los integrantes del hogar, que puedan y estén en condiciones, a aportar con ingresos extra a los habituales del jefe de hogar”.

Consultado respecto de la oportunidad que podría representar la creación de la Región de Ñuble para abordar este problema, el director del Cerregional fue enfático en sostener que así debe ser: “sin duda, y dejo en ello toda mi convicción y experiencia profesional. Cuando los países delegan poder en agentes locales, con una adecuada e inteligente coordinación general, se observan cambios notables en la calidad de vida de la población. Mientras mayor sea el tamaño de la organización administrativa, mayor es el grado de desconocimiento de las prioridades de los hogares, donde la política pública se concentra en los promedios. En cambio, la nueva Región de Ñuble permitirá que el gobernador electo, proveniente de la comunidad, estará en mejor condición de afinar la puntería para asignar recursos focalizados en aumentar los ingresos del hogar. ‘Doña Juanita’ tiene talentos naturales que podrían ser perfectamente aprovechados para complementar o generar más ingresos que su marido”, puntualizó.

Comentarios