Se activan controles por norovirus en frambuesas de Ñuble

Por: José Luis Montes Fotografía: JLMV 10:40 PM 2016-11-12

Dos detecciones de norovirus en frambuesas de la zona de Ñuble, están rigidizando las normas de Buenas Prácticas Agrícolas, como se pudo comprobar a inicios de semana en el taller de BPA, realizado por el SAG a más de un centenar de productores de Coihueco. 

Dos exportadoras diferentes, en los últimos dos años, han recibido notificaciones internacionales por norovirus en plantas de la zona, lo que pone de relevancia las normativas de procedimientos en todo el proceso de los berries, en este caso frambuesas , desde el huerto al destino final.

Las frambuesas y otros berries son altamente sensibles a los procedimientos de seguridad alimentaria, ya que se consumen sin lavar, directamente de los potes que las contienen en los supermercados del exterior.

El noroovirus o virus del tipo Norwalk es responsable del 50% de los brotes de gastroenteritis por intoxicación alimentaria en EE. UU. Se trata de un patógeno de origen fecal que se transmite a través de alimentos contaminados o por contacto entre las personas.

“La infección por norovirus se caracteriza por náuseas, vómitos, diarrea líquida y dolor abdominal. En general, los pacientes afectados se encuentran débiles y presentan dolores musculares, dolor de cabeza y fiebre leve. La enfermedad tiene un curso benigno, las infecciones graves son raras. Aunque sufrir de una infección por norovirus es sumamente incómodo, generalmente no es peligroso y la mayoría de quienes contraen la enfermedad se recuperan en dos o tres días. El norovirus se inactiva con temperaturas elevadas o mediante desinfectantes a base de cloro. El virus es resistente a los alcoholes y detergentes”, señala el portal Wikipedia.

Mayores exigencias

En tanto, la FDA -Food and Drug Administration, de EE.UU. - ha dado a conocer  a las empresas exportadoras que rigidizará sus exigencias en cuanto al uso de agua en frutales. José Domínguez, de Alifrut, señaló en la reunión de Coihueco, que se aumentarán notoriamente los exámenes de agua y que deben adecuarse a la norma ISAO 17.025.

Hasta ahora, los productores deben hacer un examen al año en fuentes cerradas de agua -pozos cerrados- deberán aumentar la exigencia a 4 y de 4 que se hacían en fuentes abiertas a 20. Incluso, se prevé un problema, ya que en Chillán no existen entidades que ofrezcan un servicio quecumpla con la acreditación para hacer estos exámenes de agua. 

Si bien el norovirus no es algo nuevo, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha recibido dos notificaciones de EE.UU. por la detección de casos en el año 2015 y 2016, lo que puede traer problemas de competitividad a Chile e incluso, perder mercado.

Las medidas de higiene en los huertos de berries se hacen cada día más crecientes y a las exigencias de lavamanos, baños, se rigen por protocolos. Estasituación ha sido bien asumida por los productores, a pesar que muchos de los huertos están en manos de la pequeña agricultura.

Las nuevas exigencias son un tema que se maneja entre privados, las exportadoras chilenas con las importadoras estadounidenses, y se estarían implementando a partir de este año. 

La situación ha implicado movimientos en las empresas locales que deben capacitar a sus funcionarios para protocolos de toma de muestras y traspasar información a los productores.

Comentarios