Dos muertos en un ataque en Jerusalén antes de las fiestas judías

Por: Agence France-Presse 12:40 PM 2016-10-09

Un palestino mató este domingo a un policía israelí y a una mujer en Jerusalén Este, en un ataque que hace temer a las autoridades una escalada de violencia, poco antes de la fiesta del Yom Kippur.

Este ataque, cuyo autor fue abatido por la policía, fue uno de los más mortíferos desde el inicio, hace un año, de una ola de violencia que ha causado más de 270 muertos en los Territorios palestinos, Israel y Jerusalén.

El asalto se produce dos días antes de la celebración, bajo fuertes medidas de seguridad, del Yom Kippurt, el día del Gran Perdón judío, y de la fiesta del Sucot, la semana que viene. El año pasado, este periodo estuvo marcado por varios atentados, sobre todo en Jerusalén.

Según la policía israelí, un "terrorista" que circulaba en un coche abrió fuego contra una estación de tranvía, situada frente a un cuartel general de la policía de Jerusalén Este, hiriendo de gravedad a una mujer.

Después siguió avanzando a gran velocidad y disparó contra otra mujer, que iba en un auto, dejándola también gravemente herida.

La policía no precisó cuál de estas dos mujeres falleció después.

El atacante se dirigió luego al barrio palestino de Sheij Jarrah, donde aparcó el vehículo. Al avistar a los policías en moto que iban hacia él, disparó contra ellos. Uno de ellos sucumbió a sus graves heridas, en tanto el otro fue herido levemente.

En el tiroteo, el autor del ataque, un palestino de 39 años originario de Silwan, en Jerusalén este, fue abatido, añadió la policía.

Las dos personas fallecidas son Yossef Kirma, un policía de 29 años, y Levana Melihi, una jubilada de 60 años. Cinco personas resultaron heridas.

El jefe del gobierno, Benjamin Netanyahu, felicitó a "los policías que actuaron rápidamente y de manera firme contra el terrorista, que fue eliminado".

Condenado a la cárcel

Los medios y las redes sociales palestinos revelaron que el agresor se llamaba Misbá Abu Sbeih, de 39 años, de Jerusalén este. El mismo tenía que empezar el domingo a purgar una pena de cuatro meses de cárcel por haber agredido a un policía israelí en 2013.

Según estas mismas fuentes, este palestino fue detenido en múltiples ocasiones por sus actividades en la explanada de las Mezquitas, tercer lugar sagrado del islam, donde las autoridades israelíes le habían prohibido el acceso desde hacía varios meses.

En su último mensaje en Facebook, publicado el viernes, el agresor expresaba su admiración por la mezquita Al Aqsa, situada en la explanada.

Este sitio también es el primer lugar sagrado para el judaísmo, que lo llama Monte del Templo, destrozado por los romanos en el año 70. La explanada está situada en Jerusalén este, la parte palestina de la ciudad ocupada y anexionada por Israel desde 1967.

Los islamistas de Hamas, en el poder en la Franja de Gaza, se felicitaron por este ataque, "una reacción natural como respuesta a los crímenes del ocupante (israelí) contra nuestro pueblo", según el portavoz Fawzi Barhum. 

En un comunicado, Hamas afirmó que el atacante era miembro del movimiento islamista, pero no reivindicó el atentado.

La Yihad islámica, otro grupo radical, también estimó que se trató de un ataque "heroico" contra "la escalada de crímenes del ocupante".

La ola de violencia que estalló hace un año en los Territorios palestinos, Israel y Jerusalén ha costado costó la vida a 232 palestinos, 36 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés, según un recuento de la AFP. La mayoría de los palestinos muertos eran autores o supuestos autores de ataques.

Comentarios