En completa tranquilidad se vivió en la jornada de Todos los Santos

Por: José Luis Montes 12:25 AM 2016-11-02

En completa tranquilidad se vivió este martes  la jornada de Todos los Santos, fiesta de la Iglesia Católica en que la comunidad en general recuerda a sus difuntos según se pudo observar este martes en los tres cementerios de Chillán que cobijan los restos mortales de unos 360 mil chillanejos. 

Según comentaron los representantes del Cementerio Municipal, Sergio Valenzuela, del Parque de las Flores, Claudio Marinao y del Parque Los Héroes, Cristián Jara, el hecho que el festejo hubiese coincidido con el fin de semana largo de cuatro días, permitió que las familias fueran llegando pausadamente, sin provocarse los habituales atochamientos y colapsos de estas fechas.

Al oriente de la ciudad, camino a Pinto, el Cementerio Parque Las Flores alberga del orden de 6 mil fallecidos. Hasta el lugar comenzaron a llegar temprano las familias para adornar las sepulturas de sus seres queridos. Al mediodía se realizó una misa oficiada por el sacerdote Guillermo Cartes y luego se procedió a una práctica tradicional de ese parque cementerio que se denomina Ceremonia Blanca, en que se liberan al cielo globos inflados con gas en que los familiares amarrabn una tarjeta con el nombre de sus difuntos.

Claudio Marinao dice que el fin de semana largo permitió que los deudos fueran con anticipación a arreglar las sepulturas, lo que permitió un tránsito peatonal fluido en un día que acompañó con buen clima.

Al costado poniente de la ciudad se ubica el Parque Los Héroes, que es el último fundado en la ciudad y en que mantiene 2.748 sepulturas y es el cementerio con más proyección de crecimiento ya que cuenta con 25 hectáreas.

Este recinto según nos comenta su administrador, Cristian Jara, también hay una ceremonia tradicional para los días de más visitas, que llaman la Ceremonia de la Luz, que consiste en encender pequeñas antorchas en cada urna y realizar una liturgia. “Pero en esta oportunidad estaba programada para el lunes y debió ser suspendida debido a la intensa lluvia”.

En ambos cementerios-parque se preparó la fecha con un mes de antelación, por lo que lucían impecables y muy coloridos con los adornos florales. 

Cementerio Municipal
Si la asistencia a los recintos señalados era relativamente  poca y fluida, en el Cementerio Municipal de Chillán, la presencia de público era más masiva.

Según el administrador del recinto Sergio Valenzuela, allí yacen los restos mortales de 350 mil chillanejos, incluidos los varios miles de cuerpos que debieron ser sepultados en fosas comunes debido al terremoto del año 1939.

“Por eso cada año para estas fechas recibimos a unas 200 mil personas. Este año los visitantes se fueron distribuyendo en los días feriados lo que permitió un tránsito más fluido”, comenta el administrador, señalando que pese a todo detrás de estas fechas hay un mes de trabajo, sobre las labores habituales de mantención. 

Durante ese tiempo la gente acude al recinto, pinta y repara las sepulturas y queda el cementerio remozado,  a excepción de unas pocas tumbas más antiguas, en las que ya no hay mantención ni adornos. “Antes la gente pagaba para que les arreglaran las sepulturas, pintaran y cortaran el pasto, pero últimamente vemos la tendencia a que la misma gente viene con espátulas,  pintura y hacen ellos mismos los trabajos. Incluso los mismos niños que ayudaban con el agua, ya son muy pocos, porque la gente ya no los requiere”, dice Valenzuela.

Cruz Roja y Defensa Civil
Otras tradiciones del Día de Todos los Santos se mantienen, como la presencia de los voluntariados de  la Cruz Roja y la Defensa Civil, que trabajan en coordinación con la administración del recinto y con el Servicio de Salud.

Esta vez la Cruz Roja tuvo bastante menos trabajo que en años anterios, comentó César Acuña, que lleva 7 años en la institución, que cuenta con 41 voluntarios en Chillán. “El año pasado durante la mañana hacíamos unas 40 tomas de presión y ahora apenas 10. Esto es necesario porque la gente de más edad se agita al caminar grandes trechos, también suelen haber descompensaciones emocionales por lo sensible de la fecha. Esta vez no hemos tenido ni siquera caídas. Se nota que hay menos gente, antes se apilaban desde temprano”. Acuña aprovecha la ocasión para invitar a más jóvenes a incorporarse a la Cruz Roja, que tiene como único requisito ser mayor de 14 años. 

Juan Henríquez, instructor mayor de la Defensa Civil, también da cuenta que su contingente tuvo poca actividad con respecto a otros años y también cree que la nula ocurrencia de accidentes se debe al menor atochamiento de gente, debido al fin de semana largo. 

Julio Moya, guardia con 26 años de servicios en el Cementerio Municipal, tiene una visión más amplia de la cultura chillaneja frente a la muerte y afirma que hay un sentimiento mayoritario de apego con los seres que ya partieron, que se expresa en mantención de las sepulturas, actitud de respeto, que a su juicio se mantiene inalterable a través del tiempo. “Lo que si se nota es que la gente viene más al cementerio para esta fecha, para la Pascua y el Año Nuevo, el resto del año se ve menos movimiento”.

Todos los Santos 
Sobre el sentido de la fiesta católica de Todos los Santos, es el día en que se recuerda a los millones de seres justos y fieles, que ya partieron y que se supone gozan de la vida eterna en la presencia de Dios ya que sin haber sido reconocidos canónicamente como santos han vivido una vida de fe y testimonio de esta.

La fecha fue instituida por la Iglesia en el año 835,  por el Papa Gregorio IV quien ordenó en el año que el mundo cristiano honre a todos los santos del cielo en esta fecha.

Comentarios