Estacionamientos privados suben a 39: preparan nuevo catastro

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:05 PM 2016-10-13

Una verdadera explosión de estacionamientos privados se ha producido en el último tiempo en la ciudad, fenómeno que va de la mano con la necesidad de aparcar los miles de automóviles que diariamente circulan en Chillán y que llegan al centro.


La municipalidad, a través de Transparencia, entregó antecedentes que confirman la existencia de al menos 39 empresas y particulares que ofrecen el servicio. Incluso, el listado definitivo debiera ser mayor, lo que se hará a través de un catastro que irá acompañado de mayor fiscalización de las playas de estacionamientos, tal como lo admitió ayer el director de Obras de la Municipalidad de Chillán,  Flavio Barrientos.


Este crecimiento tiene su origen, sostienen arquitectos y urbanistas locales, en la necesidad insatisfecha por dejar los vehículos en lugares habilitados y que cuenten con condiciones de seguridad que obviamente no presentan las abarrotadas calles y veredas.


El arquitecto de la UBB Claudio González Oisel plantea que el crecimiento de Chillán, que ya tiene unos 180.000 habitantes a lo que se suma un parque automotriz de más de 45.000 automóviles, ha generado una presión de tal nivel que ha llevado a que empresas y particulares hayan modificado terrenos antes destinados a viviendas o comercio, para abrirlos a los conductores.


Las condiciones para generar los aparcaderos no son exigentes,  pues se requieren áreas mayores a mil metros cuadrados, de las que hay muchas en el centro de la ciudad y entre las cuatro avenidas, más instalaciones mínimas como una garita de control y servicios higiénicos del personal. Además algunos han optado por barreras automáticas abatibles de acceso, las que no son requisitos de operación y dependen del empresario.


Y en cuanto a personal, el requerimiento es mínimo, ya que con una sola persona el estacionamiento puede funcionar.


González plantea que la expansión del negocio tiene otra arista, y está íntimamente relacionada con el hecho que muchos propietarios de esos terrenos no tienen alternativas rentables de uso. 


Además una nueva normativa establece que por cada vivienda o departamento construido debe existir un estacionamiento. Esta paridad lleva a que los costos para levantar una edificación se eleven considerablemente, pues generar aparcamientos subterráneos tiene valores muy elevados.


Así, para quienes son propietarios de propiedades en el centro, es mucho más atractivo demoler y construir estacionamientos que arrendar las viviendas o venderlas, pues a través del negocio pueden acceder a ingresos varias veces superiores a lo que se logra por un alquiler.


En general, sostiene que por una casa en el centro, el arriendo sería desde los $600.000 mensual,  mientras que una playa de estacionamientos bien administrada puede generar alrededor de $1,5 millones más cada treinta días.


Buen negocio para el dueño
La corredora de propiedades María Luis Solar destaca que el rubro de las playas de estacionamientos funciona bien para quienes son dueños de las propiedades, pues el arriendo en el centro de terrenos de unos mil metros cuadrados, exigidos para tales emprendimientos, puede llegar a costar más de un millón de pesos al mes, por lo que no es tan rentable arrendar para luego abrir aparcaderos, sino que ser dueño de la propiedad.


Agrega que este rubro ha crecido dado el innegable crecimiento automotriz de la ciudad y además porque el precio por estacionar en alguno de los 1.001 cupos concesionados por la municipalidad a la empresa ECM tiene un valor muy alto.


Un conductor que mantenga su vehículo en los sitios concesionados de las calles céntricas paga $1.185 por hora, mientras que en los aparcaderos alternativos que existen en la ciudad el valor por el mismo horario, en un recinto cerrado y con seguridad, varía entre $700 y $800.


María Luisa Solar reconoce que la apertura de tales establecimientos se ha convertido en una buena alternativa para generar ingresos, con poca inversión. De esta manera es probable que sigan apareciendo.


Si bien la municipalidad tiene contabilizados 39 patentes de ese rubro, según sus datos actualizados,  la impresión que se tiene es que son muchos más los que existen en la ciudad y que no estarían registrados,  por lo que sería necesario, como lo plantea Flavio Barrientos, realizar un nuevo catastro en terreno.


Estacionamientos subterráneos

Lo que es innegable, sostiene la concejala Nadia Kaik, es que la urbe requiere estacionamientos de calidad y en ese sentido espera que la municipalidad actualice la información para dotar de aparcaderos subterráneos a la zona de la Plazoleta Sargento Aldea y a la Plaza de Armas, ambos proyectos de larga data que no han tenido avances.


En el caso de la plazoleta del Mercado el año 2007 ECM debería haber comenzado la construcción de un edificio bajo tierra para aparcar, pero la empresa se desistió argumentando los elevados costos del estacionamiento bajo el Paseo Arauco II, lo cual dejó en libertad al municipio para licitar la obra, lo que no ha ocurrido.


Además, la municipalidad planteó el año 2013 el desarrollo de estacionamientos bajo la Plaza de Armas, pero el estudio y licitación solicitado por el alcalde no fue ejecutado por el Secpla.


El ex presidente del Colegio de Arquitectos de Chillán, Víctor Palavecino, sostiene que los estacionamientos responden incluso a una necesidad urbana como es preservar los bandejones y áreas verdes de Gamero, Libertad, Sargento Aldea, Prat y otras arterias.


Agrega que con la pasividad de las autoridades, los amplios bandejones de la ciudad han sido sacrificados pues “nadie se ocupa de mantener los prados ni de generar bellos paseos urbanos en las amplias avenidas y dejan que prosperen la tierra y piedras y como solución a esto permiten la presencia de automóviles”.


Recuerda Palavecino que en los bandejones de las principales calles de la ciudad, que fueron creados tras el terremoto de 1939, hay prohibición de estacionar, pero nadie se ocupa de que ello no ocurra y en los lugares donde debieran haber prados, esculturas y equipamiento, existen cientos de automóviles estacionados todo el día.

Comentarios