Este martes se votará el proyecto que crea la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 08:35 PM 2016-03-12

Este martes 15 de marzo, durante la primera sesión ordinaria del Senado de este año, en la cual asumirá la presidencia el senador del PPD, Ricardo Lagos Weber, se votará en general el proyecto que crea la Región de Ñuble.
Así lo dio a conocer el senador Felipe Harboe, quien tras sostener conversaciones con el ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, y el presidente saliente de la Cámara Alta, Patricio Walker, logró convencerlos para poner en tabla ese día la iniciativa ñublensina, que fue aprobada por unanimidad por la comisión de Gobierno Interior, durante la sesión llevada a cabo el pasado 8 de enero en Chillán.
“El ministro Eyzaguirre accedió a darle discusión inmediata al proyecto. Hablé además con Patricio Walker para ponerlo en tabla ese mismo martes. Él deja la presidencia del Senado ese día, y asume Ricardo Lagos Weber. La idea es que después del cambio de mando, se inicie la sesión con el proyecto de la Región de Ñuble”, sostuvo a LA DISCUSIÓN el senador por Bío Bío Cordillera.
Todo indica que la iniciativa será aprobada sin problemas (se necesitan 25 de los 38 senadores), ya que de acuerdo al sondeo efectuado por el comité Ñuble Región, que durante enero efectuó un fuerte lobby en el Parlamento, el 75% de los integrantes del Senado estaba a favor del proyecto.
Retornará de esta manera el texto a la comisión de Gobierno Interior, la que inicia su discusión en particular. Se abre, además, el período de indicaciones, cuyo plazo será acordado en la sesión, el ual debiera ser de un mes.
“Durante este período se planteará el tema de las capitales provinciales, los cambios de provincia propuestos por algunas comunas y la situación electoral de Cabrero y Yumbel. Yo soy de la idea que el Ejecutivo presente el menor número de indicaciones posible. El tema de Cabrero y Yumbel es urgente, pues hoy sería inconstitucional que pertenecieran electoralmente a un distrito, y administrativamente a una región distinta. En cuanto a las capitales provinciales, el Gobierno debiera hacer el menor cambio posible. Los cambios de provincia no debieran tener problemas, será algo que revise la comisión, y si hay argumentos sólidos, debiera concretarse”, afirmó Harboe, quien hizo hincapié en que el tiempo que demore la discusión en particular dependerá del número de indicaciones que presente el Ejecutivo.
El legislador agregó que el plazo ideal para que la iniciativa sea despachada del Senado es mayo-junio, antes que culmine el primer semestre, para que así la Cámara de Diputados disponga de alrededor de cuatro meses para aprobarla.
“El primer trámite siempre es el más difícil. El proyecto llegará a la Cámara depurado, por lo tanto no debiera tener problemas. El objetivo es que de aquí a fin de año esté listo el proyecto, para que sea promulgado a inicios de 2017”, aseveró.
Proceso de instalación
Con la Región de Ñuble convertida en ley de la República, comienza el período de instalación. La Presidenta deberá nombrar a un delegado que lidere este proceso, y se iniciará la contratación de personal. Se desarrollarán concursos públicos, se ajustará el presupuesto y se organizarán las dependencias físicas donde funcionará el nuevo Gobierno Regional.
Según Felipe Harboe, el grueso de las reformas estructurales propuestas por el gobierno de Michelle Bachelet ya está encaminado en el Congreso, por lo tanto, la iniciativa ñublensina no debiera verse afectada por una posible sobrecarga legislativa.
“Siempre es factible que algunos proyectos sean prioritarios, pero yo me la voy a jugar porque eso no ocurra. Además, las reformas estructurales están prácticamente hechas, solo está pendiente la ley de Educación Superior. Quizás el hecho que sea un año electoral pudiera incidir un poco, por la polarización que se produce, pero nosotros estaremos al pendiente para que eso no ocurra”, indicó.
Respecto de la posibilidad de elegir democráticamente al intendente de Ñuble, Harboe fue categórico.
“Lo veo inviable, tanto por el proceso interno que estará viviendo la nueva región, como porque a mi parecer, la elección directa de los intendentes no va a salir para 2017, es un proyecto al que le falta mucho. Recién estamos apobando la reforma constitucional, falta toda la ley orgánica, determinar qué atribuciones van a tener estas autoridades, y ya se han manifestado varias dudas al respecto. Yo he conversado con algunos ministros, y no hay acuerdo aún en torno a traspasarle atribuciones presupuestarias a las regiones”, manifestó.
Otra duda que había en torno a la iniciativa ñublensina decía relación con la jurisdicción sobre la comuna de Tucapel, de la Provincia de Bío Bío, que actualmente recae en Ñuble.
De acuerdo al informe enviado al Senado por la Corte Suprema en octubre pasado, el hecho que la nueva región mantenga la jurisdicción sobre dicha comuna, aunque ésta permanezca en la Región del Bío Bío -propuesta que respalda el máximo tribunal-, no es un problema.
“La Constitución no establece una prohibición expresa respecto de dependencia jurisdiccional de los tribunales”, precisó Harboe.

Comentarios