Senado aprueba reforma que permite elección democrática de Intendentes

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 08:20 AM 2016-10-06

Garantizada quedó la elección directa, por votación popular, de intendentes regionales, luego que tras una maratónica sesión, que hasta anoche cerca de la una de la madrugada se extendía en el Senado, la Sala de la cámara alta, votara a favor del proyecto de ley del Gobierno por 25 votos a favor, dos votos en contra (el PS Carlos Montes y el PPD Felipe Harboe) y nueve abstenciones.

La aprobación fue posible luego que el Gobierno, presente con tres ministros en la sala, lograra sumar el apoyo de parlamentarios oficialistas contrarios al proyecto de ley, debido a que no se garantizaban las competencias de las nuevas autoridades.

Los encargados de ir en busca de los votos a Valparaíso, ya que hasta ayer en la mañana contaban con 20 de los 22 necesarios, fueron el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, el ministro de Interior, Mario Fernández y Nicolás Eyzaguirre de la Segpres. 

Durante más de ocho horas se extendió la discusión en el hemiciclo, donde se vivieron momentos de tensión, como el enfrentamiento entre el presidente de la Cámara Alta, Ricardo Lagos Weber (PPD), y el senador Jorge Pizarro (DC), cuando este último emplazó a los parlamentarios de la Nueva Mayoría que no estaban a favor del proyecto del Gobierno y acusó a Lagos de traicionar el programa de la coalición gobernante. 

¿Debut en 2017?
Al cierre de esta edición (1.30 de la mañana) no había claridad aún si la normativa podría debutar en las elecciones del 2017, en vista de las dudas en torno a si el proyecto que garantiza la transferencia de competencia se aprobaría en los próximos meses o en definitiva se extendería su debate hasta que el Gobierno explicitara las facultades que tendrían las autoridades.

Mientras el senador independiente Carlos Bianchi puso en duda que la elección se pudiera realizar el 2017, el senador Andrés Zaldívar afirmó que la transferencia de competencia se debe realizar una vez que se elijan a las nuevas autoridades.

Por parte del Gobierno, y pese a que el ministro secretario de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre se comprometió a que el Ejecutivo garantizaría el plazo para sacar adelante las atribuciones antes de las elecciones, de tal manera que el 2017 se elija a la nueva autoridad regional con las facultades propuestas, anoche trascendió que para lograr el apoyo oficialista el Ejecutivo le habría garantizado al sector más duro, liderado por el PPD, que el tema estaba abierto a discusión y que bien podría postergarse hasta 2020 como han solicitado parlamentarios de esa colectividad.

La DC lidera el otro sector, que espera que el Ejecutivo mantenga el plan de implementar los comicios en 2017. 

En todo caso, la fecha de la entrada en vigencia no era parte de la reforma que se votó, sino que debe ser abordada en una Ley Orgánica Constitucional que aún no ha ingresado al Congreso

El debate
Más de veinte intervenciones, cada una de diez minutos, extendieron el debate sobre la elección directa de intendentes durante más de 8 horas en la sala del Senado.

Con la presencia de los ministros Mario Fernández, Marcelo Díaz y Nicolás Eyzaguirre, quienes hasta última hora intentaron convencer a los senadores de la Nueva Mayoría que votaron en contra de la iniciativa; la discusión se centró en dos conceptos: transferencia de competencias y coexistencia de las figuras del gobernador regional (intendente) y delegado presidencial.

Los legisladores a favor del proyecto , al igual que los secretarios de Estado, enfatizaron que era necesario dar este primer paso; que se trataba solo de la reforma constitucional para elegir al intendente, y que el resto de los detalles se verán en su momento, durante la discusión de los otros tres proyectos que complementan esta normativa: traspaso de competencias, financiamiento y ley orgánica constitucional que fijará la fecha y las condiciones de la elección.

“Son comprensibles las aprensiones respecto de la secuencia correcta entre descentralización política y la administrativa. Pero no contribuye caricaturizar las posiciones de los otros. Sin descentralización política, los procesos tienden a estancarse, y no se pueden traspasar todas las competencias en el día uno. A la Presidenta Bachelet no le habría costado nada echar a andar una lluvia de traspasos de competencias. Los servicios que no han sido desconcentrados deben seguir en manos del Presidente, no se descentraliza partiendo por la ejecución. Estamos dispuestos a calendarizar el itinerario de traspaso de competencias”, sostuvo el ministro de Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien recordó que “éste es un proyecto de descentralización, no de construcción de un Estado federal. En los Estados unitarios siempre coexisten el delegado presidencial y el gobernador regional, y no se habla de un monstruo de dos cabezas. Una reforma constitucional debe preceder a una ley orgánica, solo estamos modificando la Constitución para poder elegir a los intendentes”, argumentó el secretario de Estado. 

El senador Alejandro Guillier fue uno de los más fervientes defensores de la iniciativa.

“Llevamos 17 años con excusas, llegó la hora de sincerar las posturas, delegar poder y no todos quieren. Muchos están sacando los cálculos, y no hay dos alternativas. Hay reclamos desde nuestras regiones que nos exigen avanzar, buscando mayor equilibrio. Siempre habrá razones. Tengan mayor confianza en las regiones, hay que crear la cultura, un proceso gradual, las capacidades se van desarrollando”, sostuvo el parlamentario radical.

De los cuatro senadores por Ñuble uno votó en contra, Felipe Harboe; mientras que Jacqueline van Rysselberghe y Víctor Pérez se abstuvieron y Alejandro Navarro apoyó la iniciativa.

Comentarios