¿Alcanzará?

Por: Rodrigo Oses 2016-03-14
Rodrigo Oses

Restando seis fechas para el cierre de la fase regular, los diablos rojos deben jugar cuatro partidos de local y dos duelos fuera de casa. De los encuentros que disputará en el estadio Nelson Oyarzún, tres los jugará de manera consecutiva a partir del domingo ante Deportes Concepción.

¿Alcanzará? ¿Le bastará ganar todos sus partidos en Chillán para clasificar? ¿Será capaz de cortar su maldita racha de visitante y dar al menos un golpe? ¿Y si no gana todo en casa? ¿Será capaz de salir a buscarlo fuera de casa si hasta hoy no ha ganado ningún duelo lejos de su reducto?

Las dudas se instalan en la recta final porque la irregularidad ha sido el sello de este equipo cuya campaña perfecta de local contrasta con su decepcionante rendimiento de visita.

Pero para mantener esa racha, es vital que Fernando Díaz recupere a sus mejores cartas y matice su propuesta buscando ser un equipo más sólido y contundente. En ataque la ausencia de Sebastián Varas resintió claramente el peso ofensivo de un equipo que no tiene ningún otro referente de gol.

El retorno del artillero y la consolidación del Toño Rojas pueden resultar vitales en una recta final en la que Ñublense no solo necesitará contar con la lucidez del entrenador, sino que además, en cancha, con verdaderos caudillos en cancha que sientan la camiseta.

En ese sentido, Varas, Rojas y Flores, deben ser parte de una estructura que en lo táctico y en lo emocional debe estar aceitada para arremeter con todo en la búsqueda frenética de la liguilla.

¿Y si entra?. Ahí puede pasar cualquier cosa. Y no siempre gana el que brilló en la fase regular. Ñublense se juega la vida en los tres partidos de local que vienen y no puede decepcionar.

Comentarios