La oportunidad que abre India a los alimentos producidos en Ñuble

Por: Roberto Fernández Fotografía: : Archivo 11:30 AM 2016-11-04

Luego de más de 5 años de negociaciones, Chile e India suscribieron a inicios de septiembre el documento que formaliza la ampliación del Acuerdo de Alcance Parcial (AAP), que aumentará de  474 productos contemplados con preferencias arancelarias en el acuerdo original (vigente desde el año 2007), a cerca de 2.800 y con lo cual se beneficiarán especialmente las exportaciones chilenas de alimentos, las que gozarán ahora de importantes ventajas competitivas para acceder a ese mercado, lo que en opinión de la directora regional de ProChile, Sandra Ibáñez, constituye una muy buena oportunidad para los productores agrícolas y agroindustriales de Ñuble.


Entre los bienes chilenos que se suman a dichas rebajas, destacan los productos agrícolas: cerezas, cebollas, paltas, uvas, kiwis, mandarinas, duraznos en conserva, pasta de tomates, cerezas en conserva, cóctel de frutas, jugos de uvas y manzanas. Asimismo, se mejoran las preferencias arancelarias de los tableros de madera.


“En ProChile esperamos que Ñuble, como una de las zonas agroindustriales más importantes del país, pueda aprovechar estas ventajas comerciales, para lo cual invitamos a las empresas exportadoras y con potencial exportador, a acercarse a nuestra oficina en Chillán para obtener la asesoría y apoyo que requieran”, manifestó Ibáñez.


Potencial de crecimiento
En ese sentido, el potencial es enorme, pues en la actualidad los volúmenes de exportaciones de alimentos a India son pequeños en relación al total exportado por la región. Los principales envíos corresponden a manzanas, seguidos por porotos y semillas de coliflor y repollo.


“No son cifras relevantes, a modo de ejemplo, el principal producto agrícola exportado por la Región del Bío Bío a India durante este año fueron las manzanas frescas de la variedad Royal Gala: los envíos entre enero y agosto fueron de 790 mil dólares”, precisó la directora de ProChile, quien planteó que “todos los productos agrícolas tienen una muy buena oportunidad en India para el futuro. Ñuble produce muchos de los productos que fueron incluidos en esta negociación, especialmente frutales, que podrán comenzar a llegar a esa zona del mundo”.


Y si bien no existen estimaciones precisas respecto de cuánto podrían aumentar las exportaciones a dicho país gracias al acuerdo, Ibáñez planteó que “es necesario considerar que India, con sus 1.200 millones de habitantes, tiene el potencial de transformarse en un mercado tan grande como China, que en la actualidad, junto con Estados Unidos, son los dos principales destinos de las exportaciones de la región”.


India es la séptima economía mundial y se estima que en los próximos años liderará el crecimiento poblacional mundial, con mayor acceso a la educación y que seguirá surgiendo una importante clase media, con ingresos per cápita crecientes y con una alta demanda por bienes de mayor valor agregado.


Consultada sobre las perspectivas de crecimiento del intercambio comercial, la profesional sostuvo que “no es posible predecir qué ocurrirá en India con precisión, pero sí es posible mirar lo que ocurrió con otro gigante de Asia que es China. Hace una década Chile firmó un tratado de libre comercio con China y aunque las proyecciones eran optimistas, nadie previó que las exportaciones se multiplicarían por cuatro o que llegaríamos a enviar 4 mil contenedores anuales de fruta chilena a ese país, lo que equivale a más de 160 mil toneladas de fruta fresca. En la actualidad, Chile es el principal proveedor de cerezas y arándanos frescos para China y esos son dos productos que Ñuble produce en forma muy importante. Por eso, el mensaje es que India podría ser la próxima China para el comercio mundial y es importante que Chile esté preparado para esa demanda por alimentos”.

Comentarios