Chillán Viejo: se prevén intensas fricciones entre Aylwin y Del Pozo

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 PM 2016-10-24

Con la configuración del nuevo Concejo Municipal de Chillán Viejo con fuerte presencia de ediles de la Nueva Mayoría, se anticipa que la labor fiscalizadora estará en las manos del concejal Jorge Del Pozo y de su correligionario Patricio San Martín, que una vez más llega arrastrado por aquel.


Jorge Del Pozo, tras recuperar la primera mayoría de concejales, siente que se le abre un sinnúmero de oportunidades a nivel político, no solo en la comuna histórica, sino que a nivel provincial,  donde pretende desempeñar actividades vinculadas al desarrollo del proyecto Región de Ñuble.


Aparentemente el líder radical ya pasó el mal trago de no haber podido ser candidato a alcalde de Chillán Viejo, donde todas las previsiones lo daban como ganador contra el alcalde electo Felipe Aylwin. Pero en el camino a la alcaldía Del Pozo cometió un par de errores, como no haber renunciado al Partido Radical, haber confiado en la realización de primarias de la Nueva Mayoría y haber firmado un acuerdo de apoyo mutuo con Rodolfo Gazmuri, que finalmente no prosperó.


Tras las elecciones, el concejal chillanvejano advierte: “no cometeré los mismos errores y si es necesario renunciar al partido lo haré, pues antes que todo me debo a la gente de Chillán Viejo”.


Mientras espera una nueva oportunidad para postular a la alcaldía, se concentra en nuevas alternativas de representación en Ñuble y en volver a ser un fiscalizador tenaz de la gestión de Felipe Aylwin.


Por su parte el jefe comunal que va por un tercer periodo y quien pudo resistir las embestidas de empecinados candidatos detractores que centraron sus campañas en su figura, elabora su agenda futura sobre la base de nuevas inversiones y cambios en el modelo de interacción con la comunidad.


La autoridad municipal sostiene que la municipalidad debe reinventarse o volver a sus orígenes y rescatar valores que él mismo representaba cuando llegó a trabajar al municipio hace más de 20 años, marcando desde ahora en adelante una gestión “sencilla, cercana a la gente, afectuosa y de diálogo permanente”.


Suma a ello que espera posicionar en el aparato municipal un modelo de atención basado en la calidad de los servicios, con cumplimiento de metas y auditadas a través de una oficina de Control de Gestión que estará en la Unidad de Participación.


En cuanto a inversiones,  plantea que la municipalidad proyecta proyectos por más de $27.000 millones para crear el Cementerio, dotar de servicios de agua potable y alcantarillado al sector sur de Chillán Viejo camino a Yungay, ampliar colegios municipales que han aumentado matrícula, reponer el consultorio Federico Puga y junto a este construir una piscina semiolímpica desde el año 2017 con dineros ya comprometidos por el IND. 


Agrega que en el futuro debiera aclararse el llamado “caso desfalco que se inició por una investigación solicitada por mí y posteriormente tergiversada por mis adversarios”.

Comentarios