Pablo Abraham: “Nos faltó más frescura de mediocampo hacia arriba”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2016-10-16

No hubo excusas. El técnico de Ñublense, Pablo Abraham, no culpó al fuerte viento reinante ni a la cancha en Arica.

El estratega argentino asumió la superioridad del cuadro de San Marcos a  la hora de analizar la derrota de su equipo.

“Fue un partido trabado y complicado en el primer tiempo. En el segundo tiempo nos desordenamos y creo que nos faltó más frescura de mitad de cancha hacia adelante para generar acciones de gol”, reflexionó Abraham finalizado el encuentro en el estadio Carlos Dittborn.

Consultado sobre si el viento que reinó durante el partido pudo afectar la adaptación de sus jugadores, fue categórico. “No, en lo absoluto, el viento es para los dos equipos”, expresó.

Abraham aclaró que las tres semanas que estará parado Ñublense debido a las elecciones del fin de semana y luego porque queda libre según reglamento, no afectarán el andar futbolístico de su equipo.

“No, no creo, porque siempre será bueno y oportuno trabajar en ese período”, sentenció el entrenador de los “diablos rojos”.

LA VOZ DEL “PISTOLERO”
Luis Flores Abarca, por su parte, aclaró que su salida fue solo “decisión técnica que hay que respetar, pero independiente de eso, creo que Arica fue superior y aprovechó las ocasiones que se creó”. 

El experimentado jugador agregó que “Arica es un equipo fuerte, que se hizo para subir y sabíamos que iba a ser difícil, creo que nos perjudicó el viento en el primer tiempo. Nosotros tratamos por todos los medios, pero no logramos el objetivo”.

En la vereda celeste, dos ex “diablos rojos” fueron protagonistas en el triunfo de San Marcos de Arica.

El portero Santiago Morandi, quien debutó en la escuadra nortina tras superar una fractura en su mano derecha, y Octavio Pozo, pieza clave en el mediocampo del técnico Emiliano Astorga.

LA ESPINA DE POZO
Pozo reconoció que tenía una revancha personal que saldar en este partido.

“Contento por el triunfo. Sí, tenía una espinita clavada, porque yo quería seguir en Ñublense y nunca me llamaron. Pero eso ya pasó, el cariño por Ñublense siempre está. Hicimos un partido correcto y supimos controlar a Ñublense”, sentenció.

Morandi declaró: “fue un partido movido, pero la experiencia de nuestro plantel nos permitió ganar. Mostramos solidez y experiencia para quedarnos con el triunfo ante un rival duro”.

Comentarios