Inquietud por recurso de Boldt que impugna adjudicación de casino

Por: Roberto Fernández 10:05 PM 2016-09-29

Existe coincidencia en que los temas expuestos en la reclamación ya fueron zanjados por la justicia anteriormente

Abogado de Marina del Sol anticipó que la firma se hará parte del proceso y sostuvo que el recurso sería improcedente

Inquietud expresaron actores locales por el camino judicial que emprendió el consorcio Boldt-Peralada, que el 16 de septiembre interpuso un recurso de reclamación de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones de Santiago, en contra de la resolución que rechazó su solicitud de una licencia de operación de un casino en Chillán y de la resolución que se la asignó a Marina del Sol, ambas dictadas por la Superintendencia de Casinos de Juego.

Como se recordará, el Consejo Resolutivo de la Superintendencia de Casinos de Juego adjudicó el 22 de agosto pasado la licencia a Marina del Sol, debido a que el puntaje global que obtuvo en la evaluación fue superior al de Boldt-Peralada. Con esta decisión, se puso fin a un extenso proceso de otorgamiento que comenzó en enero de 2014 y que debió haber concluido en agosto de ese año, sin embargo, los tres recursos de protección que presentó Boldt contra el Gobierno Regional del Bío Bío, por pronunciamientos desfavorables respecto de su proyecto, dilataron la licitación.

Y si bien la Corte Suprema zanjó en distintas oportunidades las aristas judiciales del proceso, la reciente acción judicial de Boldt que impugna la resolución administrativa sembró dudas sobre la concreción del proyecto de US$60 millones, que Marina emplazará en la Panamericana Norte esquina Variante Nahueltoro, frente a la plaza de peaje del acceso norte a Chillán.

En la reclamación de Boldt se plantean tres supuestas infracciones: las relativas a la evaluación de las propuestas, donde el CORE fue un factor clave al rechazar la de Boldt; la expiración de la boleta de garantía presentada por Marina del Sol; y el hecho que Marina no enteró el capital de la sociedad en el plazo estipulado. Todos estos temas ya fueron resueltos por la justicia en distintas instancias.

“No tiene destino”
La duda que se está instalando entre algunos actores locales apunta a la posibilidad de que la justicia deje sin efecto las resoluciones de la Superintendencia de Casinos, sin embargo, también expresaron su confianza en que si bien el proceso fue excesivamente largo, se llevó adelante ajustado a la ley.

El presidente de la Cámara de Comercio, Alejandro Lama, sostuvo escuetamente que “lo mejor para la ciudad es que el casino se construya pronto, por lo que espero que este recurso no retrase su concreción. No me voy a referir a los aspectos legales del recurso, porque no me corresponde, pero entiendo que los temas sobre los cuales existía controversia ya fueron resueltos por la justicia en fallos anteriores”.

Por su parte, el consejero regional Javier Ávila, quien presidió la subcomisión al interior del Consejo Regional (CORE) para evaluar las propuestas de casino, sostuvo que “yo veo que este recurso es menos importante que los anteriores, y sin ser experto, observo que lo que se plantea ya fue resuelto por el máximo tribunal, entonces pienso que éste no es más que un último recurso que no tiene destino, y quizás no tiene como principal objetivo dejar sin efecto la decisión, sino que entorpecer el proceso”.

En ese sentido, Ávila desestimó que el recurso genere incertidumbre y argumentó que prueba de ello es que Marina del Sol ha seguido adelante con las etapas del proyecto, de hecho, ya se formalizó la compra del terreno donde se construirá el complejo.

“Improcedente”
Por su parte, el abogado de Marina del Sol, Mario Rojas, confirmó que la empresa sigue adelante con el proceso de solicitud de permisos y que ya formalizó la compra del terreno de nueve hectáreas al empresario Elio Casanova.

Consultado sobre el recurso de Boldt, el profesional adelantó que Marina se hará parte en la causa, y opinó que debiera ser declarado improcedente por la Corte. En ese sentido, comentó que en el recurso Boldt solicitó que se dictara una orden de no innovar, lo que fue rechazado por el Tribunal de Alzada capitalino el jueves 22 de septiembre.

Rojas argumentó que “fue el propio Boldt el que ha señalado anteriormente que esta vía -el artículo 27 bis de la Ley 19.995- era improcedente, es decir, está actuando contra sus propias convicciones”.

Dicho artículo expresa: “los postulantes que estimen que las resoluciones de la Superintendencia no se ajustan a la ley, a los reglamentos o disposiciones que le corresponda aplicar podrán reclamar de las mismas ante la Corte de Apelaciones de Santiago”.

Comentarios