Denuncias por maltrato escolar este año superan lo registrado en 2015

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:05 PM 2016-10-15

Al menos dos hechos serios de violencia escolar se han vivido en la Provincia de Ñuble durante el último mes, en donde se han visto involucrados niños y adolescentes de entre 12 y 16 años.

El primero de ellos se registró el 13 de septiembre pasado, cuando tres alumnos del Colegio Creación de Chillán (dos hombres y una mujer) que se dirigían a sus hogares,  fueron víctimas de agresión física por parte de un grupo de aproximadamente siete jóvenes, quienes los golpearon sin medir fuerzas.

El incidente dejó con un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) y contusiones en el rostro a los dos varones del trío, razón por la cual se vieron obligados a concurrir a la Unidad de Urgencias del Hospital Clínico Herminda Martín.

El caso más reciente se dio en la comuna de Quillón el miércoles de la semana pasada, viéndose envueltas en la riña seis niñas de 12 años en promedio.
La alumna afectada, perteneciente a la Escuela Amanda Chávez, resultó con una lesión en la nariz luego de que cinco niñas de la Escuela Héroes de Itata la agredieran en una céntrica calle quillonina.

La víctima fue derivada al Hospital de Bulnes y el Departamento de Educación Municipal de Quillón no se demoró en anunciar que se realizarán jornadas de intervención psicosocial en 7º y 8º básico de los dos establecimientos educacionales donde cursan estudios las niñas.

Si bien estos dos incidentes se hicieron público especialmente por el grado de violencia que envolvió el pleito y la edad de los involucrados, es solo una parte de la poco prometedora estadística de Ñuble que guarda en sus registros la Superintendencia de Educación.

Violencia en ascenso

Entre enero y agosto del presente año el organismo que  se encarga de fiscalizar el correcto funcionamiento de los establecimientos educativos del país ha recibido 46 denuncias por maltrato escolar en nuestra provincia, seis casos más de los que se notificaron en todo el año 2015 (40), representando hasta el momento un incremento del 13%.

Pese a que en 2015 habían caído notablemente los índices al anotarse una disminución del 47% respecto al periodo anterior (75), el año 2016 marca un ascenso importante que podría ser preocupante considerándose que aún faltan contabilizar los números del cuatrimestre septiembre-diciembre.

Esta realidad actual ñublensina transita por un escenario totalmente distinto a lo que se vive en sus tres pares de la Octava Región.

En los primeros ocho meses del 2016 Arauco, Bío Bío y Concepción muestran cifras inferiores en cuanto al total de denuncias que se realizaron durante todo el año pasado.

Mientras que Arauco suma 14 (nueve menos) y Bío Bío 31 (15 menos), la Provincia de Concepción registra 173 (38 menos).

Los casos que llegan a la Superintendencia de Educación son clasificados de acuerdo al tipo de hecho que da origen a la denuncia.

El maltrato físico entre alumnos es la causa que más se repite en Ñuble, al anotar 22 reclamos formales (47,8% del total), seguidos del psicológico de adulto a alumno, con 11 casos.

El maltrato físico de adulto a alumno y el psicológico entre alumnos son los de menor cuantía, al sumar 8 y 5 denuncias respectivamente.

“Un niño maltratado se ve disminuido”

El director regional de la Superintendencia de Educación, Dalton Campos, precisa que el maltrato a estudiantes sigue siendo la materia más denunciada en la Región del Bío Bío, alcanzando el 36% (320) del total de 883 denuncias que se realizaron en 2015 en la región.

El funcionario de Gobierno pone especial énfasis en el impacto que supone en el estudiante el verse expuesto a circunstancias de maltrato.

“Los temas que se relacionan con convivencia escolar son de gran interés para la Superintendencia de Educación, dado que un niño que es discriminado o maltratado se ve disminuido en su capacidad de aprender, está menos motivado para participar del proceso educativo y además se le está vulnerando su derecho fundamental a la educación”, advierte.

Respecto a las altas cifras de denuncias que se presentan en la zona, Dalton Campos indica que se explican por el mayor conocimiento normativo de parte de las familias y las comunidades educativas, las que están cada vez más conscientes de que existe una normativa que protege los derechos educacionales.

Asimismo, el director regional agrega que la comunidad educativa posee cada vez más información y la Superintendencia de Educación ofrece plataformas para canalizar su necesidad de información y atención, como página web, vía telefónica y presencial, además de redes sociales.

“El llamado es a seguir fortaleciendo estrategias de promoción del buen trato y la prevención oportuna de situaciones de violencia con el compromiso de toda la comunidad educativa.

Convivencia escolar

El jefe del Departamento Provincial de Educación (Deproe), Hernán Álvarez, asume que las cifras de maltrato escolar en Ñuble son preocupantes y que desde su organismo se está promoviendo la buena convivencia al interior de los establecimientos para evitar los casos de violencia.

“Es un tema complejo, pero tampoco podemos quedarnos en que aumentaron los casos, sino que hay que ver que estas seis denuncias más podrían responder a que hoy en día existen más canales de información. Lo que nosotros estamos promoviendo es la convivencia escolar y en todos los establecimientos de más de 200 alumnos existe una persona dedicada al trabajo”, precisa Hernán Álvarez.

Mediación de conflictos

La Superintendencia de Educación tiene la facultad de facilitar un proceso de mediación cuando los conflictos al interior de la comunidad educativa no logran ser resueltos entre los mismos actores. Para este acercamiento convoca a los involucrados y a un mediador, especialmente capacitado, ajeno al conflicto, para dirigir el proceso. Con esto se busca llegar a un acuerdo sin establecer sanciones ni culpables, sino que la reconstrucción de los vínculos y la reparación, cuando sea necesaria.

Comentarios