Compras Junaeb: ¿Está preparada la agricultura familiar del Itata?

Por: José Luis Montes Fotografía: Guillermo Escares 06:30 PM 2016-10-14

La Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) anunció que a partir de del próximo proceso de licitación del Programa de Alimentación Escolar (PAE), en agosto de 2017, se exigirá a los proveedores que destinen al menos un 10% de los montos de adquisición de insumos en compras en zonas de rezago del país.


En el caso del Valle del Itata, desde Indap destacan que constituye una oportunidad para la agricultura familiar campesina. Según su director regional, Andrés Castillo, “abre una oportunidad que no existía. Se podrán establecer programas de trabajo y cultivos en función de una calendarización de compras, lo cual le agregará certezas a los productores (...) Con este nuevo esquema de comercialización se generará una disminución de intermediarios, por lo que el precio pagado al productor debiera incrementarse”.


El directivo expuso que “la agricultura familiar campesina se encuentra más preparada que nunca para enfrentar este tremendo desafío. Los productores apoyados por Indap cuentan con asesoría técnica y apoyo al financiamiento a través de los programas de zonas rezagadas, para potenciar sus emprendimientos productivos, lo que les permitirá cumplir con la calidad y oportunidad las exigencias emanadas de este nuevo acuerdo de trabajo con Junaeb”.


Desafíos
Por su parte, la dirigente de los viñateros de Portezuelo, Yenny Llanos, valoró la iniciativa, destacando también que los productos de la pequeña agricultura son naturalmente ecológicos, por lo que esta medida contribuirá a mejorar la alimentación en los colegios. Sin embargo, advirtió que este segmento no está preparado para aprovechar la oportunidad: “creo que las grandes dificultades están en términos de volumen, uniformidad, exigencias sanitarias, administrativas y logísticas, entre otras, para asegurar un abastecimiento continuo, de calidad y a un costo competitivo”.


La dirigenta citó como ejemplo el aspecto sanitario, pues dijo que la mayoría de las comunas del secano costero tienen problemas serios de escasez agua. Además, explicó que “la resolución sanitaria requiere exigencias en infraestructura no menores y de un sistema de control sanitario, entre otros, barreras un tanto elevadas y difíciles de superar sin un apoyo que debe considerar una fuerte inversión”.


Por lo anterior, Llanos expresó que se deben crear instrumentos concretos que sean exclusivamente para estos fines, “los cuales deben incluir financiar infraestructuras en el corto  plazo”, apostando por la asociatividad, “pensando en asociaciones o cooperativas que estén al servicio de un territorio y no solo de un par de empresarios individuales”.


Respecto de los volúmenes, Castillo desestimó que ello pueda constituir una barrera, pues planteó que para ello existe el desafío de organizar a los productores para cumplir con los estándares y volúmenes demandados. “Creo que los volúmenes son posibles de cubrir, tenemos un universo cercano a los 4 mil agricultores con asesoría técnica de Indap en el Valle del Itata”, planteó.


En cuanto a las certificaciones y resoluciones sanitarias, el director del Indap reconoció que “es un tema que tenemos identificado y ya lo estamos trabajando mediante programas de inversión y asistencia técnica para la habilitación para la comercialización, lo que implica el cumplimiento de las normativas sanitarias, tributarias y de trazabilidad”.

Comentarios