Comienza fase final para la sincronización de los semáforos

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 11:10 AM 2016-10-02

A mediados del 2017 podrían entrar en operaciones las cámaras que permitirán realizar un monitoreo en tiempo real de los semáforos de la ciudad y cuyo objetivo será mejorar la sincronía de estos equipos y con ello lograr mayor fluidez en el tránsito vehicular.

Serán alrededor de $450 millones los que serán invertidos por la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomuncaciones para incorporar los elementos tecnológicos que estarán ligados a monitores que recibirán las imágenes en dependencias de la UOCT en Chillán.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, César Arriagada, confirmó a LA DISCUSIÓN la inversión que desarrollará la entidad y que responde a un proyecto de esa cartera que incluso tiene aprobación sectorial para ser financiado.

Con esta iniciativa se resuelve un tema que ha estado en el debate local desde el año 2014, cuando la municipalidad contrató las diversas fases del plan de mejoramiento integral de semáforos de la ciudad las que fueron financiadas por el Gobierno Regional.

La sincronización de los semáforos es un tema pendiente dentro del esfuerzo desplegado por la municipalidad para mejorar la conectividad en la red centro y ha sido incluso materia de encendidos debates de Concejo que se han extendido hasta ahora.

Las millonarias inversiones desarrolladas no estuvieron exentas de polémicas, pues las dos primeras etapas tuvieron una demora de alrededor de un año, lo que motivó severas sanciones a la empresa encargada de las faenas.

Los problemas en el control de los semáforos debieran llegar a su fin con las inversiones que espera concretar en el corto plazo la Seremi de Transportes.

El proyecto, señaló Arriagada, ya cuenta con la recomendación técnica, RS, por parte del Ministerio de Desarrollo Social, lo que es clave para que ahora busquen el financiamiento que se requiere para mejorar la red de semáforos de la ciudad y avanzar en su sincronía.

La propuesta de la Seremi, “considera habilitar 14 cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV) en Chillán, además de proveer de un sistema de visualización en nuestra oficina en Chillán”, planteó Arriagada.

Para concretar la adquisición de los equipos se considera una inversión aproximada de $446 millones. Una vez que sea contratada la compra de equipos el plazo de ejecución sería de 12 meses. 

Las cámaras de televigilancia además se complementarían con las de seguridad que han sido instaladas en la ciudad en los últimos años como parte del plan de seguridad.

Polémico proyecto
Con este plan se espera que finalmente se solucionen en parte los problemas de semáforos que no han operado como se esperaba cuando la municipalidad realizó las inversiones.

Las dos primeras etapas de instalación de semáforos sincronizados fueron encargados por la municipalidad a la empresa española Indra. La entidad edilicia debía haber recibido los semáforos entre mayo y julio de 2013, pero el proceso de instalación concluyó recién a comienzos de 2014. La tardanza derivó en que las multas ascendieron a mil millones de pesos, unos $200 millones menos que el costo total de los dos contratos entregados a la empresa española. 

Incluso hasta el día de hoy concejales piden que Tránsito y la Dirección de Obras entreguen antecedentes concretos sobre el costo real del contrato y la multas que fueron aplicadas a la firma hispana, que además habría apelado a las sanciones pecuniarias del municipio local.

Tras las dos polémicas primeras etapas, la empresa TEK Chile se adjudicó y terminó la tercera fase de instalación de los controladores de tránsito, que consideró 17 equipos céntricos, sin mayores problemas y en los tiempos indicados.

TEK, especialista en el rubro, instaló nuevos semáforos Led en las calles Gamero y Bulnes y otras arterias, por un total de $692 millones, que fueron entregados por el Gobierno Regional. Con ello se terminó de instalar toda la red correspondiente al centro de la ciudad.

Posteriormente, la Municipalidad instaló semáforos en nuevas etapas que favorecieron a calles congestionadas y puntos estratégicos y de alto tránsito vehicular y sin cobertura de aquellos equipos.

La esperada sincronización de los semáforos se viene analizando desde 2014, pero era indispensable que se realizara a partir de elementos tecnológicos como las cámaras de vigilancia.

Los plazos de la Seremi dan cuenta que el control a distancia de los semáforos será una realidad durante 2017, luego de que sea contratado el servicio. De esta manera, los pasos decisivos para la sincronización de los semáforos se darán cuatro años después de que el plan fuera concebido por la municipalidad y financiado por el Gobierno Regional.
 

Comentarios