Vecinos de Barcelona piden anular permiso para nuevo puente

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:40 PM 2016-10-04

Amparados en eventuales irregularidades en la entrega de permisos, vecinos de la villa Barcelona ingresaron este martes a la Municipalidad de Chillán una solicitud para que sea revocado el permiso de construcción de un puente que permitirá la construcción de una villa hacia el suroriente.

Los vecinos vienen planteando desde hace varios años los problemas que se originarían al permitir que la constructora Galilea inicie las obras de su loteo a partir de un portal y un puente que conectarían Barcelona con el futuro emplazamiento.

El escrito viene firmado por la presidenta de la junta de vecinos, Ilse Carrasco, quien solicita “la anulación de los permisos de edificación y loteo con construcción simultánea Nº 24 de fecha 11.02.2015 de las propiedades de Constructora Galilea roles 2211-422 y 2211-421”.

Agrega que la unión de Barcelona “y el futuro loteo a construir por constructora Galilea se realiza a través de un terreno municipal con destino de equipamiento, lo que necesariamente requiere para su aprobación el cumplimiento del trámite administrativo establecido en la ley Nº 18.695 Ley Orgánica de Municipalidades”.

Los vecinos sostienen que antes de haber autorizado obras en una zona de equipamiento la municipalidad debería haber analizado el tema en conjunto con los concejales, quienes deberían haber aprobado aquello, lo que nunca ocurrió.

“En esta oportunidad se ha vulnerado la consulta al Concejo Municipal para la aprobación de los permisos indicados por parte de la Dirección de Obras, lo que a nuestro juicio constituye una falta gravísima a la normativa establecida, al mismo tiempo de nuestros derechos como vecinos del sector, lo que constituye una impronta de la gestión alcaldicia actual”, precisaron.

Los vecinos agregaron que la municipalidad aprobó el proyecto de Galilea para adosar un loteo de 227 casas, para lo cual se requiere un puente sobre el estero Las Toscas conectado al futuro complejo por la calle Río Duero y hasta la Avenida Barcelona.

En estos momentos existen en la Barcelona unas 1.500 casas, lo que se traduce en una cantidad similar de vehículos. A ellos se sumarían los automóviles del futuro conjunto residencial que tendría acceso solo por la villa Barcelona. Se supone que el proyecto de Galilea considera 227 casas, pero ello sería solo la primera de varias etapas hasta terminar con más de mil viviendas.

Los vecinos esperan que de aprobarse el proyecto, se obligue a la empresa a generar un acceso independiente.

Comentarios