“EL SEA dijo su última palabra por la modificación de central Ñuble"

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:00 PM 2016-11-11

El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, afirmó que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región del Bío Bío ya resolvió, el pasado 6 de octubre, que no es obligatorio que la empresa Hidroñuble deba someter a evaluación ambiental la ampliación del trazado del canal de aducción de la central Ñuble, en San Fabián, actualmente en construcción.


Vargas sostuvo que “el SEA, en base a los pronunciamientos de los respectivos servicios consultados, respondió la consulta de pertinencia presentada por la empresa y resolvió que los cambios no requieren de un nuevo estudio de impacto ambiental”, por lo que en lo que concierne a la dirección regional, “el SEA ya dijo su última palabra sobre la modificación del proyecto, sin perjuicio de acciones posteriores que pudieran presentar aquellos que no comparten esta decisión, tanto en el nivel administrativo, vale decir, ante la dirección nacional del SEA, como ante los tribunales ambientales”, sentenció.


Vargas aludía a las críticas expresadas desde la comunidad de San Fabián, así como desde el municipio y por parte de la diputada Loreto Carvajal (PPD), quienes han planteado que las modificaciones al proyecto que pretende realizar la empresa son significativas y deben someterse a evaluación ambiental.


Proyecto de resolución
La parlamentaria logró la aprobación en la Cámara de Diputados, el 2 de noviembre, de un proyecto de resolución de su autoría, donde se le solicita a la Presidenta Michelle Bachelet que, a través de la Superintendencia del Medio Ambiente, se someta al sistema de Evaluación de Impacto Ambiental la eventual ampliación del proyecto.


“Lamentablemente, el 7 de octubre hubo un pronunciamiento por parte del SEA de la región, que le da el favor a esta solicitud de pertinencia para que se realicen los trabajos. Una situación que no podemos entender debido a la oposición transversal que ha existido de todas las autoridades, desde el municipio de San Fabián de Alico, de los dirigentes, y de algunos organismos como la Seremi de Vivienda y de salud”, comentó Carvajal.


La parlamentaria indicó que “los temores y preocupaciones de los dirigentes y vecinos del sector no han sido escuchados. Es tan así que en una primera presentación, la Conaf, luego de referirse contrariamente a esta ampliación y solicitar el pronunciamiento de una evaluación de impacto ambiental, luego en una segunda solicitud de pertinencia del proyecto, cambia radicalmente su postura, no tomando en consideración que este propio organismo ha multado a dicha empresa por la tala ilegal de bosque nativo”.


En relación a la multa que mencionó la legisladora, el 24 de junio de este año Conaf infraccionó a Hidroñuble por la tala de 100 ejemplares de la especie luma del norte, en peligro de extinción.


Consulta de pertinencia
En la consulta de pertinencia ingresada el 17 de agosto de 2016 por Hidroñuble, se indica que se pretende ampliar la franja que requerirá el canal de aducción y que correrá en una longitud de 16,2 kilómetros paralelo al río Ñuble, en la ladera del cerro, aumentando la superficie de tala de bosque nativo, en 48,5 hectáreas. Conviene precisar que la resolución de calificación ambiental que aprobó el estudio de impacto ambiental de la central Ñuble, en 2007 autorizó una franja con una superficie total de 56 hectáreas, y posteriormente, en 2011, a través de la primera consulta de pertinencia, esa superficie se incrementó en 25,6 hectáreas. Por lo tanto, con esta segunda consulta de pertinencia, el total de la superficie de bosque nativo a talar y reforestar asciende a 130,1 hectáreas.


En la resolución del SEA se señala que tanto Conaf como los demás servicios consultados, a excepción de la Municipalidad de San Fabián, coincidieron en manifestar que el estudio de línea de base así como la evaluación de los impactos ambientales, “ya fueron analizados en el EIA en un área de influencia que abarca la actual ampliación, por lo que una nueva evaluación no tendría cambios considerables”.


Sin embargo, en el oficio de la municipalidad se expresa que “las modificaciones al proyecto provocan cambios de consideración al proyecto original”, razón por la cual sí deben ser sometidos a una evaluación. Y cita como ejemplos que la superficie de tala de bosque nativo se incrementará en 59,5% respecto del proyecto vigente y en un 132% del proyecto original, así como también aspectos como el aumento de la extracción y disposición de tierra y roca.

Comentarios