Las razones de senadores para no aprobar la elección de intendentes

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 09:40 PM 2016-10-06

Condicionado su debut en 2017 a cuán rápido avance el proyecto de traspaso de competencias que se encuentra en tercer trámite en el Senado, se aprobó el miércoles en la Cámara Alta la reforma constitucional para elegir democráticamernte a los futuros gobernadores regionales (hoy intendentes).


Con más votos de los esperados  (25 a favor, nueve abstenciones y dos en contra), la iniciativa pasó así a la Cámara de Diputados, donde seguramente se repetirán las aprensiones de los senadores, quienes debatieron durante más de nueve horas los alcances del proyecto, que a última hora fue “salvado” por el Ejecutivo, que debió reponer una indicación que estipula que la nueva autoridad regional entrará en vigencia solo una vez que se le otorguen competencias.

Esto, a juicio de algunos parlamentarios, hará que el proyecto de Fortalecimiento de la Regionalización se dilate, ya que no son pocos quienes plantean que las elecciones deben efectuarse en 2020, junto con las próximas municipales.


De los cuatro senadores por Bío Bío, Felipe Harboe (PPD) fue quien mostró mayores reparos hacia la iniciativa.


“Lo que hubo ayer (el miércoles) fue la creación de una pega política electoral para solucionar problemas políticos de algunos sectores. La verdad es que nada se discutió sobre las competencias. Lo que estoy exigiendo, y se lo dije a mi Gobierno con mucha lealtad, es que antes de aprobar una elección de una autoridad regional, para no engañar a la gente, hay que decirle mire, vamos a elegir una autoridad regional, pero va a tener un conjunto de facultades para que pueda resolver los problemas del territorio. Yo no creo, como alguien dijo por ahí, que los ciudadanos estén clamando por un intendente electo. No, los ciudadanos están clamando porque el intendente tenga de una vez por todas la capacidad para resolver los problemas en su territorio, y no tener que hacerlo mendigando poder y recursos a Santiago. Eso lamentablemente ayer no se discutió. Más allá de los aplausos fáciles, vamos a tener un gobernador regional electo con poco poder y un delegado presidencial designado con mucho poder. Eso es fuente de conflicto, y como dice el ex primer ministro británico, Tony Blair, los países que alcanzan el desarrollo no son los que más crecen, sino los que tienen buena gobernanza y calidad de políticas públicas. Y ésta no es una buena política pública”, manifestó.


Luz de esperanza
Para la senadora de la UDI Jacqueline van Rysselberghe (quien junto al también UDI Víctor Pérez se abstuvieron), “éste es un día triste, porque la gran expectativa de las regiones no se va a cumplir. Por el contrario, esto va a entorpecer el desarrollo de las regiones. Los alcaldes tendrán que seguir yendo a pedir que les pavimenten calles a la Subdere, no donde este señor que tendrá votos, pero no poder de decisión”.


Según Víctor Pérez, “era muy difícil votar por una máxima autoridad regional que no era intendente, ni tampoco la máxima autoridad, pues el delegado presidencial se quedará con el 80% de las atribuciones y servicios, y el gobernador elegido solo con el 10% del FNDR. No estamos para apoyar medidas de papel que van a generar gran frustración. Incluso, quienes votaron a favor dijeron que lo único que iba a poder hacer este intendente era movilizar a la gente en contra de La Moneda y el gobierno central. Y la gente no quiere autoridades que encabecen movilizaciones, sino que resuelvan problemas. Que se haya aprobado una indicación que no querían y se haga exigible que no puede haber elección de gobernadores regionales mientras no esté promulgada la ley de traspaso de competencias abre una esperanza de que verdaderamente tengamos una autoridad con atribuciones, y eso, no lo quería el ministro Eyzaguirre”.


Luchar por atribuciones
A quien se refería Pérez era al senador Alejandro Navarro, quien  es un convencido de que ningún Gobierno delegará atribuciones. Estas, dijo, deberán conquistarse.


“No logro comprender la lógica de los senadores de la región, porque todos queremos que haya elección de intendentes. Han pasado 183 años en que ningún Gobierno ha delegado facultades a las regiones, es iluso, ingenuo, pensar que este Gobierno o el próximo van a hacerlo. El poder no se delega, se conquista, por lo tanto, mi tesis es que hay que elegir a los intendentes, y estos deberán encabezar la lucha por descentralizar, por mayores poderes para las regiones, que por cierto, deben ser diferenciados. Los 16 intendentes (incluido el de Ñuble) deberán reunirse, y si es necesario, marchar hacia Santiago con la ciudadanía, y espero, con parlamentos regionales”, dijo.

Comentarios