Dilema de la NM:nombrar un operador político o un líder para la región

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 09:30 PM 2016-11-10

Buena conducción política, transversalidad y bajo perfil. Alguien que apoye el trabajo de los próximos candidatos a diputados, consejeros regionales, y por supuesto, del abanderado de la Nueva Mayoría sin opacar, y que esté dispuesto a ejercer por solo quince meses.


Características que al parecer, importan más a esta altura que el partido del cual provenga el(la) nuevo(a) gobernador(a) de Ñuble, aunque en la interna del oficialismo, los nombres propuestos o apoyados por parlamentarios, tienen mayor “peso”: los DC Esteban San Martín, Luis Molina y Guillermo Yéber; el socialista Carlos Hernández, o el radical, Aldo Bernucci. Paralelamente, nombres vinculados al Gobierno central, como los chillanejos Cristian Cuitiño y Pilar Gutiérrez (ambos DC), también surgen como alternativas. 


La disputa interna al interior de la Nueva Mayoría es si se opta derechamente por un operador político que conduzca al conglomerado hasta el fin del mandato, o por un liderazgo más potente, con proyección política de cara a la nueva región.


Disputas internas
Mientras, los coletazos por la salida de Lorena Vera continúan. El senador, Alejandro Navarro, criticó en duros términos la decisión de apartarla de sus funciones.


“Ella había establecido un férreo compromiso con la Presidenta Michelle Bachelet para acompañar su gestión hasta el último día de su mandato. Así lo conversamos cuando abandoné el MAS y establecimos que apoyaríamos a la Presidenta, pero no a la Nueva Mayoría. Ella era la gobernadora mejor evaluada del Bío Bío y una de las mejores en el país, por lo que no deja de sorprender. Éste es un gobierno que ha perdido la brújula, que está sacando a los ministros mejor evaluados, estableciendo el criterio ‘que se vayan los buenos y se queden los malos’. No logro explicarme la lógica, creo que hay mezquindad, y obedece más al interés político de algunos, particularmente de la NM en Ñuble, que al bien común de todos”, manifestó el legislador.


Según el senador, Felipe Harboe, “aparentemente había una disputa muy fuerte entre el ex partido del senador Navarro (MAS) y su nuevo movimiento (PAIS), lo que  habría generado diferencias políticas que terminaron con la salida de la gobernadora, lo que lamento profundamente”. 


El parlamentario agregó que “se podía observar que había parte del equipo de Lorena Vera que estaba trabajando y apoyando por fuera a candidatos que no representaban a la NM, y eso no es bueno, porque se enreda la gestión, y puede haber detonado la disputa interna entre esos movimientos. En general, tengo una buena evaluación de su trabajo, creo que fue muy prudente, había buenos equipos al interior de la Gobernación en general, así que espero que quien llegue, tenga la energía suficiente, la capacidad de coordinar a los servicios de la provincia y plena conciencia de la importancia de la unidad de nuestra coalición”, aseveró.


El intendente, Rodrigo Díaz, aclaró que fueron doce los gobernadores que salieron de sus cargos a lo largo del país. 


“Se trata de puestos de confianza de la Presidenta de la República, y es ella quien tomará la decisión respecto de quiénes la acompañarán durante el próximo período. Se trata de un proceso absolutamente normal para quienes somos funcionarios de confianza”, dijo escuetamente.


Autoridad con liderazgo
Para la oposición, el cambio en la Gobernación de Ñuble responde  a luchas internas de poder.


“Sin duda hay un conflicto al interior de los partidos de la NM, esto ha sido una acción de carácter netamente partidario, no hay aquí interés por la provincia de Ñuble. Lo que el Gobierno tiene que hacer es rectificar. Es rechazado por la ciudadanía en las encuestas, es rechazado en las elecciones, y como le queda más de un año de gobierno, lo que debiera buscar es rectificar, pero no veo esa voluntad. Aquí lo que importa es qué partido tiene más poder y más cargos”, planteó el senador, Víctor Pérez.


El presidente distrital de la UDI y core por Ñuble, Gustavo Sanhueza, agregó que “esperamos que la nueva autoridad no sea un operador político. Sabemos que el próximo año hay elecciones parlamentarias, y por lo tanto, hay intereses creados, pero en la etapa que está el proyecto de la Región de Ñuble, necesitamos una persona que tenga un liderazgo fuerte al interior de la NM y genere consenso, para que pueda ordenar y velar porque la iniciativa no se vea entrampada”.

Comentarios