INIA ofrece curso de energía solar en agricultura

Por: José Luis Montes Fotografía: INIA 09:40 PM 2016-09-29

Objetivo es que los mismos usuarios estén capacitados para manipular y reparar sus equipos

Como una forma de apoyar el creciente uso de energía solar en la agricultura, INIA, que ha tenido una acción pionera en la zona en el contexto de la producción agroecológica por tratarse de energías limpias,  está organizando, con la empresa Green Gear Energy, un curso teórico práctico, de duración de 20 horas, que se efectuará los días 7 y 8 de octubre en el campo experimental Santa Rosa, que se ubica en el kilómetro 20 camino a Cato.

Se trata de la segunda versión mejorada del curso  “Uso de la energía solar en la agricultura y fabricación de paneles solares fotovoltaicos”,  dirigido  a productores y público en general que busque capacitación práctica en esta área. El énfasis del curso es en el campo de regadío.

Nicolás Infante, jefe de proyectos de GGE, comentó respecto al curso:  “Lo que nosotros hacemos es tomar esa tecnología y llevarla a los productores y profesionales del agro que la requieren para establecer, preferentemente, sistemas de riego”. 

El especialista manifestó que han detectado en la zona que pese a existir un boom de energía solar, se observan proyectos abandonados por falta de conocimiento de los usuarios: “Nuestro interés es que los productores y operadores agrícolas entiendan y conozcan bien los usos que se le puede dar a la energía solar en el campo”. Dijo que pese a ser principal el riego, también hay un uso en “establecimiento de cercos eléctricos e iluminación, todo lo cual es relevante cuando no se tiene energía eléctrica”.

Infante, quien es ingeniero civil mecánico al igual que los tres socios de Green Gear Energy, enfatizó que el uso conveniente de la energía solar permite abaratar costos en los usuarios. “Vemos de manera permanente cómo van subiendo los valores de la electricidad debido a que los combustibles fósiles son cada vez más escasos. Llegamos al hecho que producir una lechuga tiene el doble de costo que antes, por lo que ya no hay utilidad”.

El profesional de GGE recalcó que cuando disminuye la cantidad de luz en el invierno, y por ende la generación de energía, no se requiere de riego. “En cambio en verano, cuando la demanda de luz para energía es muy alta, la oferta de sol está en su apogeo, cubriendo las necesidades para el riego y otros aspectos”. 

Dijo que hay un buen grado de desconocimiento en lo que respecta  la potencia que deben tener las bombas para regar. Infante aclaró que todas las bombas que funcionan hoy en día pueden ser adaptadas a sistemas solares: “Debe entenderse que el sistema que nosotros ofrecemos es compatible con la pequeña agricultura, ya que hemos abaratado los costos”.

Los interesados en participar en estas jornadas pueden comunicarse al correo electrónico [email protected]

Así como INIA está apoyando en este tema, también el Indap ha tenido un papel preponderante en la masificación del uso de energía solar. En todos los proyectos de riego que subsidia el instituto para la pequeña agricultura se priorizan todos los proyectos que utilizan el agua por fuerza de gravedad o bien equipos eléctricos de ERNC.

Comentarios