Las ideas para Chillán que no ganaron en las municipales

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2016-10-29

Potenciar el transporte público y solucionar el problema de los perros vagos, son parte de la docena de propuestas hechas por los candidatos a la alcaldía de Chillán que perdieron de manera contundente el pasado domingo frente al actual jefe comunal Sergio Zarzar y que como ideas quedaron en el camino.

Si bien algunas de las iniciativas coincidían con los planteamientos de la vigente autoridad, como fortalecer la participación ciudadana y los servicio de salud y educación municipal, muchas de ellas (como las que se presentan a continuación) destacaban por ser inéditas, ambiciosas y que prometían resolver añejos problemas ciudadanos.
transporte y perros vagos

Mejorar la conectividad vial, promover el transporte público, sacar de las calles a los perros abandonados y preocuparse de los microbasurales que constantemente aparecen en la periferia, proponían los entonces candidatos Aldo Bernucci (Nueva Mayoría) y Hugo Guíñez (Amplitud). 

Asimismo, coincidían en que el sector privado y la sociedad civil deberían integrarse de forma más dinámica al municipio fomentando la participación ciudadana, además de formalizar el comercio ambulante.

Aldo Bernucci también creía que era necesario entregar departamentos y espacios para la participación de instituciones como la Casa de la Inclusión Social, el Departamentos de Asuntos Indígenas, la construcción de la sede para la Unión Comunal de Juntas de Vecinos y la sede para la Unión Comunal del Adulto Mayor. 

Por otro lado, mientras que el miembro del Partido Radical también apuntaba al mejoramiento de la gestión interna de la Casa Consistorial optimizando tecnológicamente procesos en departamentos claves, Guíñez aseguraba que podía solucionar la contaminación ambiental que los chillanejos sufren todos los años entre abril y agosto.

Banco de proyectos y Plebiscito

La creación de un banco incubadora de proyectos comunales vinculados con centros de educación superior, era la intención de la carta del Pacto Pueblo Unido, Enrique Jara, idea que también era compartida por Bernucci.

Jara anunciaba que de ser elegido jefe comunal iba a fortalecer la administración edil sincerando y saneando las cuentas públicas.

Readecuación y consideración inmediata de propuestas ciudadanas no contempladas en el actual Plan Regulador, el cual sería plebiscitado para aprobación y puesta en marcha, era otra de sus iniciativas.

Pese a que la política de construcción habitacional escapa a las competencias de los municipios, la intención de Pacto Pueblo Unido era promover que los nuevos proyectos arquitectónicos sociales se ejecuten en lugares no alejados de los centros de salud, educación y seguridad pública, de modo que el compromiso era establecer un banco de suelos desde donde se busque qué lugares son los más apropiados.

Las organizaciones sociales deberían readecuarse y actualizarse, al parecer de Enrique Jara, medida que serviría como un filtro para cancelar personerías jurídicas que no estén en funcionamiento. Al mismo tiempo, prometía formar dirigentes sociales con subsidio permanente a las juntas vecinales.

Comentarios