Constitución de mesas en Chillán estuvo entre las más bajas de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 12:20 AM 2016-10-23

Nuevamente las comunas más pequeñas sacaron la cara ayer en la Provincia de Ñuble, a la hora de medir el grado de participación.

Durante el tradicional proceso de constitución de mesas -obligatorio para aquellos vocales nuevos-, un 83,3% de éstas pudo conformarse en la provincia con al menos tres integrantes, disminuyendo la cifra alcanzada el 2012, cuando se llegó al 86,6%.

Pemuco dio el ejemplo, constituyéndose el 100% de sus 24 mesas. También hubo alto interés en Yungay (97,9%); Quirihue (96,9%) y Pinto (96,7%).

En el otro extremo, San Fabián solo alcanzó un 69,2% de mesas constituidas; El Carmen un 70,2%; San Nicolás un 73,5%; Quillón un 75%; Portezuelo un 76,4% y Chillán, un 78,2%.

Una importante caída experimentó la futura capital regional, que en 2012, llegó al 92% de asistencia de vocales. Si bien disminuyó en un 13,7% esta cifra, es mayor al promedio nacional de constitución de mesas dado a conocer ayer por el Servel, que llegó al 70,2%, y similar al de la Región del Bío Bío, que alcanzó el 78,7%.

Cumplieron con su deber
A las 3 en punto comenzaron a llegar los vocales de mesa al Instituto Santa María, en el centro de Chillán.

La mayoría de ellos eran jóvenes que les tocaba ejercer esta labor por primera vez, por lo cual su asistencia era obligatoria, y recompensada con 0,22 UF ($5.700) adicionales a los 2/3 UF ($17.494) que se les cancelarán por sus servicios de hoy.

El delegado del local, Dagoberto Vera, calificó como “buena” la asistencia ayer de la constitución de mesas, y positiva para el normal desempeño de los vocales hoy, ya que a quienes ejercen esta función por primera vez, se les brindó una charla.

“Constituimos las mesas con tres integrantes y les entregamos material de apoyo. Luego, a quienes ejercen por primera vez, les brindamos una capacitación. En general, las constituciones de mesas son lentas los días sábado, no así el día de la elección. Para mañana (hoy) anuncian lluvias, lo que seguramente hará que la cosa ande más lenta y lleguen menos personas a votar. Esperamos que no”, sostuvo. 

Juan Pablo Villegas esperaba ayer en el ISM participar de la capacitación entregada por el Servel.

“Lo asumí de inmediato, no hay problema con ser vocal. Además, el hecho que lo paguen es un aliciente, porque es un día de trabajo. Espero que llegue harta gente a votar, porque así debe ser, no es justo que elijan tan pocas personas a una autoridad tan importante para la ciudad. Si no hubiese sido vocal, igual habría venido a votar”, dijo.

Otros, prefirieron prevenir. “Ésta es segunda vez que me toca ser vocal. De hecho, vine porque la vez pasada, para las presidenciales, no asistí y estuve presa cuatro noches, pese a que sí fui vocal el día de las elecciones”, sostuvo Marcela Loyola, quien cree que vendrá menos gente a votar que la última vez, porque no es una obligación, no hay interés. 

“De hecho, no debieron haber aprobado el voto voluntario, porque éste es un deber cívico, yo siempre he votado”, manifestó.

Juana Valladares, en tanto, nunca había participado de las elecciones como vocal; solo como votante.

“Pensé en excusarme, pero no tenía ninguna de las limitantes establecidas por ley, así que vine, porque dicen que la multa es alta. Ojalá que venga harta gente. Difícil, porque cuando vine a votar la última vez, había muy pocas personas. Como no es obligación, los jóvenes no tienen ningún estímulo para venir”.

Para Gabriel Gatica, es la quinta vez como vocal. E igual quiso estar presente en la constitución de mesas. “Preferí venir, para conocer a los integrantes de mi mesa y no andar perdido mañana (hoy). He sido secretario, presidente...Soy el hombre con experiencia acá, porque parece que los demás son todos nuevos. Mi percepción es que mañana (hoy) vendrá a votar más gente adulta, aquellos que siempre participan”, comentó.

Patricia Villalobos, en tanto, ha sufragado en varias oportunidades, pero nunca le había tocado ser vocal.

“En un principio me resistí, porque uno tiene mil cosas que hacer, están los hijos, los nietos. Pero después lo asumí, es algo que no se puede esquivar. Además, el pago no es tan malo. Eso sí, no creo que venga mucha gente a votar, las personas están poco receptivas hacia la política, desmotivadas”, aseveró.

Obligación ética
Cerca del mediodía, el intendente, Rodrigo Díaz, junto al jefe de fuerza encargado del orden público para las elecciones municipales, contralmirante William Corthorn; y la gobernadora, Lorena Vera, efectuaron un recorrido por los locales de votación de Chillán, comprobando que todo estaba listo y dispuesto para los comicios de hoy.

“El proceso ha sido muy normal, llevamos varios días preparándonos para este día. Esperamos que la mayor cantidad de personas entienda que no solo tenemos el derecho a votar, sino también la obligación ética de ayudar a construir el mejor bien para la población”, sostuvo el intendente, Rodrigo Díaz.

El contralmirante William Corthom, en tanto, recordó que las Fuerzas Armadas tienen la misión de brindarle tranquilidad a las localidades durante el proceso eleccionario.
“No tuvimos mayores contratiempos, solo uno de los 1.100 integrantes del Ejército desplegados en la provincia que tuvimos que reemplazar por cuestiones médicas”, indicó.

Comentarios