Testimonio: madre denuncia discriminación de colectiveros en Chillán

Por: Comunicado de Prensa 01:50 PM 2016-03-11

Con la frase “tengo mucha pena en mi corazón”, Alejandra Wall comienza una carta dirigida a La Discusión donde denuncia discriminación por parte de algunos de choferes de la locomoción colectiva hacia su hija, quien debido a capacidades distintas requiere de una silla de ruedas para movilizarse.

La madre comenta que en reiteradas oportunidades han tenido que esperar durante horas para que algún conductor les permita abordar el vehículo para llegar hasta el centro de Chillán, donde constantemente deben realizar trámites de salud y controles médicos.

La gota que rebalsó el vaso fue lo ocurrido este jueves,  cuando tuvo que caminar desde la población Vicente Pérez Rosales hasta el centro de la ciudad en compañía de su hija, con temperaturas que sobrepasaron los 30º, puesto que nadie las quiso trasladar.

A continuación el testimonio de la madre

“Tengo mucha pena en mi corazón. Como siempre que salgo con mi hija Ángela Venegas, de 17 años, quien padece una discapacidad y debo trasladarla en silla de ruedas cuando tengo que hacer trámites de salud con ella. El jueves recién pasado estuve casi dos horas esperando colectivo desde la Vicente Pérez al centro y ninguno quería parar  y los que se detenían tenían la excusa de que no les cabía la silla de ruedas.

Esta situación se repite cada vez que tengo que acompañarla a sus controles médicos. Ustedes no se imaginan la tristeza que siento al darme cuenta que somos discriminadas. Mi hija me  decía ‘mamita no estés triste, mejor caminemos’  y debimos hacerlo  con una temperatura de más de 30 grados.

Espero que esta situación  mejore  y que  los señores conductores, aunque no todos,  ya que nadie está libre de sufrir una discapacidad,  tomen conciencia y sean más humanitarios con aquellas personas que no pueden movilizarse por sus propios medios”.

Comentarios