Chillaneja no pudo ser operada de su cáncer por el paro de la Fenats

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 09:10 PM 2016-09-30

Sin lugar a ambigüedades ni a aclaraciones semánticas, la orden de intervención quirúrgica de la paciente oncológica chillaneja, Andrea Guzmán, declara que tal operación tiene el carácter de “urgente”.

Pese a esto, llevaba 10 meses esperando la fecha para entrar al quirófano en el Hospital Regional de Concepción, fecha que se cumplía el último jueves 29 de septiembre.

Siguiendo las indicaciones médicas, esa mañana partió desde su domicilio en la Población Río Viejo en ayunas, dejando a su hija de 14 años al cuidado de otra familia. Esperó hasta las 16.15 horas para ingresar a pabellón.

Pero cuando faltaban 15 minutos para las cuatro de la tarde, “mandaron a una persona a avisarme que no me iban a poder operar por el paro de la Fenats”, cuenta la afectada a LA DISCUSIÓN.

La chillaneja, quien declara que no es primera vez que tiene que salir a golpear puertas con vehemencia para conseguir ser atendida en ese hospital, se muestra preocupada porque “nadie nos dio más explicaciones, yo debía ser operada de urgencia debido a que tengo un cáncer de mamas grado tres, muy agresivo, y lo que me preocupaba es que me dijeron que recién en dos semanas más me iban a poder a reagendar una hora, pero para quizás cuándo”.

Desde Concepción fue cerca de las 16.00 horas y debido a la presión que la misma afectada ejerció al acudir a los medios de comunicación que comenzaron a hacer preguntas a la dirección del hospital penquista, que desde la unidad de Comunicaciones de la entidad afirmaron que “se acaba de decidir que en el caso de esta paciente se hará todo lo posible para que sea operada el próximo jueves”.

“Esto debe ser previsto”

Aunque zanjada la solución, desde el hospital habían dicho en primera instancia que este era un problema que se contextualizaba por el paro de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), por lo que el hospital no podía pronunciarse en una materia que debía ser resuelta a nivel de seremía o del Servicio de Salud, y en especial, por la propia federación.

Al respecto, uno de los directores regionales, José Aravena, dijo a LA DISCUSIÓN que “esto no es culpa del paro, porque hay casos y casos. Si estamos ante una paciente crítica que requiere una intervención urgente, la dirección del hospital debió tener presente el caso y haber dejado un turno de urgencia, esto debe ser previsto por el hospital”.

 

Comentarios