Contraloría cuestionó uso de recursos para campañas políticas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 10:20 PM 2016-10-17

La entidad, cuestionó en Chillán la edición de una revista con contenidos municipales, pero que era financiada por organismos externos

En Chillán Viejo se critica igualmente el excesivo uso de la imagen del alcalde y otros temas administrativos surgidos en la investigación

Una serie de observaciones presentó la Contraloría General de la República contra las municipalidades de Chillán y Chillán Viejo en el marco de investigaciones ordenadas por ese ente a un grupo de municipios del país, que tuvieron como objetivo verificar el uso de recursos fiscales en período electoral.

La finalidad, señala el organismo fiscalizador, fue “resguardar el patrimonio municipal y constatar el cumplimiento de la normativa vigente, que impide a los empleados municipales, cualquiera sea su jerarquía y estatuto jurídico que los rija, realizar actividades de carácter político contingente, como también ejecutar acciones ajenas a su función y usar recursos y bienes para los indicados propósitos”.

En el caso de Chillán fueron analizados Gastos en personal, en Bienes y Servicios de Consumo, y Transferencias Corrientes, con el objeto de constatar la veracidad y fidelidad de las cuentas, registro contable, y documentación de respaldo, además de verificar el correcto uso de bienes, vehículos y recursos físicos municipales en año de elecciones municipales.

En el caso de los gobiernos comunales de la intercomuna, la Contraloría reprocha el uso reiterado de la imagen de los alcades por sus equipos de comunicaciones, lo cual puede vulnerar normas específicas sobre uso de recursos municipales.

El organismo de control regional plantea que la Municipalidad de Chillán presentó en su pagina web, tres ediciones de la revista “Así te Quiero Chillán”, la cual fue retirada del portal recién el 5 de agosto pasado.

Al respecto, se lee en el informe, “conforme a lo informado por el director de Control Interno y de las validaciones efectuadas, en el sistema de información contable se determinó que la aludida revista es elaborada por una entidad privada y financiada con recursos externos al municipio, a través de publicidad contratada por diversos proveedores de la zona, no obstante, se verificó que la mayoría de las noticias y fotografías están directamente relacionadas con la gestión municipal, figurando en la mayor parte de ellas la imagen del alcalde, además que la editorial de la publicación es elaboraba por la autoridad edilicia, constatándose además la participación del equipo de Comunicaciones y RR.PP. de la Municipalidad de Chillán, en la producción de ésta”.

Contraloría estableció además, en el marco de revisión de cuentas, que la municipalidad pagó arriendos de dos inmuebles que no estaban orientados al uso de dependencias municipales, sino que fueron ocupadas por entidades privadas lo que contraviene normativas.

En este sentido la municipalidad pagó la suma de $1.665.891, correspondiente a un canon de arriendo del mes enero en una vivienda de calle Carrera donde funcionan las corporaciones Grupo Tanagra y Mujeres por el Arte. Además pagó $1.098.223 por el arriendo, de diciembre de 2015, de otro bien para la agrupación denominada Ballet Folclórico Municipal y la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán. En ambos casos tuvo que terminar los arriendos.

La Contraloría reprocha además la celebración del Día de la Mujer, el pasado 29 de abril de 2016, cuando se pagó a la Sociedad Mathieu y Mathieu Ltda. $2.975.000, por un evento realizado en las Termas de Chillán.

La entidad estatal, igualmente, analizó en el municipio chillanejo una serie de situaciones, como la inexistencia de controles adecuados que permitan acreditar de manera fehaciente el cumplimiento de la jornada laboral por parte del personal contratado a honorarios. 

Además constató que la entidad comunal registra los bienes ingresados a la bodega de la Dirección de Desarrollo Comunitario, en tarjetas de existencia manual, “y que el uso de dicho registro representa un riesgo de control, toda vez que aquello resulta vulnerable, careciendo de seguridad, integridad y confiabilidad en la administración de datos, por cuanto estos últimos han ingresados manualmente”.

Chillán Viejo
En Chillán Viejo, la fiscalización tuvo por objeto efectuar un examen de las cuentas de gastos asociados a los subtítulos 21, Gastos en personal; 22, Bienes y Servicios de Consumo; y 24, Transferencias Corrientes, con el propósito de constatar la veracidad y fidelidad de aquellas, su registro contable y la documentación de respaldo, además de verificar el correcto uso de bienes, vehículos y recursos humanos y físicos municipales para el período comprendido entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2016, en la Municipalidad de Chillán Viejo.

La entidad plantea en su diagnóstico inicial que la entidad edilicia utiliza tres letreros indicativos de obras que señalan “Meta cumplida-Gestión Aylwin”, donde se mencionan a los concejales que aprobaron los referidos proyectos.

Se cuestiona también la visita de Álvaro Elizalde Soto, ex secretario general de Gobierno y militante del Partido Socialista a la municipalidad la que “obedeció a la realización de actividades políticas, específicamente en apoyo al candidato socialista que competía en primarias(no realizadas finalmente)”.

Asimismo reprocha “la despedida realizada en el municipio a Alejandra Martínez Jeldres, en ese entonces directora de Desarrollo Comunitario y candidata a concejala, a la cual se le entregó como obsequio una réplica de la piedra de la comuna, respecto de lo cual esta Contraloría Regional dará inicio a un procedimiento disciplinario con el fin de establecer las eventuales responsabilidades administrativas de los funcionarios involucrados”.

Contraloría además acusa el uso “reiterativo del nombre e imagen del alcalde en noticias de la página web del municipio, revistas y periódicos de circulación masiva, por cuanto la reincidencia innecesaria de la misma puede implicar una vulneración a las normas relativas al empleo de recursos fiscales”.

Un elemento que puede ser grave es la contratación a honorarios de cuatro personas que ya están bajo el régimen de contrata. Se trata de personal municipal a los que se les cancelan recursos extraordinarios dado que asumieron otras funciones en contratos precarios por 22 y 44 horas semanales.

Se suma a las indicaciones de Contraloría la entrega del alcalde de un galvano de madera donde se ensalza su imagen. 

Se critica, asimismo, la entrega de becas universitarias por $30.000.000 sin exigir PSU como requisito previo.

Comentarios