El efecto no deseado de la restricción a la propaganda

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 10:20 PM 2016-10-08

Las elecciones municipales del próximo 23 de octubre serán las terceras desde que se implementó la inscripción automática y el voto voluntario.

El sistema debutó precisamente en las municipales de 2012, con bastantes críticas debido a la alta abstención, que a nivel nacional, llegó al 60%.

A solo dos semanas de los segundos  comicios locales que medirán nuevamente el nivel de participación a nivel comunal, el panorama no es más auspicioso que hace cuatro años.

El descrédito generalizado de la política, causado por los diversos casos de corrupción registrados tanto a nivel municipal como nacional; sumado a la escasa presentación de ideas y a una serie de cambios en el sistema de propaganda y financiamiento electoral, hacen prever que la concurrencia a las urnas podría ser incluso menor al 40%.

Sin duda las complicaciones derivadas del aumento del padrón electoral, también han incidido en una serie de descoordinaciones entre el Servel y servicios como el Registro Civil, lo que ha generado cambios de domicilio electoral “forzados”, que en el caso de algunos electores, les impedirá votar en sus comunas de origen. Esto, sumado a la designación de locales de votación alejados de los domicilios y la ausencia de movilización gratuita costeada por el Estado, hacen pensar que más que alicientes por sufragar, se están colocando trabas, lo que aleja aún más al ciudadano joven de las urnas.

Elector “pragmático”
Si bien  el analista Rodrigo Landa discrepa respecto de la ausencia “total” de ambiente electoral, por ser parte de la agenda-setting diaria de los medios y de las conversaciones en la calle; al aceptar esta premisa cree que deberían medirse los factores que influyen en ello.

“Probablemente, el espiral de desencanto hacia la actividad política que ha crecido sostenidamente durante los últimos años, es una variable de mayor peso que la regulación de propaganda. ¿La mayor propaganda puede mejorar la percepción que existe de los políticos? Claramente que no, pero sí puede, paradojalmente, incidir en una mayor adhesión electoral”, sostuvo.

A juicio de Landa, durante las  dos semanas de campaña que quedan, aún restan cosas por hacer, dependiendo si se es candidato a alcalde o a concejal.

“Muy probablemente, cerca del 90% de las personas que sí votará ya decidió su voto para alcalde; no así en el caso de los concejales, tema que se zanjará hasta el último día. En el primer caso (candidatos a alcalde), se debe fortalecer la propaganda en medios masivos, con un remate que considere una intensificación de la radio, más propaganda en vía pública y alguna actividad masiva de cierre, además del trabajo en terreno que se debe hacer diariamente”, manifestó.

En el caso de los candidatos a concejal, agregó, “yo siempre recomiendo consolidar nichos y hacer un trabajo focalizado para fidelizar votación. Al existir muchos candidatos, la dispersión es muy alta, lo que confunde al electorado. Puede  ser más eficiente consolidar en aquellos barrios donde existe un potencial real de votantes que se relaciona con el candidato, y no perder tiempo en buscar otros sectores en esta recta final. Es indudable que el candidato a concejal que marca una diferencia con la radio y la propaganda en vía pública, también proyecta una sensación de triunfo, por lo tanto, si tiene los medios para hacerlo, hay que considerarlo”, manifestó.

Respecto del “poco compromiso por presentar ideas” como factor de abstención, Landa cree que se trata de un argumento que esgrimen los medios de comunicación en el ámbito de su contribución social, más que un requerimiento de los electores.

“El ciudadano, ¿Es un demandante de ideas? El cambio social en Chile durante los últimos años, ha sido brutal en cuanto a la formación de una sociedad sin ideas, en que se perdió el sentido comunitario y las instancias para conversar y debatir. Más bien, estamos en presencia de una sociedad individualista y pragmática, en la que más que la idea del candidato, a las personas les interesa la inmediatez, la obra concreta, la cercanía o conocimiento que tenga del postulante. Por lo tanto, la falta de ideas, no es un factor que determine la abstención”, aseveró.

Enfocarse en el puerta a puerta
Para la politóloga y académica de la U. de Concepción, Jeanne Simon, la nueva ley electoral busca, como principal objetivo, controlar el impacto del dinero en la propaganda. 

“Quizás ha sido muy extremo, pero me parece que permite enfocar más el trabajo en campañas puerta a puerta. Lo ideal es organizar debates de candidatos (generalmente a alcaldes), algo que es un poco más difícil en el caso de los concejales. Así se pueden debatir ideas y visiones futuras de la comuna”, aseveró.
Según Simon, el riesgo de una alta abstención es que se elige a una autoridad sin el respaldo necesario para ejercer bien el cargo. 

“Para mí, es importante votar informada y no solamente por eslogans. Hay que considerar la visión del futuro para la comuna, como también la capacidad de cumplir las promesas hechas. En el caso de los concejales, yo votaría por un/una candidato/que haya demostrado un compromiso con el territorio; que haya cumplido sus promesas (si va a la reelección) , y que sea comprometido con una gestión transparente y comunicativa con los habitantes de la comuna”, manifestó.

“La culpa no es de la ley”
El académico de la U. del Bío-Bío, Álvaro Acuña, cree  que culpar a la nueva Ley Electoral de una posible alta abstención no es correcto. 

“Diversos estudios anteriores a la ley, pronosticaban una baja participación en las elecciones por diversos motivos conocidos por todos, como lo es principalemente la corrupción y la desconfianza generada a raíz de ello. Cuestión que es coherente con los resultados del último estudio que realizó la UBB en la comuna de Chillán” sostuvo. 

La nueva Ley Electoral, añadió, “se generó principalmente para evitar seguir teniendo flancos abiertos que propiciaran la corrupción, por lo que el espíritu de la regulación  es volver a encantar a la ciudadanía. Ahora bien, como todo cambio, es un proceso lento, que demorará en generar los resultados esperados. Los partidos políticos deberán dar señales al respecto, porque la ley por sí sola, junto con otras medidas, no servirán de nada sin un gesto de los políticos”.

Según Acuña, los políticos, en esta campaña, “deben enfrentar a la ciudadanía de frente, sin miedo. Eso sería un gesto que apoyaría la generación de confianzas, por lo que el trabajo en terreno, casa a casa, es fundamental”.

Enfocarse en los “millennials”
Una percepción distinta tiene el académico de la U. Andrés Bello, Felipe Vergara.

Para el analista, uno de los principales desafíos que tienen los candidatos en este último período de campaña, es poder captar el voto de los definidos como “millennials” o “generación Y”. Personas nacidas entre 1980 y 1998, y que representan el 25% de la población mundial. 

“Idealistas, impacientes, con mucha confianza en sí mismos, quieren todo a la vez y casi no recuerdan cómo era el mundo sin Internet. Bajo este nuevo contexto, y teniendo en cuenta que en la última elección solo votó cerca de un 22% de los jóvenes, se hace fundamental para los candidatos llegar a estos electores usando una estrategia de comunicación digital personalizada. Además de encontrar los incentivos necesarios para que la información resulte de interés, y así penetre en una sociedad hipercomunicada”, sostuvo.

Y añadió: “En la elección municipal pasada, votó poco más del 40% del electorado, que además es un votante ya identificado por los alcaldes y es a ellos a quienes les hablan; no es de sorprender la cantidad de visitas a hogares de adultos mayores, comidas, bingos, paseos que hacen con ellos en campaña. Ése es su voto duro, ése es parte importante del 40% que concurrirá el 23 de octubre a votar. Sin embargo, si el otro 57% -en su mayoría ciudadanos entre 18 y 36 años (millennials)- decide sumarse en estos comicios, el rumbo de la elección será un enigma que puede cambiar el rumbo de la política tradicional chilena y de la manera de cómo ésta se hace”, advirtió.

Comentarios