Los “diablos rojos” ahora solo apuestan a escapar del infierno

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Fernando Villa 2016-11-07

A cuatro fechas para el final de la primera rueda del Torneo de la Primera B, Ñublense marcha undécimo- Está a cinco puntos del colista y corre el riesgo de descender más en la tabla, considerando que en la recta final enfrentará a los dos líderes, Curicó Unido y Santiago Morning, y a los dos colistas, Deportes Valdivia y Unión La Calera.


Por eso ahora los “diablos rojos”  solo apuestan a escapar del infierno, alejándose del objetivo inicial que era estar luchando de la mitad de la tabla hacia arriba.


“Está muy complicado el torneo, pero ahora se nos complicó el panorama. De ahora en adelante el objetivo es sumar la mayor cantidad de puntos. Teníamos la intención de estar de la mitad hacia arriba. No se nos dio así, ahora nos queda ver la realidad y tratar de no quedar abajo”, reflexiona Christián Bustamante.


El defensor Paulo Olivares también asume el nuevo presente de Ñublense. “Es temprano para sacar conclusiones, en la semana se conversará en frío.

Nosotros tenemos responsabilidad, no podemos esquivarla, la gente que debe sacar esto adelante tiene que hacerlo por lo personal y la institución”, confiesa.


Emiliano Pedreira, zaguero central argentina, argumenta que deben ajustar el juego urgente. “Viene otra para, la revancha viene lejos, pero nos toca enfrentar en la recta final a dos equipos que vienen arriba como Santiago Morning y Curicó Unido, que van a querer esos tres puntos. Nosotros  debemos ajustar tuercas para tratar de ganar, porque necesitamos urgente los puntos. Yo creo que hay equipo para salir adelante”, asegura.


Lucas Triviño no esconde su frustración. “Sabemos que vienen equipos difíciles, Morning en Santiago es fuerte y Curicó es un rival durísimo, no te puedo explicar que está pasando, hay que hacer un análisis frío en esta semana de receso. Las tres semanas no sé si nos afectaron. Hicimos partidos amistosos, pero hay que tener más que nunca autocrítica”.


El portero Sebastián Contreras apuesta a corregir los errores. “Hay varios equipos que tienen jerarquía en el torneo, pero en la Primera B se juega con garra y corazón y se puede pasar por arriba. Tenemos que aprender como equipo y corregir lo más rápido posible”, detalla.


El técnico Pablo Abraham tiene claro dónde falla su equipo. “Tenemos que seguir trabajando la falta de frescura del mediocampo hacia arriba y lo que son las transiciones, hemos pecado de eso, nos quedan dos rivales de jerarquía que están arriba nuestro y Calera y Valdivia que están abajo”, explica.


Ñublense volverá a quedar libre este fin de semana y luego el 21 visitará a Santiago Morning.

Comentarios