5 años de cárcel arriesga obrero que trató de matar a su hermano

Por: Felipe Ahumada 10:45 PM 2016-03-10

Juan Alegría, quien tras recibir un hachazo en la cabeza quedó en riesgo vital, dijo que “espero que él pague por lo que hizo"

Dos y media hectáreas en herencia, la siembre de eucaliptus y un grupo de hermanos con derechos a esa propiedad fueron el contexto de una disputa que en abril de 2015 terminó con un hombre en riesgo vital tras recibir un hachazo en la cabeza por parte de uno de sus hermanos, en la comuna de Coelemu.


El caso que se comenzó a judicializar en ese mismo mes ya llegó a su etapa de juicio oral, en la que el Ministerio Público de Quirihue, representado por el fiscal Rodrigo Villarroel, solicitó una pena de 5 años y un día en contra de Guillermo Alegría Alegría, acusado por el delito de homicidio frustrado en contra de su hermano Juan Alegría, quien precisamente declaró en la mañana de ayer ante los jueces.


La víctima, dijo posteriormente a LA DISCUSIÓN, que “ese terreno era de mi padre y cuando él murió  nos dejó a los hermanos ese terreno. Al principio no hubo ningún problema y con Guillermo, que es el mayor, nos entendíamos bien. De hecho, al principio el sitio estaba sembrado con pino y cuando cortamos los árboles nos repartimos la plata y todos felices, pero después lo volvimos a sembrar con eucaliptus y ahí cambió Guillermo, tal vez se quiso quedar con toda la ganancia que podían dar los árboles, pero la cosa es que se empezó a creer el dueño del sitio y yo varias veces le enrostré que eso no era así”.


No fue sino hasta que se empezaron a encontrar en ese predio para las fiestas tradicionales como los 18 de Septiembre o Año Nuevo que empezaron  los roces entre ambos, lo que en más de una ocasión llegó a los insultos, sin embargo y como lo admitiera el propio afectado, “jamás pensé que la cosa iba a llegar a esos límites, al punto de querer matarme”.


Conforme a la costumbre familiar, los hermanos y sus familias se encontraron para el fin de Semana Santa de 2015 en la casa del sitio, ocasión en la que de inmediato Guillermo le habría manifestado su disguto por verlo ahí.


“Me miró y me preguntó  qué estaba haciendo ahí. Yo le respondí que la casa era de todos y no solo de él. Fue muy triste porque estaban las mujeres cocinando, y mi hermana le estaba preparando un plato especial para cuando llegara porque lo quiere mucho, lamentablemente él llegó con otro espíritu”, relató Juan.


Fue en el preciso momento en que el menor de los hermanos salió para tratar de reparar una silla bajo un parrón que -según la tesis fiscal- Guillermo se le acercó por la espalda, le dijo “así te quería ver, huevón” y le descargó un hachazo en la cabeza.


“Yo había llevado el martillo y el hacha para usarla de cuña. Dejé el hacha apoyada en el parrón y mi hermano la tomó, como me habló antes, me alcancé a dar vuelta, pero solo me acuerdo de haber visto el brillo del hacha en el aire y no pude reaccionar. Del resto no me acuerdo”.


Juan Alegría estuvo internado varias semanas en el hospital de Chillán con el diagnóstico de paciente en riesgo vital por traumatismo craneano. Sin embargo, logró recuperarse físicamente. Desde el punto de vista sicológico, admite que aún no se ha repuesto “y no he podido volver a trabajar”.


Se espera el veredicto este viernes
La tesis de la defensa del acusado, apunta a que previo a la agresión con el hacha, entre ambos hermanos hubo una fuerte discusión en la que la víctima habría intentado agredir con un martillo a Guillermo. Éste ocupó el hacha como legítima defensa.

Para el fiscal Villarroel, en cambio, “las pruebas son concluyentes y los testimonios han sido claros y precisos, esto fue un intento de homicidio por la disputa de unos terrenos y si la víctima hoy está viva es solo por un hecho providencial, porque la intención de matar resulta evidente”.

Se espera que el veredicto se dicte el día viernes

Comentarios