[Editorial] El tercer tiempo de Zarzar

Por: Fotografía: Mauricio Ulloa 10:40 AM 2016-10-27

El pasado 23 de octubre los ciudadanos (as) se expresaron en las urnas, otorgándole al actual alcalde Sergio Zarzar la oportunidad de continuar gobernando Chillán los próximos 4 años. 56,7% de adhesión obtuvo el jefe comunal, lo que equivale a 27.115 votos, 710 más que en 2012, pese a que en esta oportunidad la abstención subió en casi 10 puntos, alcanzando un 66%.

 Comienza así una nueva etapa en que él y su equipo volverán a concentrarse en la gestión y en los problemas que tiene la ciudad y para lo cual deberá llevar adelante su propia agenda, pero igualmente incorporar las prioridades de sus habitantes y no renegar de las buenas ideas de quienes fueron sus recientes contendores políticos. De hecho fue el mismo Zarzar quien horas después de ser reelecto y en una entrevista radial en esta empresa periodística, dijo que valoraba varias de las ideas y proyectos planteados por Bernucci, Jara y Guíñez y que podrían ser un aporte a su nuevo programa de gobierno. 

Por otra parte, el último estudio de opinión realizado por la UBB y La Discusión antes de las elecciones también aporta a un mejor conocimiento de las necesidades y expectativas de la comunidad respecto de las áreas a desarrollar durante el nuevo período municipal. Por ejemplo, en el ranking de los lineamientos estratégicos que tienen mayor importancia para el desarrollo de Chillán, los temas que más se mencion son: Desarrollo Social, Gestión en Educación, Gestión de Salud, y Desarrollo Económico.

Igualmente, al establecer las obras que deberían tener prioridad para la comuna, la ciudadanía estableció una priorización asociada mayoritariamente a iniciativas en el área del ordenamiento urbano y la conectividad. Tal inventario lo conforman la doble vía Vicente Méndez, las remodelaciones de Avenida Libertad y Avenida Alonso de Ercilla, la creación de un parque público urbano, el ordenamiento del transporte público y el soterramiento del cableado eléctrico.  

No es casualidad que durante la campaña, uno de los puntos de concordancia entre los candidatos a alcalde fuera precisamente la necesidad de solucionar los problemas de conectividad y congestión vehicular, derivados de la expansión habitacional, la ausencia de nuevas vías estructurantes y el alto crecimiento del parque automotor que registra la comuna y que se empina por sobre los 45 mil vehículos. De ahí que fijar la atención en este punto, altamente sensible para los chillanejos, sea una prioridad para el próximo gobierno comunal. En cuanto al soterramiento del cableado eléctrico, el hecho de que sea también uno de los temas más nombrados por los encuestados es revelador de un sentido de revalorización de la estética urbana y de la arquitectura post terremoto de 1939. Por último, no es un tema menor que un alto porcentaje de los encuestados coincida en que el Desarrollo Económico también es un ámbito donde se espera una progresión del trabajo municipal. En tal sentido debería ser un objetivo de este tercer tiempo de Zarzar crear una efectiva estrategia de atracción de inversiones.

Al haberse despejado el panorama político, ya no hay excusas para seguir postergando las demoradas decisiones que nuestra ciudad debe tomar para superar sus rezagos y llevar adelante los proyectos de largo plazo que requiere para encauzarse en una senda de crecimiento y desarrollo. La gran incógnita es qué actitud asumirán los concejales de oposición, ya que ahora serán mayoría (5 a 3).

Lo deseable es que encaren esta nueva etapa que se inicia con espíritu de grandeza, para acompañar las iniciativas que Chillán necesita, pero sin olvidar que en su función fiscalizadora deberán remarcar, sin tapujos ni temores, las eventuales desviaciones en las que caiga la autoridad.

 

Comentarios