Derrotados tras las municipales ponen sus ojos en el Consejo Regional

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:55 PM 2016-10-27

A casi una semana de los comicios municipales, quienes no lograron salir electos comienzan a proyectar su futuro político.


En medio de la fuerte tensión al interior de la Nueva Mayoría por la baja en la votación a nivel nacional y el triunfalismo en Chile Vamos por la recuperación de comunas emblemáticas, en Ñuble las fuerzas políticas quedaron prácticamente equiparadas, lo que hace prever elecciones parlamentarias y de consejeros regionales estrechas, en las que la selección de los candidatos será fundamental.


De ahí que quienes compitieron el pasado 23 de octubre -sobre todo los alcaldes que no fueron reelectos-, ya estén en la mira de sus conglomerados para engrosar las listas de candidatos para las próximas elecciones, específicamente, las de consejeros regionales.


Quien abrió el fuego fue el propio ex candidato a alcalde por Chillán, Aldo Bernucci (PR), quien apenas supo de su derrota comentó que “un hombre político nunca muere”. Adelantó que estará “donde pueda cooperar”, y no tuvo problemas en reconocer que  “algunos ya me quieren como intendente o delegado presidencial de la nueva Región de Ñuble”.


Lo cierto es que tanto en el seno personal de Bernucci, como al interior del Partido Radical, todo apunta a continuar su vida política en algún cargo vía designación.


Otro radical que si bien perdió en las municipales, tiene el apoyo del partido para emprender nuevos desafíos electorales, es el alcalde de San Ignacio, Wilson Olivares.


“Está claro que Wilson es una opción para competir por un cupo en el Consejo Regional, junto con nuestro actual core, John Andrades, y Gina Sepúlveda. Hay que recordar que de renunciar Cristian Quiroz a su cargo, ella asumiría, por lo que quedaría en buen pie para volver a competir”, sostuvo el vicepresidente regional del PR, Krysler Monroy.


Otros alcaldes que podrían buscar nuevos horizontes tras la derrota electoral municipal son Laura Aravena, de Coelemu (RN) y Lorena Jardúa, de San Fabián (independiente pro UDI).


La primera comentó que seguirá ligada al servicio público, lo que podría traducirse en una nueva candidatura a alcaldesa, en 2020, o en algo más próximo por definir. 


En el caso de Jardúa, ésta le ha comentado a sus más cercanos que no tiene pensado por el momento competir, y que se dedicaría a “proyectos personales”.


“Nunca se puede descartar ningún nombre, pero en la UDI aún no se comienza ese proceso. Fuimos respetuosos del proceso municipal, y cuando terminemos el análisis de los resultados buscaremos las mejores cartas para las próximas elecciones”, sostuvo el presidente distrital del gremialismo, Gustavo Sanhueza.


Otro que podría emprender nuevos desafíos electorales es el alcalde de Cobquecura, Osvaldo Caro. Sin embargo, por el momento está abocado a defender su impugnación ante el Tribunal Electoral, y no pierde las esperanzas de revertir el resultado del domingo pasado.


Guillermo Yéber, el ex candidato de la DC por Bulnes, es otra carta que al alero del diputado Jorge Sabag, podría proyectarse como candidato a core.
plazo para renunciar


Quienes están analizando si renuncian o no a sus cargos de cores, para enfrentar una posible candidatura a diputado en 2017, son los actuales consejeros Cristian Quiroz (PAIS), Gustavo Sanhueza (UDI) y Hernán Álvarez (DC).


“En mi caso, estoy evaluando aún. Se trata de una decisión colectiva, y que tiene un plazo muy acotado”, aseveró Quiroz, refiriéndose a la fecha tope del 19 de noviembre próximo para renunciar (un año antes de las elecciones) para poder ser candidato al Parlamento.


Hernán Álvarez, en tanto, cree que las cosas “se dan”. “Estuve tres períodos como concejal en la Municipalidad de Chillán con votaciones extremadamente amplias, y luego fui candidato a core con óptimos resultados. Antes, fui candidato a diputado dos veces, también con alta votación. Si así se diera, se da, dijo”.

 

Comentarios