“Algunos me quieren como intendente o delegado de la nueva región”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 01:55 AM 2016-10-24

Eran cerca de las 19.00 horas y la tendencia en la capital de Ñuble evidenciaba la caída en las urnas del oficialista Aldo Bernucci Díaz (PR) por segunda vez seguida ante Sergio Zarzar Andonie (RN).

“Parece velorio allí adentro”, era la lectura al paso de quienes salían de la sede del Partido Radical situada en calle 18 de Septiembre, en el centro de Chillán, dando el preludio de un escenario para nada alentador, y que a la postre se graficó por el hecho de haber alcanzado 17.359 de las preferencias, contra las 27.115 papeletas que optaron por Zarzar.

“Pensamos que habíamos sembrado la semilla en tierra fértil, pero no fue así. Y perdimos. Por supuesto gana el que obtiene un voto más”, precisaba Bernucci en su discurso ya asumida su derrota. “Lo asumo como un hombre demócrata, que pierde una elección dentro de la democracia, y naturalmente un poco dolido porque siempre cree que va ganar una elección, así que de ese punto de vista no tengo problema en asumir esta derrota”, agregó.

Recambio y experiencia
Sobre el amplio equipo que respaldaba la candidatura del oficialista, destacó el grueso contingente de valores jóvenes que le respaldaban y proyecta en ellos un trabajo aún por realizar, refiriéndose como “un semillero donde hay jóvenes profesionales y técnicos que vienen con mucha fuerza”.

“Le ofrecimos a la ciudad de Chillán un programa que iba ser dirigido por el alcalde, por la experiencia, pero también tomando en consideración todo esta camada joven que venía de atrás. Personas que se iban a hacer cargo de la municipalidad”, expresó.

Respecto al apoyo dentro del conglomerado, dijo que el trabajo hecho por todos los partidos dentro de la Nueva Mayoría es serio, donde han puesto cada una de sus pretensiones como líderes y como partidos políticos. 

Finalizó con que hay algunos mensajes que llegan más y otros menos, “en el caso nuestro no llegó a la mayoría que era lo que pretendíamos, pero esperamos que en cuatro años más en las mismas elecciones estaremos nuevamente haciendo un plan de trabajo representando a la ciudad y a lo mejor podemos cambiar la historia de Chillán y Ñuble”, sentenció.

Factor del voto voluntario
Si bien de manera preliminar el radical optó por no ahondar en el análisis del porqué de su caída, poco a poco abordó hechos que podrían sustentarla, con énfasis en la abstención de votantes y el voto voluntario.

“El voto voluntario fue un gran gol que le metieron a la Nueva Mayoría, y la verdad que no me explico cómo pasó eso. Porque fue la derecha la que inventó esta cosa. Ellos fueron, les dijeron ‘ustedes son poco demócratas porque no quieren el voto voluntario’, y ellos dijeron, ‘no, somos igual que ustedes, también lo queremos’ y mira lo que pasó”, explicaba el abogado.

-Estudios a nivel país apuntan que la tendencia habla que la gente de estratos socioeconómicos más altos es la que tiende más a votar. ¿Eso le pasó la cuenta?
-Pero por supuesto. Imagínate, lloviendo, o con frío, la gente que se traslada en auto no tiene problemas. Pero tenemos lugares como en Los Volcanes, donde hay cerca de 30 mil personas, de las cuales 25 mil vota, y si le dices que pague una locomoción, y son cuatro o cinco por casa, con esa plata pueden comer dos o tres días. Entonces el voto no es nada de voluntario, pues obliga a la persona a invertir dinero y en venir a votar, lo que para ellos es un sacrificio tremendo, pero no para la gente que tiene dinero. 

-¿Está por retomar el voto obligatorio?
-Sí, estoy por retornar al voto obligatorio.
Consultado si el tardío apoyo mediático realizado por Carlos Arzola (DC), hecho el 15 de octubre en la ciudad, fue también factor en la las urnas, Bernucci fue enfático en que “no pasa por ello”. “Lo que hizo Carlos (Arzola) fue reafirmar lo que estaba haciendo la DC trabajando de antes en mi campaña, así que no lo veo como causa”, apuntó.

“Un hombre político nunca muere”
Abordando el devenir a partir de hoy por parte del ex alcalde chillanejo, es claro en que de la arena política y servicio público no se retira.

“Un hombre político nunca muere. En el caso mío soy un político y desde el punto de vista social, soy un agente de cambio, por lo tanto voy donde pueda cooperar, y voy estar siempre ahí. Lo hice durante ocho años que estuve fuera de la municipalidad, ayudando a la gente, y voy a seguir igual”, ejemplifica, y entre risas declara: “Algunos ya me quieren como intendente o delegado presidencial de la nueva región”.

“No me cierro a nada, soy un hombre que ha estado siempre en el servicio público. Cuando dejé de ser alcalde el año 2008, ocupé un puesto de responsabilidad de la Cancillería en Uruguay, por lo tanto no tengo problema con seguir aportando con lo que uno sabe. Tengo un bagaje muy grande desde el punto de vista político, por lo que estoy pensando en cómo poder legarle o delegarle esto a la juventud, hacer algo con ellos y poderlos integrar a la sociedad para involucrarse a la política, porque es eso lo que nos falta”, culminó, aprestándose a saludar vía teléfono al contendor triunfador.

Comentarios