Diablos ya analizan el duelo frente a San Marcos de Arica

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 09:40 PM 2016-10-04

Atrás queda el empate sin goles de Ñublense con La Serena en tierras chillanejas, y sobre el horizonte ya se vislumbra un San Marcos de Arica que se encumbra quinto en el Apertura de la Primera B, con 12 unidades, y que viene de tener su fecha libre, por lo que sumará 20 días sin fútbol a nivel competitivo, considerando además la doble fecha de Clasificatorias para Rusia 2018.

Si bien en la tienda diabla aún se analiza el cometido ante el cuadro “papayero”, ya el plantel se mentaliza en el próximo rival, al cual deberán hacer frente como forasteros en su reducto del Carlos Dittborn el próximo 16 de octubre, a partir de las 16.00 horas.

Entre los “diablos rojos” es sabido que el cuadro ariqueño se armó para buscar uno de los cupos para saltar a la Primera A, lectura realizada por el formado en Huachipato, el ñublensino Eduardo Vilches.

“Arica es complicado, está en la parte alta de la tabla. Tiene muy buenos jugadores, es uno de los equipos que se armó para pelear el campeonato, pero tenemos que ir a buscar los tres puntos porque ya no podemos regalar más puntaje”, precisó el ex Naval de Talcahuano.

Por su parte el delantero y uno de los goleadores de la categoría, con cuatro unidades, Lucas Triviño, coincide con Vilches respecto a lo duro que será el cotejo con los del norte, pero también comparte el que en los dos últimos duelos (San Felipe y La Serena), se dejaron escapar puntos con los que contaban.

“Tenemos un receso, pero no hay que relajarnos ni mucho menos, tenemos que seguir trabajando en todas las líneas, mucho más de lo que venimos haciendo. Ahora a descansar un poco por lo que se vivió, pero sí sabemos que Arica va ser un partido mucho más duro de lo que fue La Serena. Hay que seguir peleando para estar lo más alto posible, tratar de bajarlos un poco, porque dos empates de seis puntos la verdad es que no lo teníamos presupuestado. Lo importante es que no se perdió”, argumentó el ariete chileno-argentino.

En tanto, el experimentado Sebastián Páez es enfático en que la dificultad del rival es independiente de su posición en la tabla en la “B”.

“Todos los rivales de la ‘B’ son complicados. El que esté último, el que esté primero, los partidos son muy parejos, se definen por detalles. Vamos a analizar lo que es Arica con tiempo, lo vamos a trabajar y también buscar ir a ganar allá de la forma que trabajamos todos los partidos”, dijo.

Invictos como locales
El lateral izquierdo rojo Matías Améstica agregó que la condición de local hará aún más difícil ganar al rival de turno, precisando que “es un equipo muy duro, más encima tenemos que ir a jugar en su casa, donde obviamente todos los equipos se hacen muy duros y será muy difícil ganar allá”.

Respecto a lo anterior, los comandados por Emiliano Astorga suman tres partidos como locales, duelos en los cuales han resultado vencedores, derrotando a  Copiapó, Coquimbo Unido y a U. San Felipe, a todos por la cuenta mínima.

Comentarios