Docente de Chillán investiga uso del agua en kiwis bajo plástico

Por: Comunicado de Prensa Fotografía: UDEC 11:25 AM 2016-10-05

Considerando que el kiwi es un cultivo de gran importancia para nuestro país, ya que Chile es el tercer exportador mundial de kiwis, y que esta situación de liderazgo se ha visto seriamente amenazada por la severa sequía que afecta a gran parte de nuestro territorio y por la introducción del agresivo cáncer bacteriano del kiwi (PSA), es que el investigador del Departamento de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, Dr. Arturo Calderón, comenzará prontamente una investigación que busca dilucidar si las canopias plásticas, actualmente empleadas para controlar la PSA, pueden  mejorar la eficiencia del uso del agua y la producción de fruta de calidad en los huertos comerciales de kiwi. 

Esto tras adjudicarse cerca de 90 millones de pesos en un proyecto de investigación Fondecyt (Fondos de Iniciación), el cual permitirá evaluar si el uso de plástico puede disminuir las necesidades de riego en una especie frutal como el kiwi, que es ampliamente reconocido como un cultivo de alta demanda hídrica y de muy poca tolerancia a la sequía.

El proyecto, que se ejecutará en un plazo de 3 años, responde a la necesidad de información robusta, no sólo por parte de la industria del kiwi chileno, sino también de gran parte de la industria hortofrutícola nacional, quienes están optando por sistemas de cultivo protegido (plásticos y mallas) como una forma de enfrentar los potenciales efectos adversos de la alta variabilidad climática. 

El Dr. Calderón manifestó en un comunicado que  “el ataque del cáncer bacteriano al kiwi ha generado gran preocupación entre los productores, pues es una enfermedad sin cura, y que puede acabar con un huerto en pocas temporadas. En este contexto, el uso de canopias plásticas ha sido promocionado por varios consultores, tanto en Chile como en el extranjero, como una solución práctica que permite convivir con la bacteria causante de la PSA, y, de paso, reducir el consumo de agua alrededor de un 20%. Sin embargo, no existe evidencia científica consistente y de peso que avale estas observaciones. Por consiguiente, esta investigación contribuirá a esclarecer los alcances de una práctica que si bien se ve promisoria, tiene altos costos de instalación (17.000 USD/ha) para un cultivo donde los márgenes de ganancia son muy estrechos”.

Comentarios