Donald Trump declara la guerra al Partido Republicano

Por: Agencias Fotografía: AFPEE 10:30 PM 2016-10-11

Donald Trump declaró la guerra al Partido Republicano, acusándolo de torpedear su campaña, y Hillary Clinton reclutó a Al Gore para ganar el voto joven, en las últimas vueltas de una escandalosa y virulenta campaña por la Casa Blanca.


Trump tachó de “grosero” al senador John McCain (candidato presidencial en 2008) y de “desleal” a Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, dos de las últimas cabezas del liderazgo republicano en abandonar al magnate, temeroso de que el partido conservador pierda no solo las llaves de la Casa Blanca sino el control del Congreso.


Acusó a los “desleales” dentro del partido de ser “más difíciles” que Clinton, pero se alegró de que le “sacaran los grilletes” para seguir la campaña “de la manera que yo quiero”.


Desde el inicio tenso, la relación entre Trump y la dirigencia republicana se deteriora aceleradamente, a cuatro semanas de los comicios.


La gota que derramó el vaso fue la difusión de una conversación -grabada en 2005 sin su consentimiento- en la que Trump se jactaba de su condición de celebridad para abusar sexualmente de mujeres.


El Presidente Barack Obama había denunciado como “degradantes” los comentarios de Trump, pero la Casa Blanca le imprimió mayor seriedad al asunto, señalando que las acciones mencionadas por el republicano pueden ser equiparadas a una “agresión sexual”.


El candidato intentó recomponerse durante un nuevo y hostil debate televisado con Clinton, el domingo.


Pero la campaña por los comicios del 8 de noviembre se torna cada vez más difícil, como reconoció el propio Trump hoy, acusando a su propio partido: “es difícil hacerlo bien cuando Paul Ryan y otros ofrecen cero apoyo”.


Clinton marcha en una pendiente ascendente: tiene 6,5 puntos de ventaja según el promedio de sondeos de Real Clear Politics, y lidera en casi todos los estados clave de los comicios.

Comentarios