Número de empresas en Ñuble creció un 8,3 por ciento entre 2011 y 2015

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:55 PM 2016-10-15

En el quinquenio 2011-2015, el número de empresas en la Provincia de Ñuble creció desde 27 mil 566 unidades legales, hasta las 29 mil 857, lo que representa un aumento de 2.291 unidades, vale decir, un 8,3%, según reveló la Caracterización del Directorio Nacional de Empresas realizada por el INE.

En el análisis del comportamiento anual se observa un crecimiento sostenido, similar al exhibido por la Región del Bío Bío, que acumuló un crecimiento de 9,2% en el quinquenio.

La Provincia de Ñuble representa el 25,8% del total de empresas de la región, que totalizó 115 mil 439 unidades legales, vale decir, que tienen RUT y cuya casa matriz se encuentra en la región. 

Con sus casi 30 mil empresas, Ñuble ocupa el segundo lugar en la Región del Bío Bío, después de la Provincia de Concepción, que concentró 55.967 unidades. Además, Ñuble es la provincia que concentró el mayor número de empresas del sector silvoagropecuario, con un 56,2% del total regional.

Sectores económicos

El incremento quinquenal de 8,3% se explica fundamentalmente por el aumento de unidades en las actividades de comercio, transporte, almacenamiento y comunicaciones e industria manufacturera. El sector silvoagropecuario, sin embargo, exhibe un estancamiento.

Asimismo, los principales sectores económicos que concentraron la mayor cantidad de unidades en la provincia dentro del periodo 2011-2015 fueron: comercio; agricultura, ganadería, caza y silvicultura; y transporte, almacenamiento y comunicaciones. Estos sectores representaron el 59,6% del total de unidades de la provincia.

Según criterio de ventas, la distribución de las unidades indica que el 78,8% de las unidades son de tamaño micro (hasta 2.400 UF anuales); seguido de las pequeñas (entre 2.400 y 25.000 UF), que concentran el 11,3% de las unidades legales de Ñuble. En tanto, las medianas empresas (entre 25 mil y 100 mil UF) corresponden al 1,3%; y las grandes (más de 100 mil UF), al 0,3%.

Formalización

El seremi de Economía, Iván Valenzuela, sostuvo que el crecimiento acumulado en el número de empresas de Ñuble se ubica en un rango promedio y que el objetivo es que esa tasa sea mayor, para lo cual el Gobierno está desplegando una serie de iniciativas de apoyo al emprendimiento, como el portal “Tu empresa en un día”, del Ministerio de Economía, que facilita los principales trámites que se deben realizar para poder crear un negocio.

Valenzuela también destacó el aporte que ha hecho el Centro de Desarrollo de Negocios de Chillán, creado el año pasado, y que atiende actualmente a 310 emprendedores, contribuyendo a su formalización y capacitación. 

“Lo que nosotros tenemos que incentivar es el emprendimiento y la formalización de los negocios. Hoy se estima que el número de empresas informales es similar al de empresas formales, y son cifras que no aparecen en las estadísticas. Si nosotros logramos formalizar a estas empresas con estas políticas de asesoramiento y de apoyo, eso va a significar tener un negocio formal, aportar a los ingresos formales de la región, al empleo formal, y eso es un aporte significativo al desarrollo”, manifestó.

Añadió que la Región del Bío Bío es una de las tres regiones que más empresas ha creado, “y eso está directamente relacionado con el empleo, porque esto ha permitido frenar el alza del desempleo, de hecho, si uno mira la tasa de desempleo de Ñuble, que es de 8,1%, es inferior al 8,5% del año anterior”.

Conviene mencionar que en los últimos 12 meses el empleo por cuenta propia en Ñuble creció un 6,6%, y se estima que actualmente son 42.840 personas las que se ubican en esa categoría, según la última encuesta de empleo del INE, correspondiente al trimestre junio-agosto de 2016.

Consultado por los sectores económicos donde mayor crecimiento se observó en Ñuble, Valenzuela explicó que “quien desea emprender, por lo general en Chile, busca una actividad que sea fácil de emprender, y normalmente esas actividades están ligadas al comercio o los servicios, pero lo que a nosotros nos interesa fortalecer es que esas empresas logren un crecimiento mayor, es decir, si vemos un sinnúmero de empresas que venden productos a distintos usuarios, si logramos asociar y hacer economías de escala, logran ofrecer un producto distinto que incluso puede ser exportable, y una empresa exportadora tiene mayor permanencia en el tiempo, debido a que el mercado que tiene es más amplio, y por eso también en las políticas públicas está el impulso a través de los centros Pymexporta de ProChile”.

Futura región

Por otra parte, el seremi postuló que “en la futura Región de Ñuble tenemos un potencial desarrollo de áreas que son sumamente importantes, como por ejemplo, la agroindustria, y en ese sentido, hay políticas que vienen enfocadas, no solo el fomento productivo de Economía, sino que desde Agricultura, entonces, si logramos que los agricultores se asocien, tendrán un mayor poder de negociación, aportan más al empleo, más al desarrollo y con esos productos también pueden salir del país. Por eso tenemos que apostar a sectores que tienen un alto potencial de crecimiento, como la agroindustria y los servicios. Chillán es una ciudad de servicios. También está el turismo. Y por qué no podemos lograr que los profesionales puedan exportar servicios al mundo”.

Consultado por la generación de valor compartido, a partir de las grandes inversiones del sector energético en la zona, el seremi comentó que se está trabajando en capacitación para que las pymes puedan participar en el encadenamiento productivo no solo en la etapa de construcción de las centrales, sino que también en la operación, en áreas como transporte de carga y pasajeros, hospedaje, alimentación, y en áreas que requieren mayor calificación, para lo cual destacó que es clave la formación técnica.

Fomento productivo

El encargado del Centro de Desarrollo Productivo y Omil de Chillán Viejo, Rodrigo Riquelme, sostuvo que “efectivamente, se observa un crecimiento en el número de empresas en Chillán Viejo, lo que en nuestro caso se ve favorecido por la disponibilidad de espacio, por un plan regulador comunal moderno y por la reducción de la burocracia a nivel municipal, que permite obtener los permisos en no más de dos semanas e incluso menos. Claramente, esa agilización en los trámites constituye un incentivo para la creación de empresas, donde también se observa un creciente número de micro y pequeñas empresas, orientadas principalmente a los rubros comercio, servicios e industria”.

Riquelme advirtió, sin embargo, que con la creación del Comité de Desarrollo Productivo Bío Bío -que gestiona instrumentos de Corfo, Sercotec e Innova Bío Bío-, en vez de mejorar la distribución territorial de los fondos de fomento productivo, se ha empeorado, perjudicando particularmente a la Provincia de Ñuble. “Cuando se decidió descentralizar la asignación de estos recursos a través de esta experiencia piloto, se aspiraba a frenar la concentración de estos fondos en la Provincia de Concepción, pero en la práctica Ñuble ha perdido participación, lo que tememos pueda empeorar el próximo año, con el plan de ajuste fiscal”.

El profesional planteó, además, que el proyecto de Región de Ñuble pudiera estar jugando en contra, como una suerte de alejamiento temprano de la Región del Bío Bío, “lo que es evidente en algunos casos”.

Precisó, sin embargo, que la falta de capacitación de los microempresarios así como un menor acceso a las tecnologías de información, les ha impedido acceder a más recursos, donde reconoció que existen responsabilidades compartidas, tanto del Estado como de los propios emprendedores.

 

Comentarios