“Practicar la alteridad nos hace, sin duda, personas más felices”

Por: Carolina Marcos 09:30 PM 2016-09-29

El español Salvador Vizcaíno comenzó hace poco una cruzada para ayudar a los Teléfono de la Esperanza del mundo a rearmarse, puesto que como presidente de la Fundación Voades de España, sabe que uno de los principales métodos para conseguir la tan anhelada felicidad es dedicándose al otro. 

En este pie llegó esta semana a Chillán, en donde cumplirá a partir de este viernes con la charla “La clave de la felicidad”, dirigida a personas que quieran ahondar en la escucha activa, principal objetivo de los voluntarios del Teléfono de la Esperanza. Las inscripciones están abiertas a todo el público interesado y se pueden realizar este viernes antes de comenzar la actividad. 

Se trata de una jornada que comenzará esta tarde y finalizará este sábado en el Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, en donde además se vincularán tópicos relacionados al autoconocimiento, todos dirigidos por Salvador. Este viernes la actividad comienza a las 17.00 horas  y el sábado se desarrolla a partir de las 09.30 horas por todo el día. La inscripción requiere de un aporte de $30.000.

-¿Qué te pareció el Teléfono de la Esperanza en Chillán?
-Cada centro realiza sus actividades en función de los voluntarios que tiene. El curso de este fin de semana tiene el objeto de captar voluntarios por la siguiente razón. Todos podemos hacer mucho por los demás y en la medida que lo hagamos, somos más felices. La esencia de las personas es la alteridad y si no lo cumplimos por ser egoístas quedamos encerrados en nosotros mismos. Lo que pretendemos con este curso es despertar la conciencia de gente para ser voluntarios en una organización de ayuda. 

-El nombre de tu conferencia es “La clave de la felicidad”. ¿Puedes adelantar cuál es?
-Son varias. Ya te he dicho una. En la medida que nos abrimos a los demás, somos más felices. Para mí hay otra y dice relación con que estamos acostumbrados a pensar que reaccionamos a los estímulos externos que recibimos y que esto es un reflejo inmediato. Pero esto no es así. La realidad de lo que nos sucede es porque hay otra cosa que nos marca. Tú me dices algo, yo lo proceso, lo discrimino, lo interpreto y lo vivo de una forma determinada, a través de la vivencia que tenga en mí ese estímulo. Por eso la importancia de lo que nos ocurre no es la realidad, sino que son nuestros pensamientos los que determinan la situación  conforme lo viva y lo lea.

-¿Y cómo se logra la felicidad a nivel grupal? ¿A nivel país?
-Dando una lectura adecuada a todos aquellos estímulos que tenemos y que le ocurre a cualquier chileno. Si la realidad es como es, ¿qué ganamos con empeñarnos en cambiarla si a veces no se puede? Hay cosas que escapan a nuestro control, que no dependen de nosotros y empeñarnos en controlar aquello que no está en nuestras manos, es ir contra el aguijón. Pero aceptar la situación no significa rendirnos ni resignarnos. Mantenemos la esperanza y la decisión de que la situación cambie. La idea central es cultivar una mentalidad positiva.

Comentarios