Comenzó renovación genética de frambuesas en Ñuble

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 PM 2016-09-27

Recientemente se efectuó en Chillán un seminario relacionado a frambuesas orgánicas, en que la charla principal del profesional Felipe Rosas de RConsulting, trató del desafío que tiene el país para renovar sus huertos de frambuesas, con variedades nuevas o las ya probadas, pero de genética que permita mejores rendimientos. A los pocos días del seminario, en Zemita,  la Alianza Productiva Indap-Ecoberries, que apoya a una treintena de productores del sector, recibieron un camión con carro con 28 mil plantas de frambuesas Heritage para renovar huertos.

Se trata de una campaña que se inició como piloto en 2014 y que continuará el próximo año con el debut en la zona de tres variedades nuevas de genética chilena.

El empresario Jorge Ducros, de Ecoberries, comentó que se trata de plantas “meristemáticas” -es decir reproducidas  con tecnología de laboratorio in Vitro- libres de virus, plantas varietales puras, que se suman a otras innovaciones que se han hecho en riego y mecanización del cultivo dentro de la Alianza Productiva: “Nosotros necesitamos fruta de buena calidad y los productores buenos rindes”. Agregó que en reciente viaje a Polonia pudo ver a productores que obtienen 20 y 25 toneladas por hectárea, en tanto que en Chile la media apenas supera las ocho.

Andrés Castillo, director regional de Indap, felicitó al empresario y los productores por la iniciativa, que es cofinanciada en 60% por el Estado. Agregó que lo que se está buscando ahora con las alianzas productivas es un compromiso que dé certeza a futuro a los productores en temas de precios y recepción: “Sabemos que es un mercado complicado y que los valores son variables, pero siempre se pueden usar referentes objetivos. La idea es que haya un panorama claro y si el año trae buenos precios ganen todos o a la inversa”, dijo.

El programa de renovación genética de la Alianza Productiva Ecoberries se inició el año 2014 y se hizo un recorrido por tres predios de pequeños productores que están en el programa, donde se pudo apreciar a simple vista el vigor que traen las nuevas plantas puestas hace dos años. En el mundo de las frambuesas se usa mucho que el productor  reproduce sus propias plantas, lo que va produciendo una degeneración genética que se aprecia con bajas significativas en los rindes. Con las plantas certificadas, se espera lograr aumentar a lo menos a 12 toneladas el rinde, lo que es un salto productivo importante.

La adquisición de plantas de calidad genética comprobada no ha sido fácil, precisaron en Ecoberries, ya que no había viveros especializados en esta área, aunque el tema se ha ido solucionando y hay viveros interesados en producir, ya que de acuerdo a los antecedentes productivos la demanda en los próximos años debería ser fuerte. 

Más variedades
En la próxima temporada se espera la llegada de cantidades limitadas de las nuevas variedades chilenas Santa Clara, Santa Teresa y Santa  Catalina, que aún están siendo analizadas en su comportamiento en distintas zonas del país, en especial en lo que toca para congelado IQF, que es el principal destino de esta fruta de exportación. Las variedades han sido desarrolladas por el Consorcio Tecnológico de la Fruta, en el mismo desafío de  contar con mejores plantas en lo productivo y fruta de calidad e inocuidad, para mantener la imagen país.

Las nuevas variedades tienen royalties equivalentes a unos $60, lo que significa que tienen un valor total que no supera los $300 por planta.

Comentarios