Marcenaro presentó denuncia de cohecho en la Fiscalía por luminarias

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 07:40 PM 2016-10-14

El concejal Jorge Marcenaro, con los muros del Ministerio Público a sus espaldas, explica que una condición sine qua non de cualquier proceso de licitación es la de contar con los dineros para declararla abierta.


“Y en el caso de la licitación que se hizo para la compra de las luminarias led, había que contar con la autorización de la Dipres (Dirección de Presupuestos), pero increíblemente, nunca llegó tal autorización, de hecho todavía no llega, entonces no logro entender por qué el alcalde (Sergio) Zarzar corrió un riesgo tan grande al realizar esta situación y contratar a la empresa del señor Sergio Wicki Caro, porque él gestionó la contratación de estas personas que, además, sumaba muchas querellas”, manifestó el edil, respecto a la intención de pagar 10.800 millones de pesos para la adquisición de luminarias led para toda la ciudad de Chillán.


Por considerar “un actuar negligente”, ayer Marcenaro, junto al abogado Sebastián Caroca, interpusieron una denuncia por posible acto de cohecho en la Fiscalía local de Chillán, en contra de quienes gestionaron e impulsaron esta millonaria licitación.


Caroca agregó que uno de los objetivos de la denuncia es que la Fiscalía acceda a investigar si es que hubo pago de coimas entre los funcionarios municipales para allanar el camino a Sergio Wicki, quien fue contratado para asesorar al municipio para determinar cuál era la mejor oferta, aprobando su contratación en desmedro de las otras firmas, considerando que la Dipres no se había siquiera pronunciado respecto a autorizar el dinero.


“Estamos solicitando a la Fiscalía que investigue respecto de triangulaciones de dinero que pudiesen existir con la sociedad Offersuite Ltda., que es la que representa el señor Wicki Caro, ya que de ser así, se estaría ante un delito de cohecho”, aclaró el abogado.


Para denunciar la negligencia
Claro de las críticas en su contra que esta acción le puede significar, el concejal Marcenaro se adelantó y precisó: “sé que muchas personas saldrán diciendo que este es un ataque político y en pleno periodo de campaña para alcalde del señor Zarzar, pero la verdad es que si la hago ahora es por dos razones; la primera, es porque este caso se hizo público recientemente y es, por lo tanto, ahora que se debe hacer la denuncia. Y en segundo lugar, porque si me eligieron como concejal es porque la ciudadanía me encargó que realizara mis funciones como fiscalizador de las acciones del alcalde y eso es lo que estoy haciendo, ya que es mi deber”.


En esta misma línea, Marcenaro añadió que “si no hubiese hecho esta denuncia, estaría cayendo en un notable abandono de deberes. Esta gestión le pudo haber significado la quiebra al municipio en caso de que alguna de las otras empresas se hubiese querellado por la poca transparencia del proceso, ya que pueden hacerlo, entonces lo que se busca es denunciar un acto negligente, grave, para que nunca más vuelva a pasar. No basta con haber declarado desierta la licitación después que se hiciera pública la poca transparencia del proceso”.


Marcenaro además acusó: “yo le pregunté en esa oportunidad al contralor municipal si es que ya estaba la autorización de la Dipres, a lo que me respondió que sí; luego el concejal Juan López Cruz le preguntó lo mismo a la jefa del Secpla, y también le dijeron que sí, entonces acá nos mintieron, por eso queremos que la Fiscalía investigue si hubo pagos entre la empresa del señor Wicki Caro y funcionarios del municipio”.


Finalmente, los denunciantes advirtieron que en la presentación de 13 páginas habría evidencias que apuntan a que existía la certeza de que el municipio sabía del vínculo entre Wicki y la empresa que postuló a la licitación, Representaciones Offersuite, a través de su filial Maxlight.


“El acercamiento con el señor Wicki empezó en noviembre del año pasado, por lo que habría conocimiento cierto de que prestaba servicio para uno de los oferentes”, zanjó Caroca.

Comentarios