Marina del Sol descarta que demora en diseño del casino afecte plazos

Por: Roberto Fernández Fotografía: : Marina del Sol 10:40 PM 2016-11-08

Fue el 30 de agosto cuando el presidente de Marina del Sol, Nicolás Imschenetzky, afirmaba en el terreno del futuro casino de juegos de Chillán, en presencia del alcalde Sergio Zarzar, que esperaban iniciar las obras antes de fin de año y tenerlo abierto antes de diciembre de 2017. Sin embargo, hasta ayer la empresa no había ingresado ninguna solicitud de permiso ambiental ni de edificación.


No obstante lo anterior, el gerente general de la firma, Juan Ignacio Ugarte, descartó que esto signifique un retraso en los plazos que se autoimpusieron y anticipó que en los próximos días, una vez concluido el paro de los funcionarios públicos, ingresarán la solicitud del permiso de edificación ante la Dirección de Obras de la Municipalidad (DOM).


“Estamos trabajando en las presentaciones. Ha resultado ser bastante más trabajo que lo estimado inicialmente, a raíz del cambio del plan regulador comunal de Chillán y las ordenanzas”, manifestó el ejecutivo.


Ugarte explicó que primero se hará la presentación ante la DOM, luego se solicitarán los permisos sectoriales, y posteriormente, la declaración de impacto ambiental (DIA) ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).


“Primero se aprueba como anteproyecto total para dejar fijas las condiciones del plan regulador y ordenanzas, y luego, con el Eistu (Estudio de impacto al sistema de transporte urbano, también conocido como estudio de impacto vial) y la DIA, se aprueba el proyecto total”, precisó el gerente general de Marina del Sol.


Consultado sobre los plazos, reafirmó el compromiso adoptado en agosto: “Lo importante es que a pesar de esta demora, nuestro compromiso sigue en pie, por lo que lo que perdamos en el inicio  debemos recuperarlo en la etapa constructiva. Vamos a operar el casino en el año 2017”, sentenció.


El proyecto
Según la empresa, el proyecto representará una inversión total estimada en 56,3 millones de dólares, con una superficie construida de 21 mil 510 metros cuadrados en un paño de nueve hectáreas, ubicado en la Panamericana Norte esquina Variante Nahueltoro, frente al peaje de acceso norte a la ciudad.


Según explicó el arquitecto responsable del proyecto, Andrés Durán, se trata de un complejo único en su tipo en el país, por la gran extensión de áreas verdes y espacios abiertos a la comunidad, como por su carácter sustentable, lo que explica la gran superficie de parques (2,6 hectáreas), de la explanada (1.983 metros cuadrados) para la realización de ferias temáticas y el anfiteatro (952 metros cuadrados) para eventos masivos, como recitales, pues mientras el anfiteatro puede albergar unas mil personas, si se complementa con la explanada contigua la cifra puede llegar a las 3 mil.


A ello se suma un espejo de agua que tendrá una hectárea de superficie, donde se podrán practicar deportes acuáticos y contará con piscinas y un parque de aguas de 1.403 metros cuadrados para el baño, a lo que se agregan 4.788 metros cuadrados de multicanchas y recintos deportivos.


El profesional destacó que las principales obras serán el edificio del hotel, de 8.500 metros cuadrados distribuidos en nueve pisos, con un spa en el último nivel; el centro de eventos, de 2.200 metros cuadrados en dos niveles; y el casino, de 10.810 metros cuadrados, en cuya azotea se generará un parque urbano.


Además, entre el casino y el centro de eventos se desarrollará un bulevar de entretención independiente de la sala de juegos, con bares, restaurantes y cafeterías.


Aristas judiciales 
En cuanto a la arista judicial que se abrió el 16 de septiembre, cuando el consorcio Boldt-Peralada, que no ganó la adjudicación de la licencia de casino en Chillán, presentó un reclamo de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones de Santiago, en contra de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), en la que impugnó el proceso de otorgamiento de la licencia a Marina del Sol, Ugarte afirmó que la empresa también se hizo parte en el recurso, y que solicitaron a la Corte que se realicen alegatos, una decisión que el tribunal capitalino podría tomar en las próximas semanas.


A esto se agrega otro recurso que Boldt presentó el 5 de octubre ante el Tribunal Constitucional, órgano que lo admitió a tramitación el 20 de octubre pasado.


El requerimiento busca que se declare inaplicable el inciso tercero del artículo 27 bis de la Ley de Casinos, con el objetivo de que la adjudicación de la licencia a Marina del Sol no avance mientras no se resuelva el recurso en la Corte de Apelaciones e Santiago.

Comentarios