Planean compra de terrenos para evitar colapso en cementerios de Ñuble

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:35 PM 2016-10-31

Desde el sábado pasado el flujo de visitantes al Cementerio Municipal de Chillán ha crecido de manera importante, situación que responde específicamente a la conmemoración del Día de Todos los Santos que se celebra hoy y con el que se cierra el extenso fin de semana de cuatro días de descanso que muchos pudieron disfrutar.


Comparado a un sábado o domingo cualquiera, durante estas fechas el camposanto recibe cinco veces más de público, según los cálculos de la administración de la dependencia edil.


Son aproximadamente 350 mil difuntos los que acoge el principal y más antiguo cementerio chillanejo y si bien su área comprende amplias 16 hectáreas, más de un siglo después de su inauguración, las dependencias necesitarán ampliar sus límites si desea seguir recepcionando nuevos inquilinos, situación que tienen claro en el gobierno comunal local.


Proyección
El diagnóstico está claro al interior de la Dirección del Cementerio de la Municipalidad de Chillán. Si se dan las mismas condiciones de defunción y la demanda por nichos, fosas y mausoleos mantiene el nivel actual, dentro de tres años ya no quedarían más espacios para ofrecer a la comunidad que necesita dejar los restos de sus familiares.


Entendiendo el problema que podría ocasionar la falta de oferta de sepulcros, el gobierno comunal está estudiando dos formas de cómo resolverlo, según explicó el administrador del cementerio, Sergio Valenzuela.


Ampliarse, adquiriendo terrenos adyacentes al cementerio actual, o derechamente comprando un paño donde se pueda levantar un nuevo cementerio, son las opciones que se barajan en el municipio. 


“Estamos en los momentos en que hay que dedicarse a buscar otro sector o ampliarse acá dentro del mismo sector, porque estamos ya en las últimas posibilidades de existencia de terrenos”, comentó Valenzuela.


El funcionario edil explicó que  de optarse por espacios aledaños al camposanto, se necesitarán menos hectáreas de las que se requerirían si se apuesta por un paño nuevo en algún sector de la comuna, el cual no debería ser menor a 10 hectáreas.


“Las autoridades tienen varias alternativas en sus manos; no se descarta nada y sabemos que se están evaluando todas las opciones”, añadió el administrador.


Sergio Valenzuela precisó que a más tardar en diciembre próximo ya debería tenerse definido cómo se realizará el proyecto de ampliación del histórico Cementerio Municipal de Chillán.


Evaluación ciudadana
Con entusiasmo de pensar que sus seres queridos fallecidos les agradecen la dedicación que le entregan en mantener limpia, pintada y con flores la lápida que los indentificaba en vida, miles de personas llegaron hasta el recinto municipal a hermosear los sepulcros de sus familiares y amigos.


Lejos de conocer los inconvenientes de la dependencia edil referidos a que pronto podría alcanzar el tope de su capacidad de ofrecer espacios para entierros, para los chillanejos y afuerinos, el local público presenta óptimas condiciones si se evalúa los servicios básicos que todo cementerio está obligado a entregar como son limpieza, seguridad y agua.


“A mí me parece excelente, sobre todo la seguridad; todo está bien resguardado, constantemente se ven personas vigilando y si uno necesita algo ellos están pendientes para ayudar”, opinó Nelda Ibarra.


“Yo soy de Coronel y veo que este cementerio es muy bonito, limpio y uno tiene llaves de agua a la mano, me da gusto venir a un lugar como este que tiene tanto espacio para caminar a diferencia de mi comuna”, señaló Alicia Alcibiades.


Por su parte el chillanejo Adán Gutiérrez destacó la mantención de las instalaciones e instó a las autoridades a preocuparse de que éstas permanezcan en buen estado.


Ampliación y proyecto en comunas
Junto a Chillán, otras cinco municipalidades de la Provincia de Ñuble están proyectando la expansión de sus camposantos.


San Nicolás, Yungay, Bulnes y Quirihue son las otras comunas que a corto y mediano plazo estarán haciendo realidad la extensión física de sus dependencias, mientras que en Chillán Viejo están preparando la construcción de su propio cementerio público.


El alcalde de San Nicolás, Víctor Toro, aseguró que la actual capacidad del local municipal es la óptima, situación que se pudo lograr con la edificación de sepulturas y la adquisición de predios aledaños.


“Hemos construido nuevos módulos de nichos y compramos un terreno de más de una hectárea al lado oriente del camposanto e incluso estamos evaluando crecer por el lado sur con la compra de una hectárea y media más de terreno. Hoy día nosotros podemos decir que estamos bastante bien respecto a espacio e igualmente en ornato y limpieza”, sostuvo.


Toro aclaró que el municipio ha tenido que desembolsar aproximadamente $15 millones para la compra del primero de los paños de tierra y estima que el monto a invertir será parecido para la nueva adquisición que se pretende hacer.


Por su parte el alcalde de Yungay, Pedro Inostroza, aseguró que su administración ha tenido que ir adquiriendo pedazos de terreno aledaños al cementerio de acuerdo a la necesidad de la comunidad.


De acuerdo al jefe comunal, con la última compra hecha se podrá cubrir una demanda de entierros hasta por lo menos el 2018; no obstante, la autoridad edil enfatizó que la ciudad necesitará a mediano plazo un nuevo lugar.


“Con los 1.000 metros cuadrados que compramos ahora, no deberíamos tener problemas de acá a dos o tres años. Al día de hoy no tenemos inconvenientes, pero creo que ya se debe ir pensando en adquirir un terreno amplio para el cementerio. que no debería ser menos de cinco o seis hectáreas; ese será un trabajo para las nuevas autoridades que asuman”, indicó.


Mientras que Bulnes y Quirihue están ultimando detalles para la compra de nuevos espacios colindantes para expandir su tamaño y brindar más sepulturas a sus habitantes, en Chillán Viejo sueñan con levantar su propio cementerio y vienen evaluando el diseño y arquitectura de cómo será su anhelado camposanto.

Comentarios