Chillán y Las Trancas cerraron invierno con caída de 13% en turistas

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 04:20 PM 2016-11-05

Una temporada más corta por la escasez de nieve fue el factor clave en la reducción de las llegadas, que sumaron 39 mil

Efecto también provocó una contracción en las pernoctaciones, que disminuyeron un 15,9%, y en las tasas de ocupación

Entre julio y septiembre del presente año, el destino Chillán y Valle Las Trancas, que incluye al área de las Termas, sumó un total de 39.102 llegadas de turistas, lo que representó una disminución de 13,2% en comparación con igual trimestre del año pasado, en que los pasajeros que llegaron totalizaron 45.089, según reveló la Encuesta mensual de alojamiento turístico que elabora el INE.

Como es tradicional, el mes con mayor número de visitas fue julio, debido a las vacaciones de invierno, en que sumaron 16 mil 280 pasajeros; luego, agosto, con 13.264 llegadas; y septiembre, con 9.198 pasajeros.

En cuanto a las pernoctaciones, en el periodo analizado éstas llegaron a las 82 mil 606, lo que equivale a una reducción de 15,9% en comparación con julio-septiembre del año pasado, en que las pernoctaciones sumaron 98.216.

Estas cifras también se reflejaron en la ocupación de habitaciones en recintos de alojamiento turístico, con tasas promedio de 43,5% en julio, 38,0% en agosto y 22,4% en septiembre de 2016, muy inferiores a las registradas en 2015: 55% en julio, 39,3% en agosto y 31,3% en septiembre.

Factores
Sin duda, el principal factor de la fuerte baja en la llegada de turistas fue la escasez de nieve, que a diferencia de años anteriores, obligó a Nevados de Chillán, concesionario del dominio esquiable, a retrasar el inicio de la temporada de esquí, que partió el 14 de julio -y no el 23 de junio como estaba previsto-, así como también a poner fin anticipado a ésta, el 4 de septiembre, aunque nevazones posteriores permitieron reabrir las pistas durante Fiestas Patrias.

Desde el Sernatur, su directora regional, Paola Núñez, confirmó que la escasez de nieve fue el factor determinante en la baja, aunque también reconoció que se sumaron otros elementos, como la actividad del volcán y el contexto económico de desaceleración, que ha impactado tanto a chilenos como a extranjeros.

De igual forma, precisó que si bien la temporada partió cuando ya habían comenzado las vacaciones de invierno, lo que explicó la tasa de ocupación de 67% en la primera semana (una cifra baja en comparación con guarismos sobre 90% registrados en temporadas anteriores), durante la segunda semana de vacaciones se alcanzó un 95%.

La profesional enfatizó que cuando el negocio depende de factores climáticos hay que aceptarlo así. “El año pasado el clima favoreció al destino y tuvimos nieve mucho antes que los centros de esquí de la zona central, pero este año fue al revés, y es parte de un ciclo”, comentó.

Este análisis es compartido en Nevados, donde su gerente general, Manuel Dinamarca, expuso que “de acuerdo a los registros, éste fue uno de los inviernos con más complicaciones en los últimos 8 años desde que Nevados de Chillán tiene la concesión, pero hay que tener presente que todo es variable e históricamente se habla de temporadas afectadas por factores climáticos uno cada 12 años promedio”.

De hecho, este año el centro de esquí vendió solo 45 mil tickets, la mitad de lo registrado el año pasado, cuando la temporada se extendió entre el 25 de junio y el 27 de septiembre.

Comentarios