Triunfo de Trump en EE.UU. abre dudas sobre comercio exterior local

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 11:10 PM 2016-11-09

El triunfo de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos, la madrugada de hoy, generó una alta volatilidad en los mercados mundiales, que reaccionaron de manera dispar durante la jornada, debido a la incertidumbre respecto de la conducción política y económica que se anticipa para los próximos cuatro años, que en lo económico se asocia a medidas proteccionistas frente al comercio exterior, expectativa que se genera a partir del mensaje que planteó durante la campaña electoral.


El representante republicano, a diferencia de lo que sostiene el partido, ha señalado que buscará renegociar el Tratado de libre comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés), vigente desde 1994 entre Canadá, Estados Unidos y México, países con los que Chile tiene acuerdos comerciales.


“Es un desastre. Lo renegociaremos o lo romperemos”, señaló Trump durante la campaña en referencia al Nafta, recogiendo el malestar de los norteamericanos que culpan a la integración económica de la pérdida de puestos laborales, principalmente en la industria.


El discurso proteccionista de Trump ha apuntado principalmente a México y China como responsables de la pérdida de dinamismo de la industria estadounidense.


En ese contexto, el presidente electo de EE.UU. también se ha declarado en contra del Acuerdo estratégico trans-Pacífico de cooperación económica, también conocido como TPP, impulsado por el gobierno de Obama y Hillary Clinton y que, junto a otros 11 países de la cuenca del Pacífico, entre ellos Chile, regularía desde el comercio de alimentos, legislación laboral, derechos de autor, patentes y otras inversiones. Este tratado, sin embargo, aún no ha sido aprobado por el Congreso.


Efectos inmediatos
A diferencia de lo que ocurrió en Estados Unidos y Europa, donde la mayoría de las bolsas cerraron con ganancias, en Chile el IPSA cerró con una caída de 0,18% y el dólar anotó un alza de $2,90, bastante más moderada que la depreciación sufrida por el peso mexicano frente a la divisa norteamericana.
El cobre, en tanto, reaccionó positivamente, al subir 5,77% y llegar a US$2,41 la libra, su nivel más alto desde octubre de 2015. Esto impulsó también a otros metales industriales debido a las expectativas de que Trump impulsará un proyecto para reconstruir la infraestructura de Estados Unidos y que doblará el crecimiento del país.


Incertidumbre
Sin embargo, en el mediano plazo, hay incertidumbre sobre lo que ocurrirá con la política económica norteamericana, aunque existe cierta coincidencia entre los expertos en que el discurso de los candidatos suele ser más incendiario que las acciones concretas una vez que son electos, donde también hay que considerar que existe una institucionalidad interna que se debe respetar.


Camilo Cornejo, analista económico de la Universidad Andrés Bello (Unab), sostuvo que “Norteamérica agrupa en sus bolsas de valores a las empresas con mayor capitalización bursátil a nivel mundial, siendo el foco financiero global, considerando el S&P 500 el índice de actividad global. Por lo cual, y siguiendo este análisis, cualquier comportamiento del mercado, tanto en proyección de bull (alcista) o bear (bajista) market impactará en las bolsas internacionales”. 


Respecto a los tratados de libre comercio, Cornejo explicó que “son acuerdos bilaterales entre países, pactados de forma legal y en democracia, y que el presidente revise estos tratados es únicamente con el objetivo de conocer las condiciones en las cuales se encuentra el comercio internacional”.


El académico de la Unab expuso que Norteamérica, considerando su modelo neoliberal, “es contra intuitivo que genere bloqueos comerciales y barreras arancelarias y no arancelarias a productos importados, ya que generaría un efecto sobre el consumo de productos por la población y un impacto en los precios de mercado. La preocupación está en el TPP futuro, y el marco regulador de los productos y capital intelectual asociado, lo cual debe ser revisado por los países partícipes”.


Consultado sobre el efecto nacional y local, expuso que frente a las cotizaciones “turbulentas” de las bolsas internacionales “se debe mantener la calma, Chile es un país que puede, a través de su regla del superávit, enfrentar de forma adecuada las crisis internacionales, pero las condiciones actuales y los proyectos del nuevo presidente indican que el país se verá impulsado en la creación de empleos y construcción, lo cual impulsó la cotización del cobre en un 5,77%, y aunque han existido caídas de las bolsas internacionales en la jornada actual, incluyendo el IPSA (provocado por la inestabilidad de las bolsas internacionales), se moderarán, debido al efecto de estabilización de los mercados frente a las perspectivas futuras”.


De igual forma, el académico de la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de Concepción, Roberto Herra, afirmó que “la elección de Donald Trump es un vuelco importante con respecto a la ideología económica que impera actualmente, pero también debo dejar claro que una cosa es lo que propuso en su campaña y otra cosa es lo que realmente lleve a cabo como presidente. Para muchos analistas políticos, su campaña estuvo bien pensada con frases que muchos querían escuchar, siendo un misterio lo que realmente desea hacer”.


En definitiva, Herrera planteó que “lo que presenta el mercado hoy y las próximas semanas es especulación, por ejemplo, de que Trump decida volcar a EE.UU. como una economía proteccionista con respecto al libre mercado, lo cual claramente traería inconvenientes para Chile y por supuesto también para Ñuble en sus agro-exportaciones, además, por rebote el valor del dólar también se verá alterado”.


Comercio con Estados Unidos
En materia de intercambio comercial, Estados Unidos fue el segundo destino de las exportaciones chilenas durante 2015, después de China, y el principal destino de los envíos no cobre, concentrando 31% de los envíos del sector agropecuario, silvícola y pesquero, y liderando también el sector industrial.


Para la Región del Bío Bío es más importante aún, pues durante 2015 el país del Norte concentró el 19,6% de los envíos de la zona, lo que lo ubica como el principal socio, en que los principales productos exportados desde Ñuble fueron madera aserrada, celulosa y fruta.

 


Gracias al tratado de libre comercio que existe entre Chile y Estados Unidos hace 13 años, el comercio entre ambos países ha crecido a una tasa anual promedio de 12,3%, mientras que las exportaciones casi se triplicaron en el periodo. Además, hoy es el principal inversor extranjero en Chile.


Y si bien el discurso proteccionista de Trump pudiera trascender en políticas concretas que afecten su comercio exterior, los expertos advierten que Chile no debiera verse muy perjudicado, pues no compite con Estados Unidos, sino que son más bien economías complementarias.


Según Jorge Friedman, de la Universidad de Santiago, citado por La Nación, un eventual aislamiento de la máxima potencia mundial la obligaría a reforzar sus lazos con otras economías, como la chilena, lo que sería una oportunidad. “En el caso de los tratados de libre comercio, si se aleja de otros países y lleva adelante lo que decía, de ser más aislado de Europa, de China, de México, de Centroamérica y del mundo árabe, Chile resultará beneficiado”, aseguró.


El especialista en economía internacional explicó que “nuestros productos casi no compiten con los de Estados Unidos. Nosotros somos productores de cobre y aunque ellos también producen, necesitan importar mucho; toda nuestra fruta va en diferentes temporadas; y nuestros vinos llevan mucho tiempo allá. No somos competencia, pero somos compradores de muchos de sus productos”.


Corma
Al respecto, Fernando Raga, presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), dijo que como gremio “no tenemos una opinión formada porque todo es muy reciente. Habrá que ver las definiciones y decisiones que vaya tomando su gobierno en los distintos temas. En principio, pienso que no debería haber cambios sustanciales en el corto plazo desde el punto de vista del comercio, salvo que se produzca algún grado de desaceleración económica en EE.UU.”.


En ese sentido, el líder gremial sostuvo que “los tratados vigentes han sido favorables a EE.UU., no debería haber razón para buscar modificaciones desde su posición”.


Cpcc
Por su parte, Ronald Ruf, gerente general de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción (Cpcc), manifestó que “en cuanto a la economía y el mercado regional es poco lo que podemos adelantar, ya que es muy reciente, sería una irresponsabilidad dar una opinión exacta sobre ello. Por lo mismo, debemos tener paciencia y esperar”.


Respecto del impacto de la elección de Trump en los mercados financieros mundiales, comentó que “se trata de reacciones iniciales de los mercados alrededor del mundo, que esperamos se normalicen con el correr de los días”.


Y en materia comercial, Ruf dijo que “de todas maneras, esperamos que los acuerdos de intercambio económico, en particular el tratado con EE.UU. pueda seguir su curso como ha sido hasta ahora y que oportunidades de intercambio comercial como el TPP tengan la oportunidad de concretarse”.


Frutícola Olmué
Para el gerente general de Frutícola Olmué, Juan Miguel Ovalle, “toda la campaña se ha caracterizado por un discurso tremendamente populista y el proteccionismo ha sido parte importante de este mensaje. Sin embargo, debiéramos esperar un discurso más moderado de aquí en adelante y por lo tanto, me sorprendería mucho ver medidas radicalmente opuestas a los términos en que Chile hoy hace negocios con los Estados Unidos”.


En esa línea, el ejecutivo aseveró que “no es nuevo que Estados Unidos, a través del FSMA (Food Safety Modernization Act) está cambiando la forma de relacionarse, al menos en lo que a industria alimentaria se refiere. Estos son los reales cambios que deben preocuparnos por estos días”, en alusión a medidas para-arancelarias, particularmente fitosanitarias.

Comentarios