Cuestionan equipo de la Gobernación tras críticas a Lorena Vera

Por: Claudio González 05:00 PM 2016-10-27

El clima post electoral en el oficialismo no apacigua la tormenta inicial tras los resultados de las comicios municipales realizados el pasado domingo. La renovación de los subsecretarios a nivel central, podría generar repercusiones en el resto del país.

Tal es el caso de Ñuble, donde la Nueva Mayoría no ha disimulado su molestia hacia la gobernadora, Lorena Vera, a quien responsabilizan en parte por los resultados, a tal punto de que algunos personeros están pidiendo la salida de la autoridad provincial.

Primero fue el senador Felipe Harboe que, si bien no pidió la salida de Vera, cuestionó la conducción politica por parte de la autoridad. A lo anterior se sumaron personeros de la Democracia Cristiana, quienes solicitaron un cambio.

El presidente provincial de la falange, Carlos Arzola, sin mostrarse contrario a la gobernadora, manifestó que espera que las autoridades sean capaces de dirigir a sus equipos, para lo cual se requieren competencias a la altura de las responsabilidades.

“Nosotros hemos sido críticos hace mucho rato. Ha existido una fase de conducción, de preocupación a nivel regional, más allá de la imagen  de la gobernadora provincial (…) No sé si cambios más, cambios menos, es poco relevante eso. Lo que interesa es poder lograr formar un equipo de trabajo que tenga la potencia suficiente, que otorgue las garantías ciudadanas de poder dar conducción política a la región del Bío Bío y, por cierto, al país para poder resolver los problemas que nos afectan”, señaló.

En tanto, para el concejal de Chillán del PS, Carlos Hernández, los objetivos electorales en la provincia no se lograron. El personero se mostró dispuesto a asumir un eventual cargo a nivel provincial.

“Sigo mirando horizontes para acompañar este proceso del Gobierno, de cambio hacia una sociedad más igualitaria, más justa. Los cambios designados los nombra la Presidenta de la República, yo jamás he cobrado por mi trabajo en política, he actuado porque me mueven valores sociales. Me atraen más los cargos que son resultado de la elección popular, que tienen el reconocimiento de la ciudadanía hacia lo que uno hace”, señaló.

Hernández agregó que “cuando uno está en política tiene que asumir responsabilidades en su momento, y para eso no voy a hacer ningún intento de eludirlo. Si alguien del gobierno o la ciudadanía confía en mis competencias, estoy disponible”.

Desde el Movimiento Amplio Social, partido que integra la gobernadora de Ñuble, defendieron la labor de la autoridad, cuestionando el papel del equipo político. Los que, de acuerdo al dirigente provincial del MAS, Carlos Muñoz, debieran renunciar.

“Las directivas tanto provincial y de la comuna de Chillán no hicieron un trabajo hacia los candidatos del partido y menos a los de la Nueva Mayoría. En esto quiero ser bien claro, el consejero regional Cristian Quiroz apoyó a ciertos candidatos, pero no apoyó al candidato de la de la NM, Aldo Bernucci. Ellos lo que hicieron fue trabajar en las sombras (…) Aquí no podemos involucrar a la gobernadora, porque ella cumplía una función bastante difícil. Entonces, nosotros estamos solicitando que la gobernadora le pida la renuncia a funcionarios que son de otro conglomerado”, manifestó.

En este agitado ambiente apareció el Partido Comunista apoyando la labor de la gobernadora. Para ello, la directiva del PC acudió hasta la edificio gubernamental a respaldar a Lorena Vera.

Comentarios