Concejo Municipal de Chillán quedó con 5 rostros de la Nueva Mayoría

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 02:20 AM 2016-10-24

Durante el próximo período el gobierno comunal tendrá una configuración que no será propicia para el alcalde Sergio Zarzar Andonie, pues deberá lidiar, a la luz de las cifras emanadas ayer desde en el Servel,  de manera permanente con cinco concejales de oposición, contra solo tres de su sector.


Esto hace prever que se intensificará la fiscalización sobre las acciones y proyectos que ejecutará el municipio chillanejo por el próximo cuatrienio, lo que no quiere decir una politización de las actividades municipales, aunque es evidente que habrá mayor control sobre las acciones de la autoridad comunal.


Al menos varios de los que asumirán el 6 de diciembre próximo plantean como objetivos personales y de gestión integrarse activamente en el análisis más profundo y profesional de las iniciativas que presente el municipio, sin que ello signifique a priori una negación de base, sino que este foco en el control tiene como finalidad lograr que los procesos se realicen como corresponde, sin que haya dudas sobre la transparencia.


El nuevo Concejo Municipal mantiene a los tres concejales de Chile Vamos: Nadia Kaik (RN), Jorge Vaccaro (RN) y Joseph Careaga (UDI), mientras que ya no está Jorge Marcenaro, que inicialmente ingresó en las filas de la derecha, pero que en rigor fue llamado como el “quinto concejal opositor” dado su perfil fiscalizador, su agenda propia, su interés por ser alcalde y sus continuas peleas con el edil en ejercicio.


La Nueva Mayoría, que vio partir a Carlos Hernández (PS), pierde a Edison Coronado (DC), pero integra al ex gobernador de Ñuble Patricio Huepe, con ansias de acceder al sillón municipal en el futuro, y a Brígida Hormazábal (PS), con un  discurso enfocado al desarrollo de la educación, entre otros temas. 
Se mantienen en este conglomerado Víctor Sepúlveda (PC), quien pierde mucho capital; Juan López (PR) que igualmente tiene una baja importante, pero sumará a Camilo Benavente (PPD), quien se alza como el gran ganador de este sector al obtener la tercera mayoría general y la primera en la Nueva Mayoría.


Primera mayoría
En esta elección la gran ganadora junto al alcalde es la concejala Nadia Kaik, quien se alza muy por encima del resto con 4.904 votos tras ser escrutadas todas las mesas de la ciudad, lo que le permite ser un  referente importante en la derecha para próximas elecciones.


“Yo estoy disponible para los desafíos que mi partido me proponga”, sostuvo ayer la concejala de RN tras conocer la elevada votación obtenida, que le da fuerzas a varias opciones que pueda barajar en el futuro, incluyendo una eventual alcaldía, tanto si Zarzar renunciara o para los comicios del 2020.


“Cada día tiene su afán y en la actualidad trabajo por la gente de Chillán y por el alcalde Sergio Zarzar, lo que venga después está por verse, pero me llena de orgullo el resultado de esta votación”, planteó.


Quien no mira con buenos ojos este resultado es el concejal Víctor Sepúlveda, quien se prepara para presentar documentos que avalarían intervencionismo electoral a favor de la concejala de RN, la que justamente le arrebata la primera mayoría en el Concejo y todo lo que ello implica, como ser alcalde protocolar, presidente del Concejo Municipal en ausencia del alcalde y participar de manera prioritaria en actividades oficiales, lo que le daba mayor exposición.


Hasta última hora de ayer Sepúlveda no sabía si estaba dentro del Concejo y planteaba dudas sobre su permanencia que debe dilucidar durante el día de hoy, a la luz de las cifras oficiales y definitivas que deben emanar desde el Servel.


“Entre una elección y otra perdí muchos votos y eso me llama a duda. Participé en muchas actividades, tuve las mayor presencia en Concejo y comisiones, pero quizás no estuve tanto en terreno cara a cara con la gente. Pero perdí mucha votación por intervencionismo electoral”, sostuvo.


Quien igualmente perdió votación fue el concejal Juan López Cruz, quien pasó a tener solamente 2.194 sufragios, lo que sin embargo le permitió ser el único del pacto Con la Fuerza del Futuro en salir elegido.


El edil planteó: “seré un concejal fiscalizador de las actividades del alcalde. En Chillán tenemos que tener un alto estándar de calidad en el trabajo municipal y en el pasado reciente ello fue puesto en entredicho con las luces LED”.


El concejal Jorge Vaccaro fue otro que perdió votos, pero se mantiene en el Concejo. Asumió que esta disminución se debe a “la alta dispersión de votos por la gran cantidad de candidatos a concejales en esta elección”.


Agregó que espera que “el Concejo con cinco concejales de oposición no plantee una confrontación artificial hacia el alcalde, marcada políticamente, sino que seamos capaces de llegar a acuerdos por el bien de la ciudad”.


Joseph Careaga no encontraba razones que le permitieran comprender cabalmente la alta votación obtenida y que lo deja como la segunda mayoría en la ciudad. Según planteó, “debe ser un premio a tanto esfuerzo, a tanto tesón y porque hemos hecho un trabajo centrado en la gente”.

Los nuevos
Brígida Hormazábal llega al Concejo en su cuarto intento. “Por fin, es un premio a la perseverancia”, dijo. Antes estuvo un día cuando tuvo que reemplazar a Carlos Hernández, quien había renunciado para ensayar un salto al Parlamento que luego abortó. Hormazábal sostuvo que llegará con el apoyo de juntas de vecinos, profesores y una amplia base social.


Patricio Huepe, en tanto, hubiera querido llegar con una mayor votación, pero entendió que haber estado fuera  de la ciudad por muchos años 

Comentarios