Rehabilitación de tranques Cora: una buena noticia para Ñuble

Por: José Luis Montes 07:35 PM 2016-10-26

Una de la soluciones con que se está respondiendo a la escasez hídrica creciente de la zona es la construcción o reparación de pequeñas obras de riego, donde entran los tranques Cora, la mayoría deteriorados por el tiempo y la falta de mantención. Se trata de 52 acumuladores a nivel regional, que van entre 0,6 y 23 hectáreas de superficie, siendo el promedio de 4 hectáreas. De estos se están priorizado seis para la primera etapa, que se suman a uno ya reparado, según confirmó el director regional de Indap, Andres Castillo.


Para este fin se está trabajando con todos los recursos que se puedan reunir, los del Indap, de la CNR y del Gobierno Regional y con un estudio de prefactibilidad en ejecución. En general hay un alto deterioro. Incluso muchos tranques pasaron a manos privadas, aunque si el 51% de los beneficiarios del agua son de perfil Indap, los proyectos pueden llevarse adelante con los fondos que se han dispuesto.


De los tranques existentes, la mayoría está en Ñuble, donde hay 39 de estas obras: 3 en la comuna de Chillán, 7 en Coihueco, 7 en San Carlos, 6 en Ñiquén, 1 en San Nicolás, 1 en San Fabián, 3 en San Ignacio y 11 en Bulnes.


Los de mayor superficie son Arizona de San Carlos, con  23,20 hectáreas; seguido de Coipín en San Nicolás, de 14,40 hectáreas; la Esperanza de Bulnes, con 13,5 hectáreas y Aguas Verdes de Ñiquén, con 12,5 hectáreas.


Los tranques datan de los años 70 y algunos a estas alturas se ocupan más como cauce o en conducción de aguas que en su utilidad original, debido al embancamiento.


“Estas obras, aunque pequeñas algunas, podrían ser de gran impacto por su ubicación en sectores del secano interior, donde una fuente de agua puede hacer una gran diferencia, ya que el clima permite cultivos rentables”, destaca el director regional del Indap, 

Comentarios